Saltar Navegación
inicio > noticias > 2014 > 09 > 24 > casa-infantil-es-un-...

Casa infantil es un servicio indispensable para estudiantes con hijos

Alumnos de la UCR reconocen su influencia en el rendimiento académico
24 sep 2014Vida UCR
La Casa infantil ofrece 15 horas de cuido semanales a hijos e hijas de estudiantes universitarios …
La Casa infantil ofrece 15 horas de cuido semanales a hijos e hijas de estudiantes universitarios que requieran el servicio (foto Grettel Rojas Vásquez).

El 99% de la población estudiantil que ha sido usuaria de la Casa infantil de la Sede de Occidente ha completado su proceso de permanencia y graduación. Este es el principal logro de este proyecto, que inició en el año 2007 y que ofrece un servicio de atención integral a estudiantes que son madres o padres.

Para la M.Ed. Patricia Lobo Gamboa, directora de la Casa infantil, este servicio se ha consolidado de tal forma que su aporte ha sido significativo para esta población, que por su condición de padres o madres, han tenido que buscar estrategias diferentes para cumplir el objetivo de ser profesionales.

El servicio está dirigido a la población universitaria y además de ofrecer el cuidado de hijos e hijas, se da un acompañamiento a las madres y padres a través de los servicios de trabajo social, salud, psicología, orientación y otros.

Lobo afirmó que el servicio ha sido de gran ayuda para la comunidad universitaria y se han atendido estudiantes de diferentes regiones del país, de esta forma durante estos 7 años el 55% de los usuarios son originarios de Alajuela, el 20% de  Guanacaste y un porcentaje igual de Puntarenas y el 5%  de Cartago.

El servicio, aclaró al directora, pretende promover en los estudiantes la paternidad y maternidad responsable y que por ello se organizan una serie de talleres que les ayudan a ordenarse como estudiantes y adquirir herramientas para mejorar su rol de madre o padre.

Actualmente por las condiciones de espacio y personal la Casa infantil solo puede atender a una población de 25 estudiantes, ya que los niños y niñas ingresan con días de nacidos y demandan mucha atención.

Estudiantes satisfechos

Los jóvenes padres y madres que llevan sus hijos/as de la Casa infantil de la Sede de Occidente coinciden en que este servicio ha sido determinante para su permanencia en la Universidad.

En la Casa Infantil de la Sede de Occidente se atienden niños y niñas desde recién nacidos hasta …
En la Casa Infantil de la Sede de Occidente se atienden niños y niñas desde recién nacidos hasta los tres años de edad (foto Grettel Rojas Vásquez).
 

Ricardo Alberto Gamboa Rodríguez, estudiante de la carrera de Enseñanza del Inglés, afirmó que no podría estudiar sin el apoyo de este servicio “mi pareja y yo somos de San Carlos y no contamos con red de apoyo en San Ramón. Los dos estudiamos Inglés y ya vamos a terminar el bachillerato”.

Señaló que estudiar en estas condiciones es difícil ya que al ser padres muchos compañeros no les gusta incluirlos en los trabajos grupales por la limitante del tiempo. “Tratamos de llevar los mismos cursos y de apoyamos con las tareas y las asignaciones en pareja y de esa forma podemos atender todas nuestras responsabilidades estudiantiles y familiares”.

Manifestó que el servicio de la Casa infantil es indispensable en su condición “es una ayuda increíble, también nos ponen tareas, nos exigen mucho, están al tanto de que nosotros como padres no descuidemos a nuestros hijos, es una gran ayuda porque también nos enseñan a ser padres responsables”.

La misma opinión tiene Yulandi Cerdas Carranza, estudiante de Trabajo Social quien usó el servicio hace unos años y hoy es asistente en la Casa infantil, “para mí fue una lucha y un propósito muy grande entrar a la U, el apoyo de las docentes fue algo que me ayudó a mantenerme estudiando, ellas me ayudaron día a día con atención para mi hija y con consejos”.

Aseguró que los talleres recibidos la ayudaron a ubicarse como madre ya que le ofrecieron herramientas para superarse “el apoyo te tranquiliza, sabes que este apoyo te puede ayudar a salir adelante”.

Silvia Quesada Hernández, estudiante de Trabajo Social, coincide en que el acompañamiento es de gran ayuda para el crecimiento como estudiantes y como madres, destacó que “las maestras siempre cumplen un papel que va más allá del cuido de los niños, ellas siempre nos acompañan, nos aconsejan”.

Señaló también que el ambiente que se respira entre los usuarios de la Casa infantil es de superación. “Uno se incentiva de estar allí viendo a otros en la misma situación, que la luchan, como que uno se siente acuerpada y ve el ejemplo de otras que han seguido y han podido” dijo Silvia Quesada.

Los universitarios coincidieron en que el asumir el rol de padres y estudiantes, los obliga a ordenar de mejor forma su tiempo y sus prioridades, y afirman que por ese motivo logran muchas veces mejores notas que los demás estudiantes.

Regresar Arriba