Saltar Navegación
inicio > noticias > 2013 > 11 > 25 > william-walker-en-la...
Destacan en Cátedras Martianas visión del pensador sobre Centroamérica

William Walker en la obra de Martí

25 nov 2013Vida UCR
El XI Encuentro Internacional de Cátedras Martianas, realizado en la Sede del Pacífico, reunió a …
El XI Encuentro Internacional de Cátedras Martianas, realizado en la Sede del Pacífico, reunió a académicos de Brasil, Cuba, El Salvador, España, México, Puerto Rico, Trinidad y Tobago, Venezuela y Costa Rica (foto Rafael León).

Los intentos de Estados Unidos por conquistar la región centroamericana a mediados del siglo XIX fue una constante en los ensayos, cartas y crónicas del pensador, escritor, periodista y revolucionario cubano José Martí.

Para la Dra. Marlene Vázquez Pérez, investigadora del Centro de Estudios Martianos de La Habana, Cuba, Martí escribió en diferentes momentos y obras “en un contexto del peligro inminente que acechaba a las Repúblicas de América”.

La especialista en literatura ofreció la conferencia inaugural del XI Encuentro Internacional de Cátedras Martianas, realizado del 4 al 6 de noviembre en la Sede del Pacífico de la Universidad de Costa Rica (UCR), en Puntarenas, con la colaboración de la Red Internacional de las Cátedras Martianas.

En la conferencia, titulada El espectro de William Walker y las discordias de Centroamérica. Constantes en la escritura martiana, Vázquez hizo un repaso de los principales acontecimientos históricos relacionados con las intenciones de William Walker por conquistar los territorios de la región.

La preocupación del pensador cubano sobre este tema –narró Vázquez– quedó manifiesta en el prólogo del libro Versos sencillos, una de las obras más conocidas y leídas del líder latinoamericano, en donde él se refiere a Walker, lo mismo que en numerosas crónicas acerca de la celebración en 1889 de la primera Conferencia Panamericana, en Nueva York.

“El águila de Walker sería una obsesión para él en esos meses. Muchas páginas de crónica produjo entonces dando cuenta sobre el cónclave, pero también escribió sobre el tema en cartas personales y dejó fluir sus dolores patrióticos a través de la poesía”, expresó Vázquez.

Ella recordó que Walker no solo fue “un aventurero inescrupuloso”, sino también “un protegido de determinados sectores políticos de su país, sobre todo de los estados del sur, y no únicamente un filibustero que actuaba por su cuenta”.

La Dra. Marlene Vázquez, del Centro de Estudios Martianos de La Habana, disertó sobre El espectro …
La Dra. Marlene Vázquez, del Centro de Estudios Martianos de La Habana, disertó sobre El espectro de William Walker y las discordias de Centroamérica. Constantes en la escritura martiana (foto Rafael León).

El filibustero hizo varios intentos de invadir Centroamérica, pero él y sus huestes fueron repelidas por los ejércitos de la región, que se unieron para enfrentar al enemigo común, aseguró la conferencista.

Walker había intentado algo similar, sin éxito, en México, y finalmente fue apresado y ejecutado en Honduras, en 1860.

“José Martí entendió muy claramente el significado de estos hechos, que no eran acontecimientos aislados, daban continuidad a la guerra de Estados Unidos contra México, que concluyó con la pérdida de territorios y vidas humanas de este último país”, afirmó Velázquez.

De esa guerra, Martí habló mucho en sus escritos, comentó. Pero la mención más contundente se encuentra en su semblanza El general Grant, uno de los estadounidenses más respetados y conocidos de su época, vencedor de la Guerra de Secesión y quien peleó en la guerra de conquista de Estados Unidos contra México.

La semblanza de Grant, que publicó Martí en el periódico La Nación de Buenos Aires, el 27 de setiembre de 1885, contribuyó –según Velázquez– “a la labor de preparación para garantizar el conocimiento mutuo entre nuestros pueblos, indispensable para la soñada unidad continental” y a “alertar a sus lectores del cono sur acerca de la peligrosa vecindad con Estados Unidos”.

En su ensayo Nuestra América, reseñó la especialista, Martí dijo, casi como mandato: “Los pueblos que no se conocen han de darse prisa para conocerse como quienes van a pelear juntos”.

A su criterio, esta tarea de escribir las biografías de los hombres notables de Estados Unidos y de develar los pormenores de la relación de esta nación con los países del sur del continente fueron una estrategia utilizada por Martí para acercar a los pueblos latinoamericanos, dado el desconocimiento mutuo que existía en aquella época.

Al celebrarse el 160.º aniversario del natalicio de José Martí, los asistentes al encuentro …
Al celebrarse el 160.º aniversario del natalicio de José Martí, los asistentes al encuentro colocaron una ofrenda floral frente al busto de Martí, en el colegio que lleva su nombre de la ciudad de Puntarenas (foto Rafael León).

Centroamérica vista por Martí

Para la estudiosa, los intereses estadounidenses en el istmo centroamericano también son un tema muy presente en la obra de Martí.

“La política de divide y vencerás se convirtió en agenda de trabajo para los altos dignatarios de Washington y las reseñas de Martí sobre el tema son numerosas”, aseveró.

Asimismo, durante la década de 1880 él estuvo pendiente de las actividades de la Liga de la Anexión Americana, organización que representada las apetencias de Estados Unidos hacia la región.

El escritor utilizó como recurso narrativo el “discurso de la alerta”, una peculiaridad del discurso cronístico martiano, en el que “cada palabra tiene su peso específico, no está elegida al azar”, expresó la académica.

Mencionó el ensayo Nuestra América, que fue publicado en la Revista Ilustrada de Nueva York, el 1 de enero de 1891, a solicitud de su director Elías de Lozada, un panameño de ideas avanzadas y progresistas.

“Estudiar a Martí y a lo más avanzado del pensamiento americano es una urgencia del presente”, dijo Velázquez, para quien las Cátedras Martianas de la UCR, por su pluralidad temática, “se convierte en un espacio propicio para el diálogo, del que se derivarán nuevas inquietudes y perspectivas futuras de trabajo”.

Aseguró a los participantes que “no quedarse en el acto placentero y admirado que provoca la obra del maestro, es el mejor homenaje en el 160.º aniversario de su natalicio”.

 

Regresar Arriba