Saltar Navegación
inicio > noticias > 2022 > 08 > 25 > actitudes-individual...

Actitudes individualistas acrecentaron desigualdad y pobreza en manejo de la pandemia

Docentes de Psicología de la Sede de Occidente participaron en investigación internacional sobre estrés psicológico y las implicaciones conductuales del COVID-19. El proyecto involucró a profesionales de 60 países
25 Aug 2022Salud
La Mag. Harlen Alpízar Rojas y el Dr. Juan Diego García Castro, profesores de la carrera de …
La Mag. Harlen Alpízar Rojas y el Dr. Juan Diego García Castro, profesores de la carrera de Psicología participaron en una investigación sobre estrés psicológico e implicaciones conductuales del COVID.

La Mag. Harlen Alpízar Rojas y el Dr. Juan Diego García Castro, profesores de la carrera de Psicología de la Sede de Occidente, de la Universidad de Costa Rica formaron parte de un grupo de investigadores a nivel mundial que participaron en un estudio sobre estrés psicológico y las implicaciones conductuales del COVID-19; se trata de una iniciativa de la Universidad de Salford de Manchester, Inglaterra; en la que participaron profesionales procedentes de 60 países.

La investigación desarrollada por estos profesionales fue inscrita en la Coordinación de Investigación como una actividad denominada “Un año con la pandemia del COVID-19: factores de estrés psicológico e implicaciones conductuales” y se enfocó a realizar el estudio específicamente en Costa Rica en el 2021.

En este proyecto colectivo, los investigadores tuvieron la oportunidad de participar en todo el proceso desde el diseño, reclutamiento de participantes, análisis de datos y redacción de los artículos científicos.

Para esta colaboración, los investigadores trabajaron con una muestra de 292 personas en temas que tenían que ver especialmente con la adecuación a las medidas de contención de la pandemia: la intención o resistencia a vacunarse, la identificación de grupos sociales como factores protectores y el acatamiento de las recomendaciones como el uso de la mascarilla o quedarse en casa.

Dentro de los principales hallazgos encontrados, según el Dr. Juan Diego García Castro, se identificó que las personas con actitudes más individualistas fueron quienes más se resistieron a acatar las medidas de prevención y enfrentamiento de la pandemia. “El discurso de la responsabilidad individual para sobrellevar la crisis sociosanitaria del COVID llevó a la población general a afrontar el problema de forma particular, lo cual restó capacidad de agencia comunal y acción colectiva para resolver un problema que hubiera sido mejor hacerlo como sociedad y no como personas individuales”.

Señaló que una crisis sanitaria es una contingencia que se debe enfrentar colectivamente a través de la responsabilidad compartida y el apoyo mutuo. “La estrategia de que cada quien se cuidara a sí mismo y a su burbuja solo acrecentó las consecuencias negativas de la desigualdad económica y la pobreza” aseguró.

Por su parte, la Mag. Harlen Alpízar Rojas destaca que uno de los principales aportes de este estudio  es que se pueda hacer una evaluación del manejo de la pandemia, de los factores psicológicos estresantes e implicaciones conductuales en la población costarricense para elaborar políticas públicas que puedan ayudar en el futuro en situaciones similares. Señaló, que al ser un estudio internacional se puede comparar con otras experiencias para conocer qué funcionó en otros contextos y qué no.

Alpízar agregó que esta investigación generó una base de datos públicos de acceso abierto que puede servir para futuras investigaciones que profundicen en la información. “Por ejemplo, puede servir para que estudiantes hagan sus tesis de graduación sobre estos temas o para que otras personas investigadoras hagan análisis regionales sobre la vivencia en Centroamérica, entre otras”.

VER Base de datos de la investigación.

Para ambos investigadores, la experiencia de participar de un proyecto colectivo, con profesionales de otros países fue de mucho aprendizaje. Explicaron que con investigaciones de este tipo se pone el práctica los conocimientos y a la vez se aprende desde el trabajo colectivo y se amplía la visión de investigación.

García aseguró que la participación ha sido una buena experiencia y que  la sede ha mostrado estar a la altura de estos nuevos desafíos científicos. “Personalmente se aprende mucho cuando se trabaja con investigadoras de todo el mundo. Se adquiere experiencia y se crean redes de contactos. Por ejemplo, ya hemos recibido otras invitaciones de colaboraciones internacionales que realizaremos a corto y mediano plazo. Colaborar internacionalmente nos ayuda a aumentar el impacto de nuestro trabajo” concluyó.

Por su parte, Alpízar destacó que este tipo de proyectos apoyan el desarrollo de redes de investigadores que pueden dar apertura al acceso a la información. “La investigación da acceso libre a sus bases de datos, lo que va en total concordancia con la visión de la Universidad de Costa Rica”.

Mencionó que esta experiencia ayuda a posicionar la investigación desde la Universidad de Costa Rica, pero sobre todo desde la Sede de Occidente y “en este caso desde el impacto de la carrera de Psicología en un momento relevante como lo es la celebración de sus 15 años de apertura en esta Sede Regional”. 

ADEMÁS COVIDiSTRESS diverse dataset on psychological and behavioural outcomes one year into the COVID-19 pandemic

Regresar Arriba