Saltar Navegación
inicio > noticias > 2020 > 07 > 24 > la-vicerrectoria-de-...

La Vicerrectoría de Acción Social virtualizará la mayoría de sus proyectos en el segundo ciclo 2020

La plataforma virtual UCR Global será el sitio de intercambio de materiales para la continuidad de los proyectos de Acción Social en las comunidades
24 jul 2020Gestión UCR
 Plataforma UCR Global.

Plataforma UCR Global.

La pandemia del COVID-19 no será obstáculo para que la Universidad de Costa Rica (UCR) continúe proyectando sus conocimientos y práctica humanística hacia las comunidades del país. Gracias a la plataforma digital UCR Global, la Vicerrectoría de Acción Social (VAS) y diferentes instancias que componen a la Institución alistan una oferta de proyectos basados en la virtualidad.

En las últimas semanas, a solicitud de la VAS, el Centro de Informática realizó el desarrollo y reforzamiento de UCR Global, herramienta que le permitirá a la Universidad crear entornos virtuales de acción social para las comunidades con talleres, cursos, tutoriales y cualquier otro tipo de formato didáctico.

Este proceso será muy similar al de Mediación Virtual, plataforma que se utiliza para impartir clases universitarias. El proyecto deberá primero estar inscrito y activo ante la VAS. Una vez aprobado por esta vicerrectoría, quien coordine la iniciativa deberá abrir una cuenta en esta plataforma. Posterior a esto, se enviará un enlace y una contraseña a las personas que participarán a distancia, por vía correo electrónico, que serán requisito para inscribirse. El lanzamiento de este sistema está previsto para el próximo 30 de julio.

Así, entre otros proyectos, Danza Universitaria plantea ofrecer talleres de danza a estudiantes de escuela y colegio, a través del Ministerio de Educación Pública. También hay un trabajo comunal universitario que busca rescatar la memoria histórica de las comunidades. Para ello, utilizará la opción de teléfonos inteligentes para interactuar con los participantes. El objetivo es realizar entrevistas y recopilar material audiovisual de importancia, el cual podrá ser cargado y descargado en UCR Global, mediante clips, videoconferencias, archivos de audio, presentaciones y cualquier otro formato que ayude a este fin.

Para conseguir este paso a la virtualización, la VAS realizó un mapeo de la totalidad de proyectos, con el propósito de determinar si estos pueden desarrollarse virtualmente de manera completa, intermedia o si dependen de la presencialidad. Cabe destacar que solo una mínima parte de ellos debieron cerrar, pues no pudieron adaptar su metodología al distanciamiento social.

Dentro de este inventario, se establecieron los proyectos que inciden en una comunidad específica según su temática y también se calificó su nivel de impacto desde la virtualización. Una vez concretado este proceso, la idea es propiciar articulaciones con actores locales, ya sean públicos o privados, que faciliten su desarrollo a distancia.

El reto ahora será aprovechar los recursos de conectividad disponibles en las comunidades donde la UCR tiene alguna iniciativa de acción social para continuar con la participación de las personas involucradas desde sus hogares. Para esto, la UCR repartirá alrededor de mil chips telefónicos de forma estratégica a quienes carezcan de la posibilidad de tener internet en sus celulares, de manera que esto no sea un impedimento para el desarrollo de los proyectos.

Otra novedad es que el área de informática de la VAS brindará soporte técnico a cualquier persona vinculada con los proyectos de Acción Social que lo necesite. Tal área ha sido capacitada por Metics para ofrecer este servicio.

"Históricamente, la Acción Social ha estado vinculada con la presencialidad, porque implica un vínculo entre la Institución y la sociedad. La pandemia fue una gran sorpresa e implicó el compromiso del personal para generar actividades que permitieran su desarrollo desde la virtualidad", comentó la vicerrectora de Acción Social, Sandra Araya.

La virtualización también propició la inscripción de nuevas actividades en cada uno de los proyectos de Acción Social. Por ejemplo, el Centro de Investigaciones en Hematología y Trastornos Afines (Cihata) había planteado en un inicio ayudar a pacientes del Hospital San Juan de Dios con la realización de diagnósticos; ahora cambió sus objetivos y dará seguimiento a personas con COVID-19 y a sus familias.

"Vamos a publicar un visor con los mapas donde están ubicados los proyectos de Acción Social y los situaremos en las comunidades donde se desarrollan. Además, se podrá determinar si una zona está en alerta amarilla o naranja y el grado de conectividad de esa comunidad, para que la coordinación de cada iniciativa tome en cuenta ambas variables", informó Araya.

La vicerrectora enfatizó que la UCR está muy interesada en la continuidad de proyectos ligados a la socioproductividad, con el fin de colaborar en la reactivación económica; así como en aquellos que se desarrollan en áreas sociales vulnerables, donde el desempleo y la violencia intrafamiliar y social son problemáticas que han acompañado a la crisis sanitaria.

Regresar Arriba