Saltar Navegación
La persona electa ocupará el cargo de la Rectoría del 19 de mayo del 2020 al 18 de mayo del 2024.
Cinco personas aspiran a la Rectoría de la UCR
La persona electa ocupará el cargo de la Rectoría del 19 de mayo del 2020 al 18 de mayo del 2024. Foto: Laura Rodríguez Rodríguez.
inicio > noticias > 2020 > 03 > 09 > cinco-personas-aspir...
La elección será el 17 de abril del 2020
9 mar 2020Gestión UCR

El Tribunal Electoral Universitario (TEU) oficializó, este viernes 6 de marzo, las candidaturas de cinco postulantes que aspiran a ocupar el puesto de la Rectoría de la Universidad de Costa Rica (UCR) del 19 de mayo del 2020 al 18 de mayo del 2024.

Se trata de Orlando Arrieta Orozco, Ralph García Vindas, Gustavo Gutiérrez Espeleta, Lizbeth Salazar Sánchez y José Ángel Vargas Vargas.

A partir del 18 de marzo y hasta el 16 de abril será el periodo de propaganda durante el cual las personas candidatas podrán dar a conocer a la comunidad universitaria y nacional sus ideas y planes de trabajo, mediante distintos espacios y canales de comunicación, dispuestos por el TEU.

La elección se llevará a cabo el viernes 17 de abril y según el padrón electoral provisional, en esta ocasión la Asamblea Universitaria Plebiscitaria, que son quienes votan, está conformada por un total de 2 311 personas.

La Asamblea la integran el rector, las vicerrectoras y el vicerrector, los miembros del Consejo Universitario, los miembros titulares del TEU y los exrectores. Asimismo, la forman docentes incluidos en el Régimen Académico, que tengan una jornada no inferior al cuarto de tiempo; profesores eméritos; y jefes de oficinas administrativas. Además, dos representantes designados por cada colegio profesional y una representación estudiantil no mayor al 25 % del total de los docentes miembros de esta Asamblea, elegidos por los organismos estudiantiles correspondientes.

El padrón electoral está compuesto por 2 311 personas. Diseño: Rafael Espinoza Valverde.
El padrón electoral está compuesto por 2 311 personas. Diseño: Rafael Espinoza Valverde.

El 4 de marzo, el TEU publicó el padrón provisional, documento que se exhibe en las unidades académicas y en las sedes regionales.

Los miembros de la Asamblea tienen ocho días hábiles para revisar este padrón y presentar por escrito al TEU las peticiones de modificación. Vencido ese periodo, el TEU resolverá cada una de las solicitudes y preparará el padrón electoral definitivo, el cual será declarado firme e inalterable para todos los efectos de la elección. No se podrán hacer inclusiones ni exclusiones posteriores a esa declaratoria.

Las cinco personas candidatas han desarrollado sus carreras académicas en la Institución y han ocupado diversos puestos en la administración institucional. Conozca un poco más sobre ellas a continuación, dé clic en la foto correspondiente:

 

Dr. Orlando Arrieta Orozco

Catedrático, investigador, decano de la Facultad de Ingeniería.

P/ ¿Por qué propone su nombre para esta elección?

R/ Después de pensarlo considero que estoy en un momento de mi vida donde me encuentro con la energía, el ánimo y la motivación de enfrentar el reto complejo que se le viene a la universidad y no lo hago solo, lo hago apoyado por personas, universitarios y universitarias que apoyan esta idea y con el objetivo de lograr una mejor institución, de realmente poner a la UCR en el lugar que le corresponde en este país.

Hay que trabajar mucho, tenemos que recobrar ese papel de la universidad como promotora de política pública que incida directamente en la sociedad costarricense y hay que hacer cambios, hay que modernizar a la Universidad de Costa Rica.

P/ ¿Cuáles son sus principales objetivos o líneas de trabajo?

R/ En este momento un baluarte que creo que tenemos que recuperar es la unidad a lo interno de la universidad. Por diversas situaciones la universidad se ha venido fragmentando y considero que es el momento de unirnos todos y todas de cara a dar una lucha hacia fuera para mejorar el posicionamiento de la universidad con retos tan importantes como la negociación del FEES, que yo considero que deberíamos recobrar el lograr una negociación quinquenal.

Luego tenemos que recuperar dentro de la institución que el criterio académico sea el que guie el quehacer universitario.

Nos hemos enfrascado a lo largo de los años en una serie de trámites burocráticos y administrativos que tenemos que agilizar, cambiar y hacerlos más eficientes.

Siempre he dicho que tenemos que recorrer la línea más corta que la reglamentación nos exija y eso hasta tanto no promovamos un cambio en la reglamentación. Creo que ahí hay un espacio lo suficientemente amplio para realmente lograr procesos eficientes y sobre todo, permitir que el criterio académico sea lo que conduzca nuestro quehacer y que la gestión administrativa sea un vehículo que facilite el desarrollo de ese proceso académico.

P/ ¿Cuáles son los principales retos que enfrenta la UCR?

R/ Estamos siendo atacados constantemente desde afuera y yo creo que en mucho ha sido un posicionamiento en comunicación que tenemos que mejorar, que la población de Costa Rica reconozca cuál es el lugar que le corresponde a la universidad, que reconozca las grandes contribuciones que hace la UCR al país, de tal manera que posicionemos a la universidad nuevamente en el lugar que le corresponde.

Yo creo que a lo largo de los últimos años hemos perdido ese posicionamiento y hemos sufrido un desgaste mediático que no contribuye al quehacer académico.

La UCR es una institución con múltiples sedes a lo largo y ancho de este país y tenemos que buscar ese equilibrio en la distribución de los recursos. Que esa distribución sea basada en un criterio académico y no simple y sencillamente en una buena intención. A mi me parece que esto es fundamental en este momento y sobre eso tenemos que trabajar en un equipo de hombres y mujeres que tendrán que colaborar con la gestión de la Rectoría, teniendo claro que no solo a ese equipo le corresponde el trabajo. El trabajo va a ir desde la llamada administración superior hasta las bases.

El trabajo en realidad mayoritariamente de esta universidad se realiza en las unidades académicas y de investigación, que es donde está el quehacer académico, siendo el resto de la estructura organizacional un aparato que debe facilitar el desarrollo de ese proceso académico y sobre todo luchando en mantener ese modelo basado en tres pilares de docencia, investigación y acción social, que debe caracterizar la formación que le damos a las personas en esta universidad y que nos hace ser diferentes al resto de modelos incluso de universidades no públicas.

 

Dr. Ralph García Vindas

Catedrático, coordinador del Ciclotrón, director Escuela de Física.

P/ ¿Por qué propone su nombre para esta elección?

R/ Soy producto de la educación pública desde mi adolescencia y primero que todo me siento muy orgulloso de lo que es la Universidad de Costa Rica y propongo mi nombre, no a título personal, si no en nombre de una colectividad, de un grupo que nos hacemos llamar Integración Universitaria, que estamos construyendo un proyecto de universidad no un proyecto político, basado en los más altos valores de esta institución y que pretende responder a los retos que va a enfrentar esta universidad de cara al futuro y sobre todo de cara a los 100 años que vamos a cumplir y conscientes de la coyuntura actual por la que está pasando nuestra sociedad.

P/ ¿Cuáles son sus principales objetivos o líneas de trabajo?

R/ Primero, acercar más la universidad a la sociedad, ese es uno de los objetivos, porque la sociedad es la razón de ser de esta universidad, es cómo podemos incidir positivamente en las transformaciones que esta sociedad nos está demandando ante la problemática actual que estamos viendo día a día. Cómo la universidad se posiciona otra vez como líder y guía de ese modelo de desarrollo de país que necesitamos. Otra vez posicionar a la universidad como luz de nuestra sociedad y del país y volver a recuperar los aliados que hemos perdido.

P/ ¿Cuáles son los principales retos que enfrenta la UCR?

R/ Uno de los principales retos tiene que ver con la conciencia humanista de nuestra institución que la hemos divulgado hacía afuera, pero ahora hay que verla hacía adentro. Hay que sensibilizarse con la situación de la comunidad universitaria, los estudiantes, los administrativos, los funcionarios en general, ese es uno de los principales retos y cómo unir, cómo buscar esas metas y objetivos comunes que nos den esperanza y que todavía nos muevan a luchar por los derechos que la universidad ha adquirido a lo largo de los años.

Y el otro es, cómo demostrarle a la sociedad, a la clase política en general que la universidad realmente le da al país más de lo que recibe y que la Universidad de Costa Rica como institución pública Benemérita de la Patria es un aliado del desarrollo del país y no un enemigo.

Ese es uno de los principales retos, volver a recuperar la confianza de la gente, de la sociedad, de la gente de a pie en la Universidad de Costa Rica.

 

Dr. Gustavo Gutiérrez Espeleta

Catedrático, investigador en temas de genética molecular y ciencias naturales

P/ ¿Por qué propone su nombre para esta elección?

R/ Nosotros estamos completamente convencidos que es importante un cambio en el modelo de gestión administrativa en nuestra universidad, que tienda a la transparencia, a la eficiencia, a la probidad, a la rendición de cuentas. Eso lamentablemente no lo hemos visto en los últimos tiempos y eso nos convoca en esta ocasión.

P/ ¿Cuáles son sus principales objetivos o líneas de trabajo?

R/ Es extremadamente importante mejorar el vínculo con la sociedad costarricense de tal forma que podamos participar en temas como pobreza, con poblaciones indígenas, sector pesquero y agrícola, que podamos apoyar o acompañar a la pequeña y mediana empresa, entre otras cosas.

Es importante la defensa de la educación pública de tal forma que la posición sería vehemente y firme en términos de que lo que está estipulado en la Constitución Política se cumpla para la educación superior. Seremos firmes defensores de lo que está estipulado en nuestra Constitución.

Nos interesa hacer un cambio sustancial, radical, hacia una universidad amigable con el ambiente, hay cosas que no se justifican. Mientras hoy tenemos lugares, comunidades con 16 horas con racionamiento de agua al día, en la UCR usamos agua potable para alimentar los inodoros, hacer los procesos de limpieza, y alimentar las plantas, eso es inconcebible en una institución como la nuestra.

Este es un proceso que nos lleva de la mano con la transformación digital que tenemos que hacer. Vamos a reducir papel, vamos a reducir el uso de fotocopiadoras, vamos a reducir el uso de ciertas impresoras.

Nos lleva a pensar que es ilógico que los miembros de las asambleas colegiadas de las sedes tengan que hacer un desplazamiento a San Pedro de Montes de Oca para hora y media o dos horas de reunión. Nosotros estamos proponiendo un poquito de desarrollo tecnológico, que muchas cosas ya existen y que los compañeros y compañeras de las sedes, en un recinto adecuado, un auditorio, un aula, puedan tener voz y voto de modo que nosotros en la Rodrigo Facio los podamos ver a ellos y ellos nos puedan ver a nosotros.

Cero tolerancia al tema de acoso sexual, de acosos laboral, de tal forma que nosotros estamos hablando de una universidad libre de violencias.

El eje central es el estudiantado, por supuesto. Nos preocupa del estudiantado su situación de salud física y mental. En este peregrinar nuestro que nos ha permitido tener contacto con 570 o mas personas al día de hoy, nos hemos dado cuenta que el tema de salud mental es fundamental y es una prioridad que debemos atender en nuestra población estudiantil.

Y un último tema que es extremadamente importante, mejorar la articulación en la comunidad universitaria. Hemos encontrado desmotivación, hemos encontrado desarticulación, hemos encontrado un apatía tremenda, de tal forma que nos preocupa y nos vamos a ocupar en forma muy importante para lograr sentir el orgullo y el privilegio que significa ser parte de la comunidad de la Universidad de Costa Rica.

P/ ¿Cuáles son los principales retos que enfrenta la UCR?

R/ Yo me referiría a dos muy claros. Uno tiene que ver con el sector político externo, Ejecutivo, Asamblea Legislativa, yo creo que la posición es muy clara. Yo digo que para enfrentar este sector político externo la estrategia debe cambiar radicalmente, no podemos incrementar los niveles de desunión que hay, mas bien todo lo contrario, tenemos que convencerlos y traerlos a la comunidad universitaria para que ellos mismos vean lo mucho bien que se hace en la universidad, pero que por un problema de comunicación, de divulgación, de compartir todo eso mucho bien que hacemos, no se conoce.

Lejos de llegar a aumentar los niveles de desarticulación que hay entre esos poderes con las universidades públicas, tenemos que convencerlos que lo que estamos haciendo se hace muy bien y tenemos que rendir cuentas de los fondos que estamos recibiendo del pueblo costarricense.

El otro gran reto es cómo articular a la comunidad universitaria. Porque lo que hemos notado en estos 18 meses es eso que mencionaba, la gente está completamente desmotivada. Genera en algunas personas cierta molestia decir públicamente que son funcionarios de una universidad pública, por todas las críticas que nos hacen.

Y atender la situación presupuestaria y las restricciones que nos vienen a propósito de la reorganización que hace el Estado y la reforma fiscal.

 

Dra. Lizbeth Salazar Sánchez

Catedrática, investigadora, directora de la Escuela de Medicina

P/ ¿Por qué propone su nombre para esta elección?

R/ Yo considero que la universidad necesita en este momento liderazgo y experiencia para enfrentar lo que estamos viviendo ya a nivel de la educación superior pública. Luego de mucho analizar y reflexionar y con un grupo de compañeros y compañeras decidí postularme para esta Rectoría con el fin de unir y retomar el rumbo de la universidad pero como un conjunto, con la visión de una universidad.

P/ ¿Cuáles son sus principales objetivos o líneas de trabajo?

R/ Preocupan muchas cosas. Tenemos que volver a tener la imagen, volver a tener nuestros aliados, las instituciones, las comunidades, los gobiernos locales que eran nuestros aliados con quien nosotros trabajábamos, que teníamos impacto a nivel de toda la sociedad y nos veían como una institución sumamente importante, que lo hemos ido perdiendo por diferentes razones. Entonces es posicionar nuevamente a la universidad a lo que era antes, retomar, volver a lo que era la UCR.

Dentro de mis principales ejes que yo considero importante es el tema de los estudiantes. Nos tiene muy preocupados la situación de los estudiantes, sobre todo aquellos que tienen becas, que esas becas realmente lleguen a satisfacer las necesidades que actualmente tiene un estudiante y que eso también los está afectando porque no tienen esa seguridad, esa tranquilidad.

Volver a tener en el aspecto laboral de la institución esa seguridad que tal vez vivimos nosotros que tenemos una propiedad. Volver a que el estar en la UCR realmente es algo que nos motiva, que nos ilusiona, que nos estimula para ser docentes y poder impartir lo que nosotros conocemos.

El reconocernos, oírnos y escucharnos, reconocer que todos somos importantes y cada uno en su campo puede contribuir con nosotros. Es volvernos a unir, a tener esa universidad, que uno venía y que tenía ese ambiente de que nos conocíamos, que trabajamos, de que podíamos pedirnos ayuda unos a otros y tanto a nivel de todas las sedes.

El tema también de la salud, ese es mi tema y la salud física y mental de la población universitaria realmente necesita atención, necesita ver qué es lo que está pasando, cómo podemos fortalecerla, que la gente sienta que se le está atendiendo tanto estudiantes, docentes y administrativos.

El tema de que los tres ejes principales de los que hemos oído desde que entramos a la universidad, que son la docencia, la acción social y la investigación, se trabaje en conjunto y que tengan los recursos, porque a veces se siente que unos tienen más que el otro, que eso se democratice, que se sepa bien cómo se está invirtiendo y cuál es el impacto de lo que estamos produciendo a nivel de la docencia, la investigación y la acción social, pero es claro que se necesita el recurso económico, el recurso humano, que sepamos qué estamos haciendo y cómo podemos ayudarnos más en este momento.

En general, yo creo que en suma son un montón de factores que nos tienen preocupados y a los qye hay que poner atención, por lo menos en esos tres que yo veo en este momento. Que haya paz, que haya tranquilidad, que haya equidad. El tema de la equidad es muy importante, que todos tenemos igualdad de oportunidades para poder acceder todo como estudiantes y funcionarios de esta institución

P/ ¿Cuáles son los principales retos que enfrenta la UCR?

R/ Un reto, como reitero y marcaré, es volver a tener la imagen, tener lo que era la UCR ante la sociedad costarricense. Que realmente veamos que la gente nos quiera, que nos sienta, que tengamos ese impacto.

Hay también una serie de intereses, de divisiones, del ambiente, que nos está afectando en gran medida, que nos vemos como una isla, que no nos interesa el país, que no nos interesa Costa Rica. Que la universidad vuelva a ser la Universidad de y para Costa Rica.

 

Dr. José Ángel Vargas Vargas

Catedrático, investigador en temas de literatura comparada, historia, patrimonio cultural y asuntos universitarios.

P/ ¿Por qué propone su nombre para esta elección?

R/ Porque quiero agradecerle a la Universidad de Costa Rica todo lo que me ha dado a través de la historia, el proceso formativo desde que era estudiante, fui becado, mis estudios de bachillerato, licenciatura, maestría, mis estudios en el extranjero también. Siento que soy producto y resultado de la UCR y siento un gran amor por la institución, un gran compromiso que lo he manifestado siempre en todos los cargos administrativos que he ocupado, como la dirección del Consejo Universitario o la dirección de la Sede de Occidente, y siempre he tenido ese norte. Quiero agradecer a la UCR todo lo que me ha dado, y eso pienso que puedo hacer desde la Rectoría, muchas acciones que concretarían esa misión transformadora de la institución y siempre con el nivel de excelencia que nos caracteriza.

Siento que tengo la experiencia suficiente, los años también y una muy buena relación con todos los sectores de la universidad y creo que eso facilitaría una gestión universitaria.

Quiero servirle a la universidad y al país.

P/ ¿Cuáles son sus principales objetivos o líneas de trabajo?

R/ Son muchas, pero muy fuerte la defensa del modelo de universidad pública como logro del estado social de derecho, eso en todos sus extremos lo vamos a realizar.

Vamos a trabajar por la equidad en la distribución presupuestaria.

Tenemos como un gran campo de acción, donde la UCR todavía tiene que aportar mucho, en el tema de la defensa y la promoción de los derechos humanos, en este caso hablo de los temas de diversidad, acoso, discapacidad, quiero una universidad verdaderamente humanista.

Queremos recuperar la imagen del liderazgo de la institución como referente nacional. Estamos comprometidos con generar una nueva dinámica institucional para que el impacto académico llegue a las comunidades y la universidad se posicione mejor en ellas, mas bien generando una idea que los sectores sociales sientan que la universidad es importante y nosotros no ser tan directivos indicando la importancia de nuestros proyectos.

Queremos excelencia académica. La regionalización es un componente central, vista como una universidad de vocación nacional, en esa regionalización participan las Sedes Regionales de manera decisiva, pero habrá interrelación y aporte de las distintas unidades académicas para que la universidad sea mas fluida, para que movilicemos la universidad al futuro.

P/ ¿Cuáles son los principales retos que enfrenta la UCR?

R/ La necesidad de cohesión, de unidad institucional. Si no tenemos a lo interno acuerdos, alianzas, trabajo solidario y compartido, vamos a seguir fragmentados, y eso nos va hacer mucho daño y nos ha hecho mucho daño, pues esa es la imagen que estamos dando.

Tenemos que reposicionar la universidad en todo el ámbito social, con proyectos académicos muy fuertes.

Tenemos que movilizar la institución, esto quiere decir que hay que articular mas la investigación, la acción social debe reposicionarse, eso es un reto muy grande porque existen grandes desequilibrios en la actividad académica.

Si nos referimos al tema presupuestario hay un desequilibrio muy grande, la cola de todo esto lo ocupa la acción social con un presupuesto raquítico. Si queremos una universidad en el corazón de la sociedad, la acción social debe levantarse sustantivamente.

 

Andrea Marín Castro
Andrea Marín Castro
Periodista, Oficina de Divulgación e Información
Áreas de cobertura: administración universitaria y artes
andrea.mamuxzrincastro@ucr.jvvmac.cr
Regresar Arriba