Saltar Navegación
inicio > noticias > 2016 > 09 > 13 > pequenos-cientificos...

Pequeños científicos presentaron sus proyectos en Limón

13 sep 2016Sedes Regionales
El estudiante Naydel Mercado presenta su experimento científico a sus compañeros de clase en …
El estudiante Naydel Mercado presenta su experimento científico a sus compañeros de clase en compañía de su mamá (foto cortesía CILEB).

Volcanes de plasticina que lanzan lava, verduras que generan electricidad y pintura en 3D fueron parte de los experimentos científicos presentados por los niños y las niñas del Centro Infantil Universitario Bilingue (CIUB) ubicado en la provincia de Limón durante su tradicional Feria Científica. 

Las y los pequeños científicos experimentaron con la ciencia y la tecnología y presentaron sus proyectos al resto de sus compañeros de clase con ayuda de familiares. 

Observando cómo se puede hacer pintura solo con harina, colorante y agua; o cómo un globo resiste ser atravesado por un pincho si ambos están recubiertos de aceite, el Centro Infantil pretende que las y los niños comprendan que todo lo que parece “mágico” o “increíble” tiene en realidad un motivo científico o una explicación para ser así. 

De acuerdo con Cindy Briceño Mendoza, directora del CIUB, este proceso contribuye a que los niños y niñas entiendan justamente que hay una razón para todo y un por qué de las cosas. "Lo más importante es mantener viva la imaginación y la capacidad de sorprenderse" recalca Briceño acerca de los diferentes proyectos que son presentados. 

En el último informe de indicadores realizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT) se evidenció que la inversión en actividades científicas y tecnológicas (como la enseñanza y la formación científica) creció un 20,3% entre el 2011 y el 2012. También que gracias a procesos como estos, la participación de mujeres investigadoras en el mercado nacional pasó de un 38% en el año 2006 a un 41% en el año 2011. 

Lo que busca el CIUB con la realización de una feria científica a tan corta edad es reforzar un proceso de aprendizaje basado en la curiosidad. Briceño explicó que las y los pequeños sienten curiosidad a veces por fenómenos que suceden a su alrededor y muchas veces estos experimentos científicos les ayuda a comprender cómo y porqué suceden ciertas cosas.

Uno de los experimentos científicos consistió en comprobar que solamente con papas y alambres, se …
Uno de los experimentos científicos consistió en comprobar que solamente con papas y alambres, se puede generar la energía suficiente para hacer funcionar la batería de un reloj (foto cortesía CILEB).

Los proyectos que se presentan en la feria siempre son variados, desde el famoso volcán que sigue siendo capaz de sorprender a los niños y niñas hasta proyectos más complejos relacionados con la  energía o procesos químicos. 

Briceño recalcó que este tipo de actividades ayudan mucho al desarrollo y aprendizaje, así como a aumentar la curiosidad y capacidad de entendimiento desde una edad muy temprana. "Los niños y niñas ya no se contentan con explicaciones sencillas o sin respuesta. Van más allá", concluye. 

Para presentar el experimento científico, las y los pequeños tienen por lo general, el tiempo de vacaciones de medio periodo para prepararse. Se les incentiva a que busquen un experimento que les llame la atención, algo sobre lo que sientan curiosidad o un fenómeno al que le quieran encontrar una explicación o respuesta. 

Luego de esto, preparan el proyecto con ayuda de sus papás, mamás o encargados, lo practican en sus casas y montan una pequeña exposición. Se les asigna un día para exponer y ese día, en compañía de un padre de familia o encargado responsable, exponen ante sus compañeros el experimento científico. 

Por ejemplo, Naydel Mercado de 5 años, presentó su experimento científico en compañía de su mamá. Este consistía en observar cómo algunas verduras o frutas pueden producir electricidad. De esta forma, Naydel utilizó papas, cables y un reloj, para demostrar que conectando los cables a la papa y al reloj, este funcionaba sin necesidad de una batería. 

Se espera que la feria científica, propicie en los niños y niñas un interés por el conocimiento, la ciencia y la tecnología, campos en los que podrían realizarse como profesionales y contribuir con el desarrollo del país. 

La feria científica se realiza todos los años en el mes de julio, desde 2012 y participan los infantes de 2 a 5 años de edad.

Regresar Arriba