Saltar Navegación
inicio > noticias > 2016 > 10 > 21 > ucr-creara-laborator...

UCR creará laboratorio de ciencias en La Carpio

Proyectos de Trabajo Comunal y Escuela de Química se unen con la comunidad para fortalecer el aprendizaje de las ciencias
21 oct 2016Sociedad
Show “Jugando con ciencias” del TC-565 en la Carpio (foto Julio Otárola).  
Show “Jugando con ciencias” del TC-565 en la Carpio (foto Julio Otárola).
 

Los proyectos de Acción Social  TC-565, TC-651 y  EC-345, que forman parte de la  Escuela de Química de la  Universidad de Costa Rica (UCR), en conjunto con la  Asociación ReNuevos del programa Cristo para la Ciudad, unen esfuerzos para desarrollar en La Carpio un espacio didáctico donde la comunidad en general pueda ser parte de un aprendizaje inclusivo y moderno.

En la X Convocatoria del Fondo Concursable para el Fortalecimiento de la Relación Universidad-Sociedad, el proyecto: “Desarrollo Integral de las ciencias naturales: Comunidad La Carpio”, recibió el financiamiento para llevar a cabo esta iniciativa, formulada por los profesores M.Sc. Julio Otárola Jiménez (responsable TC-565), Dr. Víctor Hugo Soto Tellini (responsable TC-651), M.Sc. Laura Calderón Rodríguez (colaboradora TC-565) y por los encargados de la Asociación Renuevos Rocío Vargas Montero y Albin Navarrete Blanco.

La creación del laboratorio tiene como objetivo principal desarrollar una educación continua, centrado en el desarrollo integral de las ciencias naturales, tomando en consideración los niveles de preescolar, primaria y secundaria

Espacio físico del laboratorio de ciencias en La Carpio (foto Julio Otárola).
Espacio físico del laboratorio de ciencias en La Carpio (foto Julio Otárola).

Se parte de un enfoque metodológico de educación participativa, en la cual los estudiantes forman parte central del aprendizaje, ya que de acuerdo con  la experiencia de los docentes involucrados en los proyectos, así como la Asociación ReNuevos, llamar la atención de niños, niñas y jóvenes es fundamental para garantizar una verdadera apropiación de los conceptos, que se refuerzan con una vivencia práctica.

Al respecto, Enrique Banet, Catedrático de Didáctica de las Ciencias Experimentales-Universidad de Murcia, menciona en el artículo “Las Ciencias Naturales en la Enseñanza Secundaria: algunas aportaciones de la Investigación Educativa” que a nivel de secundaria se deben de dar varias fases como la iniciación donde el estudiante se interesa por el proceso, luego el desarrollo donde se intercambian ideas y se generan nuevos conocimientos, luego la aplicación de conocimientos donde se consolida el aprendizaje y, por último, la revisión del aprendizaje en donde el estudiante es consciente de lo aprendido.

La Carpio forma parte de los principales asentamientos informales donde se presentan graves problemas de accesibilidad, continuidad y desarrollo educativo, según la Segunda  Encuesta Nacional de la Juventud (2013), por lo que tener un laboratorio de ciencias era impensable, tal y como lo señala Rocío Vargas: “Para una población en condición de vulnerabilidad, el tener acceso a un laboratorio de ciencias es algo no pensado, como un sueño, ya que son condiciones que se suelen dar a nivel de una educación privada, costosa. Por lo que el tener acceso a un laboratorio, es como brincar años luz en temas de educación para esta población”.

La creación del laboratorio está en sus etapas finales, por lo que se espera que para los últimos días de noviembre se pueda dar inicio a los experimentos, talleres y shows de ciencias para la población de la comunidad La Carpio.

Regresar Arriba