Saltar Navegación
inicio > noticias > 2020 > 06 > 02 > comunidades-de-la-cu...

Comunidades de la cuenca baja del río Tempisque se preparan para desarrollar turismo rural

Las universidades públicas se unen con el fin de brindar herramientas para la gestión local integral
2 jun 2020Sociedad
El turismo rural permite a las comunidades tener nuevas fuentes de ingreso sin dejar de lado la …
El turismo rural permite a las comunidades tener nuevas fuentes de ingreso sin dejar de lado la protección de los recursos naturales. Foto: cortesía del proyecto ED-3368.

El proyecto Hurite (ED-3368) es una iniciativa interuniversitaria del Fondo del Sistema CONARE que surge del trabajo conjunto entre las Escuelas de Estudios Generales y de Planificación Económica y Social de la Universidad Nacional (UNA) y la de Administración Pública de la Universidad de Costa Rica (UCR) para trabajar en el tema de gestión local y responder a las necesidades de las diversas comunidades de la cuenca baja del Río Tempisque.

“Como todas las comunidades alejadas, somos comunidades olvidadas. Aquí antes de la UNA nadie se había preocupado por nosotros, ya después de que vinieron a darnos apoyo inició otra alianza con la UCR con lo que es el turismo rural y nos hemos visto más acuerpados y sentido más seguros porque antes éramos hasta tímidos para hablar en grupo” expresó Yorjani Acosta Fonseca, integrante de la Asociación de Pequeños Ganaderos Laguna Mata Redonda.

Durante los últimos años, las universidades han ofrecido a las comunidades capacitaciones en el área de pastoreo, marca de ganado, registro de ganado, formas de ayudar al ambiente y recientemente sobre turismo rural.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), el turismo rural es un tipo de actividad en el que la experiencia del visitante está relacionada con un amplio espectro de productos vinculados por lo general con las actividades de naturaleza, la agricultura, las formas de vida y las culturas rurales y la visita a lugares de interés. Pretende ser una opción que se ajusta a los principios del desarrollo sustentable, que busca aprovechar los recursos naturales actuales sin afectar las necesidades de las generaciones futuras.

“Antes solo nos desempeñábamos en lo que era el ganado y ahora con esto de que han incentivado el turismo rural nos han abierto una puerta más para tener un poco más de ingresos para nuestros hijos y el hogar”, expresó Óscar Villarreal Gutiérrez, integrante de la Asociación de Pequeños Ganaderos Laguna Mata Redonda.

A través del turismo rural más de 20 familias de la zona están siendo beneficiadas con nuevos ingresos económicos. Además, se han favorecido los y las propietarias de pequeños comercios como pulperías y quienes ofrecen ventas de alimentos a los turistas.

“Este ha sido un trabajo arduo de dos años atrás en donde las universidades han trabajado de manera coordinada y conjunta para poder desarrollar capacidades en la población. Entramos en una comunidad en donde había debilidades y limitaciones importantes en cuanto a capacidades y sensibilidad hacia ciertos temas ambientales, de gestión de riesgos y situaciones económicas y sociales que limitan a la población y este trabajo empieza a ofrecer oportunidades para poder hacer frente a esas debilidades”, comentó Catalina Esquivel Rodríguez de la Escuela de Administración Pública (UCR).

Las universidades también han cumplido el papel de intermediarias entre los pequeños y pequeñas ganaderas de la zona y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) pues, debido a la falta tierras se utiliza la Laguna Mata Redonda para el pastoreo.

“Las universidades vinieron a ser de gran ayuda como un intermediario entre las personas de la comunidad y nosotros porque traen muchos especialistas, por ejemplo, en reforestación y nos dicen a la comunidad y a nosotros los funcionarios cómo debemos trabajar las especies nativas y así trabajamos en conjunto. Los estudios socioeconómicos que hacen en las comunidades arrojan que el turismo es una fuente principal de trabajo, por medio del cual podemos obtener mucho ingreso económico para un mejor bienestar de las personas”, expresó José Carlos Leal Rivera, funcionario del SINAC.

El trabajo realizado ha permitido dar a conocer la importancia de los humedales como recurso ecológico, las formas de protegerlos y de desarrollar las actividades económicas sin afectar los ecosistemas. Niñas, niños y personas adultas, reciben información importante para asegurar que las futuras generaciones puedan hacer un uso responsable de los recursos y disfrutar de un bienestar integral en las comunidades.

Gestión local integral con las comunidades de los humedales de la cuenca baja del río Tempisque

Regresar Arriba