Saltar Navegación
inicio > noticias > 2014 > 08 > 14 > ciemic-hace-reconoci...

Ciemic hace reconocimiento a investigadores

Destacan por su aporte en investigación y enseñanza
14 ago 2014Ciencia y Tecnología
El gran aporte que han dado los doctores Rodrigo Gámez Lobo y Elliot Kitajima y la Mag. Ethel …
El gran aporte que han dado los doctores Rodrigo Gámez Lobo y Elliot Kitajima y la Mag. Ethel Sánchez Chacón al Ciemic de la UCR fue reconocida en una actividad especial realizada el 7 de agosto en el auditorio de la Ciudad de la Investigación (foto: Laura Rodríguez).

El Centro de Investigaciones en Estructuras Microscópicas (CIEMIC) de la Universidad de Costa Rica hizo un reconocimiento a tres personajes que han dado un gran aporte en lo que es la investigación con microscopio electrónico como parte del programa de celebración de su cuarenta aniversario.

Se trata de los doctores Rodrigo Gámez Lobo, director del INBio y fundador de la Unidad de Microscopia Electrónica (UME) que abrió sus puertas en 1974 y se convirtió a partir del 2001 en lo que hoy se conoce como el Ciemic.

El Dr. Gámez fue investigador y contribuyó a consolidar esa unidad. Gracias a esta herramienta científica identificó  el virus del rayado fino del maíz y realizó otros estudios en fitopatología y publicó varios artículos.

 Asimismo se le reconocieron los aportes al Dr. Elliot Watanabe Kitajima, investigador de la Universidad de Sao Paulo, Brasil, quien por muchos años mantuvo colaboraciones científicas con el Dr. Rodrigo Gámez en cuanto a la identificación de diferentes virus  y otros patógenos vegetales.

El Dr. Kitajima  impartió recientemente en el Ciemic un taller de actualización sobre la Microscopia Electrónica en Fitopatología con la participación de unos 30 investigadores universitarios.

Por otra parte la Magíster Ethel Sánchez Chacón,  catedrática de la UCR y funcionaria del Ciemic, recibió un reconocimiento como la persona que más ha investigado en el campo de la Fitopatología con microscopio electrónico.

El Dr. Adrián Pinto Tomas, director de este centro universitario, comentó que esta unidad desarrolla un trabajo multi y transdisciplinario  en cuatro grandes áreas: fitopatología, ciencias de materiales, biodiversidad y patología humana.

El Dr. Adrián Pinto Tomas, director del Ciemic, compartió con los homenajeados, quienes …
El Dr. Adrián Pinto Tomas, director del Ciemic, compartió con los homenajeados, quienes recordaron aspectos de la fundación, desarrollo y consolidación de lo que fue la Unidad de Microscopia Electrónica y hoy se denomina Ciemic (foto: Laura Rodríguez)

Comentó que continuarán implementando talleres en este campo en los meses que restan del año y que concluirán su celebración con un simposio internacional que se efectuará del 10 al 14 de noviembre, al que asistirán el Dr. Yochimichi Kozuka, maestro en Microscopia electrónica quien laboró por más de 15 años en la UCR, el Dr. Robert Gordon, vicepresidente de Hitachi para Latinoamérica, el Dr. Christopher Gettinger, el Dr. José Carretero y el Dr. Eliott Kitajima, entre otros especialistas.

Microscopia electrónica en el país

El Dr. Rodrigo Gámez en su disertación sobre El pasado, el presente y el futuro de la Microscopía Electrónica en Costa Rica, narró la coyuntura que se dio para crear la UME. Recordó que él trabajaba en el incipiente laboratorio de virología de la Facultad de Agronomía. Había estudiado Agronomía e hizo estudios en Estados Unidos y en Inglaterra, en lo que es la transmisión de virus por insectos empleando la microscopia electrónica, en los años de 1970  y para esa época era la única persona en el país que sabía trabajar con esa herramienta. En esos primeros años contó el apoyo de Reynaldo Pereira y Ana Mercedes Espinoza y poco a poco se fueron incorporando nuevos investigadores.

Recordó que su padre Uladislao Gámez,  quien se desempeñaba como ministro de Educación, le pidió entrevistarse con el vicepresidente de la República, Dr. Manuel Aguilar Bonilla, porque el gobierno costarricense mantenía conversaciones con el gobierno de Japón  para traer al país el primer microscopio electrónico, con la idea de apoyar los análisis en el campo de la Medicina.

Después de varias negociaciones y discusiones sobre el hospital en donde debería instalarse ese primer microscopio – según dijo- decidieron que fuera en la Universidad de Costa Rica porque permitiría usarlo en muchas otras disciplinas.

“Es muy satisfactorio ver en perspectiva todo lo que aquella unidad  inicial se ha convertido y como las nuevas generaciones han ido superando a los fundadores”, comentó el Dr. Gámez.

Para su criterio hay elementos que se conjugan para producir éxito, como es la pasión, la visión compartida y el trabajo en equipo. “Vean ustedes si el emprendimiento de lo que fue la UME fue exitoso, cuánta gente se ha graduado,  cómo se influyó en el país en cuanto al uso de la microscopía electrónica,  eso ahora se toma como “oro colado”, y eso es lo importante”, afirmó.

Parte del grupo de investigadores que emplean el microscopio electrónico y que recibieron una …
Parte del grupo de investigadores que emplean el microscopio electrónico y que recibieron una actualización de conocimientos con el Dr. Elliot Kitajima (foto: Laura Rodríguez)

A las nuevas generaciones de investigadores les recomendó que hagan un esfuerzo por popularizar la ciencia en los medios de comunicación, incluidas las redes sociales, que hagan abordajes transdisciplinarios para tener más impacto y que no olviden trabajar en el cambio climático y su impacto en virus, hongos, entre otros.

Más uso del microscopio electrónico

El Dr. Elliot Kitajima, quien han mantenido contacto con la UME y el Ciemic por 40 años, recomendó que se utilice la microscopia electrónica para estimular la producción científica en todas las áreas, que lo hagan en contacto con otros y en colaboraciones.

Aunque está jubilado sigue realizando trabajos, porque acepta que la labor científica le genera mucho placer. Para su criterio un científico debe  leer de todo y mantenerse muy informado, cultivar el espíritu de sacrificio, el coraje, la humildad, la osadía, la diplomacia y abordar temas de la cotidianidad, “porque somos empleados de la sociedad, que nos paga”.

“No crean tener la verdad definitiva, porque esta no existe, en la ciencia, no se debe entender las cosas como dogma en la naturaleza, porque todo es posible”, aseveró.

Por su parte  la Mag.Ethel Sánchez, quien se manifestó muy satisfecha con el trabajo que desarrolla en el Ciemic, ofreció su  apoyo a los jóvenes estudiantes, a quienes realizan trabajos de investigación, a los profesionales del Ministerio de Agricultura y Ganadería y a las empresas del ramo para que se acerquen a este centro y puedan aprovechar las ventajas que ofrece esta herramienta.

Comentó que su ingreso a la UME se dio cuando contaba ya con 10 años de existencia y con dos microscopios electrónicos y era la época en la que con el apoyo el gobierno de Japón, de los doctores Akajori, Kozuka y Kitajima, entre otros se impartían los cursos regionales de microscopia electrónica.

Para esta bióloga, quien comenzó como asistente en la UME, esta ha sido su escuela que le dio un aprendizaje completo, desde recolectar las muestras, prepararlas, analizarlas y dar los informes.

Regresar Arriba