Saltar Navegación
  • <p>Apúntese a eliminar<br />
los criaderos</p>
inicio > mosquito-aedes

Comisión Institucional para Control del Aedes aegypti

En Costa Rica, desde que inició la epidemia del dengue en el año 1993 y hasta el 2016, aproximadamente 370,000 personas han enfermado por este virus, que es transmitido por el mosquito Aedes aegypti. Además, en los años recientes se han presentado otras dos enfermedades importantes transmitidas por el mismo mosquito: chikungunya y Zika. Los primeros casos de fiebre chikungunya en Costa Rica se reportaron en el año 2014, y se presentaron aproximadamente 85,000 casos entre 2015 y 2016; el virus Zika se detectó en el 2016 y en ese año se confirmaron unos1,650 casos. Con la llegada de la época lluviosa cada año proliferan los criaderos del mosquito Aedes aegypti, por lo que las autoridades de salud recomiendan redoblar la vigilancia y los esfuerzos para eliminarlos.

Hoy día Costa Rica se encuentra catalogada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) como un país de Riesgo “frecuente o continuo” significando que ocurren brotes frecuentes o hay transmisión continua.

Según datos del Ministerio de Salud, durante enero, febrero y primeros días de marzo 2021, 497 personas se enfermaron, mientras que para la misma fecha del año pasado reportaban al menos 1.200 casos, lo que significa que los casos han disminuido casi un 60% este año, si se compara con los primeros meses del 2020, sin embargo se insta a no bajar la guardia.

La Universidad de Costa Rica (UCR), líder en la educación superior pública del país, tiene el deber de garantizar, a la comunidad universitaria en particular y al país en general, la disminución del riesgo de que ocurran casos dentro de la institución en sus diversas sedes y recintos; para esto, es su responsabilidad velar por mantener sus instalaciones libres del mosquito Aedes aegypti, principal vector de los virus del dengue, la fiebre chikungunya y el Zika.

Ante la alerta sanitaria que emitió en el 2013 la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para Costa Rica y el resto de la región por la intensificación de la epidemia, la Vicerrectoría de Administración de la Universidad de Costa Rica conformó la Comisión Institucional para Control del Aedes aegypti (CIAD), desde la cual se articulan las acciones de prevención y atención. Para ello, cada edificio debe contar con un comité de al menos tres personas para realizar la verificación de la ausencia de criaderos del mosquito.

 

Posibles criaderos

POSIBLES CRIADEROS En interiores: En exteriores: Baldes, barriles, floreros, platos de macetas, tanques defectuosos, fregaderos y pilas. Recipientes que colectan agua por algún tipo de goteo. Contenedores que pueden llenarse con agua de lluvia: llantas, juguetes plásticos, canoas, chatarra, baldes, barriles, plásticos negros o de color oscuro (bolsas, toldos). Criaderos que no son eliminables: tanques, cajas de registro, piezas de mampostería, troncos de árbol huecos y orificios huecos a los que se les puede drenar el agua o aplicar algún agente larvicida. Desagües con agua acumulada.

 

Generalidades sobre el mosquito Aedes aegypti

Aedes aegypti como vector de enfermedades

El principal vector de los virus dengue, chikungunya y Zika es el Aedes aegypti. Este es un mosquito que ha convivido con el ser humano por cientos de años y se ha adaptado a tal punto que prefiere picar a los humanos y desarrollarse en recipientes no naturales que le proporcionan las personas. En Costa Rica, el Aedes aegypti se encuentra en ciudades y poblados distribuidos en casi todo el territorio nacional, excepto en zonas altas y montañosas donde las temperaturas se mantienen bajas todo el año (menos de 15-20 ºC).

En el país también está presente el Aedes albopictus, que es considerado un vector potencial de los virus dengue chikungunya y Zika. Este mosquito también tiene la capacidad de transmitir los virus, sin embargo se considera menos eficiente que el Aedes aegypti y su papel como vector no ha sido comprobado en nuestro continente.

Es importante recalcar que los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus solo pican de día, y que son sólo las hembras las que pican porque necesitan sangre para que se formen los huevos.

 

Ciclo de vida

Huevos Larva Pupa Adulto CICLO DE VIDA DEL MOSQUITO

El ciclo de vida del Aedes aegypti consta de varias etapas, que inician cuando la hembra del mosquito deposita los huevos en los recipientes que puedan contener agua. De los huevos salen larvas muy pequeñas que se alimentan, crecen y se desarrollan en ese ambiente acuático. Luego, las larvas pasan a un estadio de pupa que, aunque es móvil, no se alimenta. En la pupa es donde se da la etapa de metamorfosis, que es la transformación del estadio larval al estadio adulto. Una vez formado el adulto, este emerge y deja su ambiente acuático para buscar completar su ciclo de vida por medio de la reproducción. En el estadio adulto, los machos se alimentan solo de fluidos azucarados o néctar de plantas, mientras que las hembras necesitan picar para obtener la sangre que les permitirá el desarrollo de los huevos.

Identificación, eliminación y prevención de los criaderos del mosquito

Los sitios donde coloca sus huevos el Aedes aegypti están dados por depósitos que se llenan con agua (por la necesidad de acumularla o por la lluvia). La mayoría de estos objetos son contenedores de agua no naturales como estañones, barriles, macetas, llantas, canoas y objetos diversos.

Para eliminar o prevenir estos criaderos se recomienda hacer inspecciones periódicas para detectar depósitos con agua (que pueden o no contener larvas y pupas) y eliminarlos (descartarlos), manipularlos (tapar, rellenar, perforar, destaquear, etc.) o tratarlos con insecticidas de acción larvicida, con el fin de que no sean más un posible criadero. Es importante revisar tanto el interior como el exterior de los edificios o viviendas, buscando los depósitos con agua que puedan mantener esta condición de manera continua.

Cada unidad debe conformar un equipo de al menos tres personas para realizar la verificación. Se debe de elaborar un listado de todos los depósitos, identificándolos con una numeración consecutiva.

Recomendaciones para la prevención y el control:

  • No utilizar ningún tipo de insecticida de uso comercial con fines preventivos, porque puede generar resistencia de los mosquitos a los productos químicos empleados.
  • Cambiar diariamente el agua de los bebederos de animales y lavarlos frecuentemente.
  • Emplear  barreras como cedazos en puertas y ventanas para evitar el ingreso del Aedes aegypti a viviendas y edificios.
  • En zonas de transmisión activa, aplicarse repelentes y utilizar vestimenta adecuada para protegerse de la picadura de los mosquitos (manga larga, pantalón largo, calcetines).

 

Transmisión de los virus dengue, chikungunya y Zika

Un mosquito no infectado pica a una persona infectada El mosquito queda infectado por el resto de su vida El mosquito infectado transmite la enfermedad a otras personas COMO SE TRANSMITE LA ENFERMEDAD

 

La transmisión de la enfermedad se da, cuando un mosquito hembra no infectado pica a una persona portadora de cualquiera de estas tres enfermedades, este mosquito adquiere el virus y lo transmite a otra persona al picarla.

El periodo de desarrollo de la enfermedad en el mosquito puede tardar de 7-10 días, transcurrido este tiempo, el mosquito queda infectado por el resto de su vida, y puede continuar transmitiendo el virus.

Síntomas del dengue, chikungunya y Zika

A pesar de que muchos de los síntomas del dengue, chikungunya y Zika pueden ser similares, estos cuadros son causados por virus distintos.

En el caso de los virus dengue y Zika, ambos pertenecen a la misma familia Flaviviridae, mientras que el virus chikungunya pertenece a la familia Togaviridae.

En el caso del dengue, hay cuatro variantes del virus que pueden provocar la enfermedad (DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DENV-4). Una infección con alguna de las variantes genera inmunidad duradera contra esta, pero no contra los demás. 

Por lo tanto, una persona podría ser infectada sólo una vez por cada variante. La mayoría de los casos de infección por virus dengue pasan desapercibidos pues no generan síntomas o los síntomas son muy leves.

De los casos en los que sí se da la enfermedad, la fiebre dengue es el cuadro clínico más frecuente y dentro de los síntomas más comunes están el aumento de la temperatura corporal, dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos, dolor muscular, dolor articular, salpullido y sangrados. A pesar de que la mayoría de los casos clínicos no son graves, un pequeño porcentaje de personas pueden presentar síntomas graves como complicaciones  hemorrágicas y estado de shock, que pueden ocasionar la muerte.

A diferencia del dengue, el chikungunya y el Zika no poseen variante del virus, de ahí que las personas solo se pueden infectar una vez con cualquiera de las dos enfermedades.

De las tres enfermedades, el chikungunya es la que genera la fiebre más alta y repentina, generalmente mayor a 39 ºC. Además, las personas presentan un dolor de articulaciones fuerte en manos, pies y rodillas, que incapacita. Sumado a esto, se puede presentar también dolor muscular, dolor de cabeza, salpullido, entre otros. Algunos casos de chikungunya se pueden volver crónicos y los dolores de articulaciones pueden durar varios meses.

En comparación con dengue y chikungunya, el Zika generalmente presenta síntomas leves que pueden incluir fiebre leve o moderada y algunas veces dolor de cuerpo o articulaciones; sin embargo, también puede provocar conjuntivitis. La mayor severidad de Zika se manifiesta a nivel de sistema nervioso, donde se han presentado casos de síndrome de Guillain – Barré (trastorno neurodegenerativo que provoca parálisis motora) y el síndrome de Zika Congénito, este último se presenta cuando mujeres sufren la infección durante el embarazo, lo cual puede generar mal formaciones en el bebé como la microcefalia y afectaciones en los ojos.

Personas que presenten síntomas de dengue, chikungunya o Zika, deben acudir al centro de salud más cercano o donde se encuentren adscritas para recibir atención oportuna.

Es importante considerar que cerca del 80% de las personas infectadas por dengue y Zika no presentan síntomas durante los primeros días posteriores a la picadura y otras no llegan a sentirse enfermas del todo.

 

Síntomas o hallazgos de laboratorio

Chikungunya

Dengue

Zika

Fiebre (mayor a los 39° C)

Muy frecuente

Moderada frecuencia

Poco frecuente

Dolores musculares

Moderada frecuencia

Moderada frecuencia

Poco frecuente

Dolores articulares

Muy frecuente

Poco frecuente

Poco frecuente

Dolor de cabeza

Moderada frecuencia

Moderada frecuencia

Poco frecuente

Sarpullidos o erupciones en la piel

Moderada frecuencia

Moderada frecuencia

Poco frecuente

Dolor retro ocular (detrás de los ojos)

Muy poco frecuente

Moderada frecuencia

Poco frecuente

Conjuntivitis

No se presenta

No se presenta

Moderada frecuencia

Hipotensión (presión baja)

Muy poco frecuente

Moderada frecuencia

No se presenta

Sangrados (principalmente en encías, nariz, piel, heces u orina)

Muy poco frecuente

Moderada frecuencia

No se presenta

Disminución de glóbulos blancos

Poco frecuente

Muy frecuente

No se presenta

Disminución de plaquetas

Poco frecuente

Muy frecuente

No se presenta

Hematocrito elevado

No se presenta

Moderada frecuencia

No se presenta

Periodo de incubación (desde la picadura del mosquito, a presentar la enfermedad)

3-7 días

3-10 días

3-12 días

Duración de la enfermedad

2-10 días (dolor articular puede prolongarse por meses o años)

2-10 días

4-7 días

Cuadro aportado por la Dra. Eugenia Corrales Aguilar, profesora de la Facultad de Microbiología e investigadora del Centro de Investigación en Enfermedades Tropicales (CIET-UCR) .

 

 

Recuerde:

  • Los mosquitos Aedes aegypti y Aedes Albopictus, trasmisores del dengue, chikungunya y zika, solo pican de día.
  • No existen vacunas ni productos antivirales en el mercado, que ataquen y debiliten estos virus.
  • Algunas personas también comentan experimentar sabor herrumbroso, cansancio y con frecuencia vómito y diarrea entre sus síntomas.
  • El virus del zika se puede transmitir por vía sexual y por sangre contaminada.
  • El dengue es considerado el más peligroso, porque con sus manifestaciones clínicas graves (complicaciones  hemorrágicas y estado de shock) pueden ocasionar la muerte.
  • El chikungunya es la enfermedad que genera la fiebre más alta y repentina, y un dolor articular fuerte en manos, pies y rodillas, que incapacita.
  • El zika presenta síntomas leves, sin embargo puede provocar conjuntivitis, defectos congénitos, microcefalia, y Sindrome de Guillain – Barré.

 

Las zonas más propensas a nivel nacional para que se presenten estas enfermedades son:

La evidencia demuestra que el mosquito se desarrolla de forma óptima en zonas con climas cálidos, zonas bajas o costeras como lo son, la provincia de Puntarenas, Limón y Guanacaste, lugares donde anualmente el número de casos diagnosticados sobrepasa el número de casos registrados a nivel nacional.

Lo anterior no excluye la probabilidad de desarrollo del mosquito en áreas más frías y de mayor altura, como en la ciudad de San José, La Uruca, Pavas, La Carpio, Ciudad Colón, Santa Ana, Escazú, y parte de Desamparados, entre otros.

 

 

 

 

 

Contacto de la Comisión:

Correo electrónico: ciadfnkp.vra@ucr.hzpfac.cr .
Asistente de la Comisión: Paola Salas Artavia, paola.salponkasartavia@ucr.pyfjac.cr , 2511-1097.

La Comisión Institucional para el control del Aedes aegypti fue conformada mediante oficio VRA-3224-2013, con el fin de efectuar, de una forma colectiva, y con la participación de toda la comunidad universitaria, acciones que contribuyan a evitar la aparición de las enfermedades del dengue, Zika y chikungunya dentro de las sedes y recintos de la institución, así como en la Ciudad Universitaria Rodrigo Facio.

La Comisión promueve la conformación y fortalecimiento de Comités en cada edificio tales como: capacitación, charlas formativas, supervisión de criaderos, acompañamiento, abordaje de inquietudes, inspecciones conjuntas, sensibilización de diferentes actores internos mediante campañas de comunicación, para la identificación, eliminación y reporte de posibles criaderos del Aedes aegypti, mediante la búsqueda de larvas y pupas del mosquito en depósitos que acumulan agua.

Miembros de la Comisión

La CIAD es coordinada  por la Oficina de Bienestar y Salud, y conformada por miembros delegados de las siguientes Unidades:

  • Vicerrectoría de Administración
  • Oficina de Bienestar y Salud
  • Oficina de Servicios Generales
  • Oficina de Divulgación e Información
  • Facultad de Microbiología
  • Escuela de Salud Pública
  • Escuela de Matemática
  • Escuela de Tecnologías en Salud
  • Escuela de Enfermería
  • Unidad de Gestión Ambiental

Actualmente, conforman la CIAD:

Dra. Sedalí Solís Agüero (Coordinadora)
Oficina de Bienestar y Salud

Dra. Karla Mendoza Salty
Oficina de Bienestar y Salud

Lic. Jorge Rodríguez Ramírez
Vicerrectoría de Administración

Ing. Andrés González Córdoba
Oficina de Servicios Generales

Licda. Cinthya Hernández Gómez
Unidad de Gestión Ambiental

Dra. Adriana Troyo Rodríguez
Facultad de Microbiología

MSc. Rebeca Alvarado Prado
Escuela de Salud Pública

Dr. Fabio Sánchez Peña
Escuela de Matemática

Licda. Silvia Ramírez Cháves
Escuela de Tecnologías en Salud

Mag. Cristóbal Ching Álvarez
Escuela de Enfermería

MBA.Nidia Burgos Quirós
Oficina de Divulgación e Información

Comités

FUNCIONES DE LOS COMITÉS

Cada edificio deberá conformar un equipo de al menos 3 personas, quienes operacionalizarán la búsqueda de larvas y pupas del mosquito en depósitos que acumulen agua. Algunas funciones de los comités son:

  • Nombrar la coordinación del comité.
  • Realizar verificaciones de la infestación por Aedes Aegypti.
  • La búsqueda se sugiere hacerla en el interior y en el exterior de los edificios, hasta una distancia de los 20 metros a partir de los mismos.
  • Ambiente interior: se debe recorrer cada aposento, incluyendo aulas, auditorios, oficinas, servicios sanitarios, así como los corredores y jardines interiores.
  • En el ambiente externo se debe de verificar principalmente: Orificios que se llenan con agua, cajas de registro, desagües con agua acumulada, canoas, orificios en árboles, objetos diversos (cajas de cableado eléctrico, piezas de maquinaria, contenedores de mampostería, entre otros).
  • Elaborar un listado de todos los depósitos, identificándolos con una numeración consecutiva. Se debe de anotar en cuáles de ellos se encontró la presencia de larvas o pupas de mosquitos.
  • Tomar una muestra con la ayuda de goteros, cucharones u otro tipo de instrumento similar y remitirlas en un recipiente limpio y hermético, al Laboratorio 208 de la Facultad de Microbiología, debidamente rotulados, indicando el nombre del edificio y del sitio en que se tomó la muestra;
  • Los espacios públicos, que no forman parte directamente de los edificios serán evaluados por un equipo debidamente capacitado de la Oficina de Servicios Generales.
  • Eliminar los criaderos  positivos o modificarlos para que no acumulen agua. Para aquellos, no se pueda aplicar una eliminación, se debe contactar a la Sección de Mantenimiento y Construcción, a la extensión 5642 y enviar copia de la solicitud a la Vicerrectoría de Administración, para la coordinación de futuras acciones.

Además deberá:

  1. Elaborar un plan de trabajo anual como comité local.
  2. Realizar reuniones mensuales donde se analicen entre otros temas, los resultados de las búsquedas de criaderos, correspondencia e informes recibidos.
  3. Elaborar y enviar informes mensuales la primera semana de cada mes, por medio de la plataforma: Sistema de Registro sobre el Control de los Criaderos del Aedes Aegypti. disponible en la siguiente dirección electrónica https://sircria.ucr.ac.cr/
  4. Acudir a las convocatorias que enviará la Comisión Institucional durante el año.

.

.

Regresar Arriba