Saltar Navegación
Ing. Orlando Arrieta Orozco obtiene el Premio Nacional de Tecnología Clodomiro Picado Twight

“Para mí el éxito está en el amor por lo que uno hace”

Además de su pasión por la ciencia y el aprendizaje, este joven ingeniero es amante del hogar, los animales y el deporte
11 ene 2024Ciencia y Tecnología
Orlando Arrieta Orozco

El Dr. Orlando Arrieta Orozco fue galardonado este jueves 11 de enero con el Premio Nacional de Tecnología del Micitt. Foto: Archivo OCI.

El amor por el estudio, el deseo de aportar y servir al desarrollo del país y el compromiso por dar lo mejor de sí en cada faceta de su vida: como estudiante, profesor, investigador, pero sobre todo como ser humano, son acciones que llevaron al Dr. Orlando Arrieta Orozco, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Costa Rica a convertirse en merecedor del Premio Nacional de Tecnología Clodomiro Picado Twight 2023, uno de los máximos reconocimientos que se otorgan a nivel nacional en el área de Ciencia y Tecnología.

Este mérito es concedido por el Ministerio de Ciencia, Innovación, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) a aquellas personas que destacan por su excelencia en la labor científica y tecnológica de nuestro país, y que además han marcado un impacto significativo en las áreas de investigación e innovación.

A este joven ingeniero eléctrico, de tan solo 43 años, se le confirió este premio, debido a su amplia trayectoria en el campo de la ingeniería energética y de control. Desde la perspectiva del jurado, su trabajo “ha influido en proyectos de eficiencia energética y almacenamiento de energía, aportando soluciones innovadoras y prácticas en estos campos”.

En las propias palabras del galardonado, la ingeniería de control consiste en diseñar y modelar los sistemas que controlan ciertos procesos que se deben dar de forma automática sin intervención humana, por ejemplo, los controladores que se requieren para regular la temperatura en un sistema de aire acondicionado, o el sistema para controlar la velocidad en un automóvil.

“Nosotros lo que trabajamos es el diseño de los algoritmos de control para lograr que los sistemas de control automático sean más eficientes, más robustos, que tengan un mejor rendimiento, que consuman menos energía, etcétera. Estos están presentes en la industria cuando hablamos de control de temperatura, de presión, de nivel de caudal, en procesos químicos, pero también están presentes en nuestra vida cotidiana, como le digo yo, en el control de temperatura del aire acondicionado, en nuestras casas también cada vez más electrodomésticos se incorporan sistemas de control automático que vuelven la vida más cómoda”, explicó.

Actualmente, Orlando Arrieta es investigador del Laboratorio de Investigación en Ingeniería de Control (CERLab) de la Escuela de Ingeniería Eléctrica y del Instituto de Investigaciones en Ingeniería de la Universidad de Costa Rica (INII-UCR), y continúa ejerciendo la labor docente.

A lo largo de su trayectoria académica y profesional, Arrieta ha desarrollado diferentes proyectos e investigaciones en temas como desarrollo y evaluación de control para sistemas de control en red; investigación y desarrollo en eficiencia energética y energías renovables, localización de sistemas multi-robot cooperativos mediante fusión sensorial por eventos; sistemas fraccionales aplicados a la ingeniería de control, entre otros.

 

“Recibir este premio es un honor, pero también conlleva una gran responsabilidad”

Orlando Arrieta Orozco

Al Ing. Orlando Arrieta Orozco, de tan sólo 43 años, se le confirió el Premio Nacional de Tecnología, debido a su amplia trayectoria en el campo de la ingeniería energética y de control (foto: Laura Rodríguez). 

Con modestia y convencido de que este galardón también es una manera de reconocer la excelencia de las personas y de casas de enseñanza que le han acompañado a lo largo de su trayectoria, Arrieta afirmó que es un gran orgullo recibir este premio, el cual trae consigo la responsabilidad de alzar la voz para impulsar una mayor inversión y mejores oportunidades para el desarrollo de la ciencia y la tecnología en el país.

“Este premio sin duda representa un gran honor, pero conlleva una gran responsabilidad que es velar por un mejor sistema de ciencia y tecnología en el país, y lograr que cada vez más haya mejores condiciones para el desarrollo de estas áreas, con el fin de que más personas, especialmente jóvenes, puedan involucrarse en desarrollar ciencia y tecnología de punta que impacte el sector social, económico y productivo del país y esto genere a su vez más empleo”, aseguró.

Asimismo, manifestó que para el país es de suma importancia seguir trabajando para romper las brechas de género en las áreas de ciencia y tecnología, y sobre todo en impulsar que los conocimientos STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, como lo dicen sus siglas en inglés) logren permear a otras disciplinas.

Desde su perspectiva, los conocimientos STEM son parte de la vida cotidiana de todos los seres humanos, y por eso es tan importante lograr sacar provecho de la ciencia y los avances tecnológicos, en las diferentes áreas del conocimiento y planes de estudio.

 

“Soy fruto de la educación pública y doy gracias a la UCR que me ha dado todo”

Con mucho orgullo, este joven catedrático reconoce que su calidad profesional y su excelencia académica son resultado de la Educación Pública, ya que gran parte de su formación, desde la primaria hasta la universitaria, se dio en centros educativos estatales.

Además, le agradece a su alma mater "la Universidad de Costa Rica", por todas las oportunidades de formación integral que le ha brindado, las cuales le han permitido desarrollarse a un alto nivel como estudiante, docente, como investigador y ahora como decano.

Entre ellas, él destaca las oportunidades de internacionalización y financiamiento brindadas por diferentes instancias como la UCR, la Universidad Autónoma de Barcelona, el Gobierno Español, la Unión Europea, la Fundación Carolina y otras instancias mediante las cuales logró cursar su posgrado y sus estudios doctorales en España, lo cual ha repercutido positivamente en sus labores de docencia y de investigación, ya que aún mantiene estas alianzas estratégicas que le permiten intercambiar y actualizar conocimientos.

Del mismo modo, Arrieta agradece a la UCR la oportunidad de trabajar con estudiantes, ya que su rol como docente ha marcado significativamente su desarrollo profesional y personal.

En el ámbito académico, el ingeniero retribuye a la UCR la posibilidad de estudiar y enseñar en instalaciones de primer mundo, con equipo y tecnología de punta, acompañado de un talento humano altamente calificado. El científico también afirmó sentirse muy honrado por la oportunidad que le dio la UCR de crear el primer Laboratorio de Investigación en Ingeniería de Control (CERLab) y ser parte del equipo que fundó el programa de Doctorado Académico en Ingeniería (UCR-TEC).

Orlando Arrieta Orozco

El Premio Nacional de Tecnología Clodomiro Picado Twight 2023, uno de los máximos reconocimientos que se otorgan a nivel nacional en el área de Ciencia y Tecnología (Foto: Laura Rodríguez). 

“La Universidad Costa Rica a mí me ha dado todo, desde una educación superior hasta un trabajo. Además de estudiar una licenciatura, me dio la oportunidad de trabajar como docente, luego me dio la posibilidad de contar con una reserva de plaza, para poder realizar estudios de maestría y doctorado que, aunque tuve beca en la Universidad Autónoma de Barcelona, pues también la Universidad otorgaba un complemento. La U me recibió de vuelta y me ha dado apoyo para desarrollarme como científico con una infraestructura de primer mundo y recurso humano calificado para realizar mi trabajo de investigación. También agradezco la oportunidad de intercambiar conocimiento y crecer de la mano de mis estudiantes y colegas la Facultad de Ingeniería; así como el apoyo de la Vicerrectoría de Investigación y bueno, en mi caso el Instituto de Investigaciones en Ingeniería y la Escuela de Ingeniería Eléctrica”, dijo Arrieta.

“El éxito está en amar lo que uno hace”

Además de su pasión por el estudio y por aprender algo nuevo todos los días, Arrieta confesó que tiene otras facetas en donde destaca el amor por los animales, por su familia y por el deporte.

Este talentoso ingeniero se autodescribe como herediano por los cuatro costados, ya que la provincia de las flores lo ha visto crecer. Además, confesó ser fiel seguidor del Club Sport Herediano, y recordó con nostalgia su linda infancia entre los cafetales del pueblo de Mercedes Norte.

Para él, su éxito personal y profesional se ha visto marcado indiscutiblemente por las acciones de amar mucho lo que hace, por rodearse de buenas personas y por disfrutar al máximo la vida.

Es así como explicó que en sus tiempos libres disfruta mucho estar en casa, dar caminatas y explorar el entorno junto con sus perros. Anteriormente, él practicó triatlón.

Y cómo para él aprender es tan importante, actualmente sigue estudiando la carrera de Derecho, y luego de graduarse como ingeniero también cursó estudios en Administración de Negocios.

Como mensaje a las nuevas generaciones, Arrieta recomienda buscar una vocación y esforzarse cada día por dar lo máximo en cada reto y proyecto en los que estén involucrados.

 

 

 

 

Tatiana Carmona Rizo
Tatiana Carmona Rizo
Periodista, Oficina de Comunicación Institucional
tatiana.cjutwarmonarizo  @ucrcpnw.ac.cr

Comentarios:

0
    Utilizar cuenta UCR
    *

    Artículos Similares:

    Regresar Arriba