Saltar Navegación
> noticias > 2014 > 08 > 12 > la-biologa-odalisca-...
Reconocimiento lo entrega la ANC y el MICITT

La bióloga Odalisca Breedy fue galardonada como la científica destacada de 2014

La investigadora ha dedicado su carrera al estudio de los octocorales, en especial en el área de taxonomía y biogeografía.
12 ago 2014Vida UCR
La Dra. Odalisca Breedy Shadid recibe el reconocimiento de manos de ministra del MICITT, Gisela …
La Dra. Odalisca Breedy Shadid recibe el reconocimiento de manos de ministra del MICITT, Gisela Kooper, y el presidente de la Academia Nacional de Ciencias, Dr. Gabriel Macaya (Foto: Anel Kenjekeera).

Ahí, las olas; el mar Caribe, la belleza de Limón, frente a Odalisca Breedy Shadid: una niña de curiosidad infinita, igual a la de los enigmas de los océanos. Su padre, un pescador de origen libanés, le contaba historias sobre sus estancias en el mar. Ella las escuchaba con una fascinación que fue germen de su pasión por la ciencia.

Hoy, Odalisca Breedy es una mujer con  un doctorado en Ciencias y una maestría en Biología por la Universidad de Costa Rica (UCR). Breddy cuenta con una fructífera carrera en la investigación de la fauna marina: en 14 años de trabajo ha descrito 31 especies nuevas para la ciencia, un género y una familia zoológica, anteriormente desconocidas en el campo del estudio de los corales. Antes de tales logros, tuvo el mérito de difundir un nuevo género y especie de crustáceos.

Para destacar sus aportes invaluables a la biología, la Academia Nacional de las Ciencias (ANC) y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT) entregaron a la Dra. Breedy el reconocimiento de la científica más destacada del 2014. El acto ceremonial se realizó en la inauguración de Expo Ciencia, Tecnología e Innovación, que se celebró del viernes 9 y el sábado 10 de agosto en la Casa del Cuño con motivo del Mes de la Ciencia y la Tecnología.

El MICITT otorga el reconocimiento al científico destacado desde el 2007. Anteriormente se han galardonado al ingeniero Juan Pastor, el demógrafo Luis Rosero Bixby, el astronauta y físico Franklin Chang, la microbióloga Adriana Troyo y la geóloga Ileana Boschini.

La Dra. Helena Molina Ureña (izq.) junto a la Dra. Odalisca Breedy Shadid en el Golfo Dulce …
La Dra. Helena Molina Ureña (izq.) junto a la Dra. Odalisca Breedy Shadid en el Golfo Dulce (Foto: Laura Rodríguez).

Descripciones del océano

Actualmente, la Dra. Odalisca Breedy reparte su tiempo en diferentes instituciones de la UCR: trabaja como investigadora asociada en el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR), y el Centro de Investigación en Estructuras Microscópicas (CIEMIC), en el Museo de Zoología y en la Escuela de Biología. La científica también investiga con el Instituto Smithsonian de Estudios Tropicales, en Panamá.

La carrera de Breedy se ha desarrollado en el área de biología marina, específicamente la taxonomía de los octocorales (corales suaves). “Estos organismos no forman estructuras fuertes, como los arrecifes. Los octocorales viven en diversidad de ambientes: fondos lodosos, fondos arenosos, pegados a rocas. Generalmente se encuentran en zonas con mucho oleaje y pueden subsistir a diferentes profundidades; se han encontrado a dos mil metros de profundidad”, explicó la científica.

Odalisca Breedy centra sus investigaciones en el área del Pacífico Oriental, que abarca las aguas entre Baja California (México) y Perú; sin embargo, también se encuentra estudiando especímenes provenientes de Chile.

 La investigadora expresó que su labor es un estudio de la biodiversidad: “En la taxonomía hacemos listados de especies, las identificamos y determinamos cuales son nuevas para la ciencia. Las que resultan inéditas, se describen”.

La Dra. Odalisca Breedy se prepara para sumergirse en una expedición al Golfo Dulce (Foto: Laura …
La Dra. Odalisca Breedy se prepara para sumergirse en una expedición al Golfo Dulce (Foto: Laura Rodríguez).

En sus años examinando la riqueza de la fauna marina, la Dra. Breedy ha descubierto más de 30 especies; además de una familia nueva de organismos. “Un grupo de colegas y yo descubrimos la familia en una investigación realizada en la Isla del Coco. Descendimos 400 metros en el mar por medio de un submarino. Ahí encontramos un espécimen perteneciente a la clase Anthozoa, que es suave y similar a un tipo de medusa. Investigamos el organismo y concluimos que era muy diferente a lo que había en la literatura científica. Además hicimos un estudio molecular y vimos que teníamos algo nuevo en nuestras manos”, explicó.

La recurrencia de los descubrimientos de Breedy se debe al área poco explorada de la ciencia, a la cual se dedica. Los principales estudios de los octocorales en el Pacífico Oriental se realizaron en el siglo XIX. Breedy afirma que en 1846 se describieron varias especies, pero los esfuerzos disminuyeron increíblemente durante el siglo XX.

Al inicio de su carrera, Breedy se interesó en los microcrustáceos, y se decidió a estudiar la relación entre tales organismos y los octocorales. Empero, al percibir el vacío en el conocimiento de los corales suaves, la científica decidió enfocar sus esfuerzos en iluminar las características de estos seres. “Lo más importante para iniciar es saber quién es quién”, bromeó Odalisca.

El trabajo de Odalisca Breedy también se relaciona de manera cercana con la sistemática —que acapara la taxonomía y la historia evolutiva de los organismos—, y la biogeografía, la cual determina dónde viven los organismos, cuáles son los ecosistemas y sus relaciones con otros especímenes.

La Dra. Breedy ha investigado los octocorales por más de 14 años (Foto: Laura Rodríguez).
La Dra. Breedy ha investigado los octocorales por más de 14 años (Foto: Laura Rodríguez).

Durante su carrera, Breedy ha publicado más de 20 artículos académicos.

“A cada lugar a donde se vaya, o a cualquier profundidad a la que se baje, siempre hay algo nuevo. Hay muchas preguntas por contestar”, opinó la investigadora.

 De cara siempre al mar

“Me gustaba recolectar conchas. El mar siempre me dio curiosidad, creo que de ahí surgió mi interés por la ciencia y la biología marina”, rememoró Breedy.

Un recuerdo importante para Breedy es cuando su padre la llevó al Museo de Historia Natural, en Nueva York. “Yo estaba fascinada con los huesos de los dinosaurios y todo lo que se exhibía”, dijo.

La curiosidad ahora rinde sus frutos: Breedy se siente muy agradecida por el reconocimiento. Siempre entusiasta, declaró la importancia que tiene tal galardón para la Biología: “Es un reconocimiento a los estudios de biodiversidad. Es importante porque suele dejarse de lado. Generalmente suelen destacarse los estudios de bioprospección; en otras palabras: ¿qué podemos obtener de este organismo?”.

Aquí está Odalisca Breedy, siempre entusiasta, siempre curiosa, de cara frente al mar.

Regresar Arriba