Saltar Navegación
inicio > noticias > 2016 > 08 > 30 > caricaturas-de-hugo-...
Museo+UCR presenta exposición

Caricaturas de Hugo Díaz sacudirán conciencias en la UCR

30 ago 2016Artes y Letras

El Museo de la Universidad de Costa Rica (museo+UCR) presenta una muestra de las caricaturas del maestro del humor gráfico costarricense, Hugo Díaz Jiménez (1930-2001), quién a través del dibujo retrató el acontecer político y social de una generación.

Su obra retrata el diario vivir de la gente común y corriente de la Costa Rica de la segunda mitad del siglo XX, a quienes dio una voz en el universo de las caricaturas para reclamar y exigir explicaciones frente a las injusticias, mientras otra parte de sus caricaturas se dirige a relatar los "grandes acontecimientos" del momento.

En el contexto costarricense, el trabajo de Hugo Díaz es muy valioso, pues sus caricaturas fueron una auténtica tribuna para denunciar todo tipo de injusticias, al abordar temas de corte social y político. Así, produjo una obra capaz de reflejar a Costa Rica en sus virtudes, pero también en sus muchos defectos.

Díaz registró las trasformaciones que experimentó Costa Rica a lo largo de un periodo prácticamente ininterrumpido que va de 1970 al 2001; de esta manera, sus caricaturas publicadas en la prensa nacional constituyen una crónica de los cambios en el ámbito de las costumbres y en el plano político, principalmente el paso del Estado Benefactor a políticas neoliberales.

Humor gráfico

La exposición “Unos días con Hugo Díaz: Sacudiendo conciencias con humor”  es solo una pequeña muestra de la gigantesca obra de este gran artista y una selección mínima de la notable colección que adquirió la UCR en el 2014, la cual está integrada por más de 4.000 documentos.

La adquisición de la Colección de Hugo Díaz por parte de la Universidad de Costa Rica es una invitación para replantear el valor del humor gráfico, pues desde sus orígenes, la caricatura ha sido considerada un género menor, que no ha estado a la altura de las artes plásticas ni de la literatura. No obstante, esta manifestación gráfica es una producción artística híbrida en que intervienen diversos elementos: plástica, literatura y periodismo.

El museo+UCR además ha trabajado en la digitalización y en la catalogación de las caricaturas que actualmente, se encuentra bajo custodia del Sistema Editorial de Difusión Científica de la Investigación (SIEDIN) y del museo+UCR.

Colección

A 15 años del fallecimiento de Hugo Díaz, el museo+UCR abre un espacio para que aquellos que conocieron cotidianamente su obra en la prensa nacional lo recuerden, y para que los más jóvenes lo conozcan y puedan reír con sus caricaturas, las cuales conservan una enorme vigencia.

“Esperamos que con la compra de la Colección de la UCR se pueda divulgar la obra de este notable artista, se puedan reír con ella, y se pueda contribuir a promover la conservación del patrimonio artístico nacional, especialmente, entre las generaciones más jóvenes” apuntó la curadora Laura Raabe Cercone.

Por la amplitud de las temáticas que abordó el caricaturista, esta colección además brinda sendas posibilidades didácticas para que las y los docentes puedan aprovecharla en sus clases de acuerdo con los objetivos de cada nivel, según detalló la Licda. Adriana Araya Góchez, encargada del área de Educación del museo+UCR. Para facilitar el acercamiento de docentes y estudiantes a esta colección, el museo+UCR ofrece una Guia de orientación didáctica. Los interesados en obtenerla pueden escribir al correo: educacion.museo@ucr.ac.cr.

La exposición se inaugura el 1º de setiembre y estará abierta al público durante todo el mes en la Sala de Exposiciones de la Escuela de Arquitectura de la UCR de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. Se recomienda la visita para estudiantes de primaria, secudaria y estudiantes universitarios de historia, comunicación, artes, estudios generales, estudios sociales, entre otras carreras.

El papá de la caricatura costarricense

Hugo Díaz nació en 1930, en San José. Comenzó a dibujar desde muy joven; siendo estudiante en el Liceo de Costa Rica realizó sus primeras caricaturas, inspirado en sus profesores y compañeros. En esos años fue discípulo de los artistas nacionales Francisco Amighetti (1907-1998) y Juan Manuel Sánchez (1907-1990). Su marcado enfoque social en la caricatura periodística se debería a la influencia de su tío político: el caricaturista Noé Solano Vargas. 
Díaz no recibió una educación formal en el campo de las artes plásticos. Antes de dedicarse de lleno a la caricatura, trabajó como dibujante en ingeniería, publicidad y cartografía. En 1970, obtuvo el primer premio en el Salón Anual de Caricatura Noé Solano, lo que le facilitó iniciar una carrera como caricaturista.
Lo social y lo político constituyen el eje central de su obra, al lado de las identidades costarricenses. En palabras de Díaz: “La caricatura no debe estar ajena a lo que sucede en el país”.  La mayor parte de su obra la produjo durante las últimas tres décadas del siglo XX, que coinciden con el paso del Estado Benefactor al Neoliberal. Díaz supo plasmar una identidad criolla a su obra, por lo que ha sido considerado el padre de la caricatura costarricense. Parte de su producción ha quedado recogida en los libros: El mundo de Hugo Díaz (1977) y Díaz todos los días (1994)
A lo largo de su trayectoria su labor fue reconocida mediante diferentes premios y homenajes, como el Premio Nacional de Periodismo Joaquín García Monge (1976), Premio Aquileo J. Echeverría en Artes Plásticas (1996) y Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez (2000). 
Regresar Arriba