Saltar Navegación
inicio > noticias > 2007 > 05 > 24 > centroamerica-se-nec...

Centroamérica se necesita a si misma

24 may 2007
Edelberto Torres Rivas dijo que, ante los futuros cambios en la región, espera que el …
Edelberto Torres Rivas dijo que, ante los futuros cambios en la región, espera que el próximo libro no tenga que titularlo La centroamericanización de Costa Rica.

El reconocido sociólogo y estudioso de la realidad centroamericana, Dr. Edelberto Torres Rivas, quien estuvo de visita en la Universidad de Costa Rica, se mostró muy optimista de que en un futuro cercano los países de la región lograrán una mayor integración, pues considera que Centroamérica se necesita a sí misma.

Él presentó su libro La piel de Centroamérica, una visión epidérmica de 75 años de historia y respondió a varias consulta de académicos y estudiantes de las ciencias sociales, en el acto de celebración de los 30 años de la Escuela de Antropología y Sociología, que se llevó a cabo el 4 de mayo, en el abarrotado auditorio de la Facultad de Ciencias Sociales.

En el acto también se celebraron los 15 años de la sede académica de FLACSO Costa Rica y los 50 años de FLACSO América Latina.

La M.Sc. Mayra Achío, directora de la Escuela de Antropología y Sociología, explicó que quisieron unir ambas celebraciones, pues han mantenido una relación muy estrecha y han compartido buena parte de la historia.

Sobre la visita del Dr. Edelberto Torres Rivas, la directora dijo qué la mejor forma de celebrar que invitándolo a reflexionar sobre la situación de la región.

Por su parte, el Dr. Carlos Sojo, Director de FLACSO, destacó la figura del visitante como un investigador incansable, un gestor de las disciplinas sociales en el istmo, como un maestro, escritor e impulsor de las academias de FLACSO en Guatemala, El Salvador y Costa Rica.

Visión epidérmica

El público escuchó con gran atención la exposición del reconocido …
El público escuchó con gran atención la exposición del reconocido sociólogo.

El connotado expositor explicó que en su libro presenta una historia muy superficial de los últimos 75 años, pues para su criterio es imposible escribir en 300 páginas una historia profunda. Dijo que eso explica el nombre que le dio al libro.

Además se centró a analizar algunos periodos en especial, como lo que sucedió en la década de los años 60 y 70, donde pese al acelerado proceso de modernización económica, con un incremento importante en las exportaciones de algodón, carne de vacuno, azúcar, entre otros, se generó una situación política de gran inestabilidad, que provocó genocidio en Guatemala, guerra en Nicaragua y en El Salvador.

Él se manifestó optimista de la situación que se vive hoy en Centroamérica, pues ya existe una generación que no le ha tocado vivir el horror de la guerra y porque existe una mayor integración en el Istmo, cosa que no ocurría hace 30 o 40 años.

El intercambio económico que existe hoy en la región es de más $ 3 mil millones al año, lo cual revela que hay un mercado regional importante, aunque no tan grande como el estadounidense, pero es el segundo en importancia, afirmó el expositor.

Aparte de lo económico, casi todas las actividades políticas, culturales, etc. tienen la característica regional, lo que para su criterio es muy beneficioso. “Cuando Costa Rica firme el TLC (...) o aún cuando no lo firme, creo que la firma del TLC por el resto de países de Centroamérica no inhibe el intercambio y el fortalecimiento centroamericano, yo creo que por el contrario, puede fortalecerlo”, afirmó.

En cuanto al avance de la democracia y su fortalecimiento dijo que esto dependerá de que a los derechos políticos, se agreguen los derechos sociales y los derechos económicos. “El estado democrático sin justicia social no es estado democrático, se debilita la democracia, en esto lamentablemente estamos fallando” aseguró.

También criticó la falla de los estados en “una de sus mayores responsabilidades,” como es el derecho que el ciudadano tiene a la seguridad personal. “La seguridad ciudadana está por el suelo en este momento en la región, pues a la violencia política hemos seguido practicando la violencia de las maras, del crimen organizado y del narcotráfico.”

Se mostró preocupado porque las desigualdades existentes son cada vez más multifacéticas. “Ya no se trata solo de señalar la pobreza como una desigualdad, sino de ver que las desigualdades son pobrezas de mucha índole, como la pobreza de poder, la pobreza en el acceso a la justicia, la pobreza de nuevas oportunidades y la pobreza en respeto a los sectores menos favorecidos. Todo esto en Centroamérica es atroz,” concluyó.

Lidiette Guerrero Portilla.
Periodista Oficina de Divulgación e Información
lgpozqukrtil@cariari.agarucr.ac.cr
Regresar Arriba