Saltar Navegación
inicio > noticias > 2019 > 09 > 09 > francesco-tonucci-un...

Francesco Tonucci: ''Una ciudad adecuada para los niños nos beneficia a todos''

Investigador italiano, creador de la propuesta Ciudad de los Niños, explicó cómo este concepto mejora el uso del espacio público
9 sep 2019Ciencia y Tecnología
Una ciudad en la que los niños puedan estar seguros, jugar y sentirse cómodos será por añadidura …

Una ciudad en la que los niños puedan estar seguros, jugar y sentirse cómodos será por añadidura un espacio público de calidad para todas las demás personas. Foto Laura Rodríguez.

Democratizar el acceso a las ciudades y brindarle al espacio público una característica humana, concebido desde la perspectiva de cómo mejorar el hábitat para los niños, son ideas que ha trabajado el profesor Francesco Tonucci a lo largo de una vida en la que se dedicó a ser pedagogo, escritor, investigador y defensor de la libertad para el aprendizaje de los niños.

Tonucci es conocido por sus libros en los que mediante dibujos critica a la sociedad actual, que se preocupa más por resolver los problemas de tránsito, que por crear estructuras urbanas que sean más amigables con las personas; dichas publicaciones las firma con el pseudónimo de Frato, que nace de juntar las primeras sílabas de su nombre y apellido.

Precisamente, el prof. Tonucci visitó la Universidad de Costa Rica (UCR), el pasado mes de agosto, para participar en el evento denominado: I Conferencia Internacional La Ciudad de los Niños Costa Rica, que fue organizada por el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) en el Auditorio Alberto Brenes Córdoba y que contó con la colaboración de la Escuela de Arquitectura (EA) y la Comisión de Acción Social de la Facultad de Derecho.

Este escritor estuvo acompañado por la Licda. Lorena Morachimo Cattaneo, educadora graduada de la Pontificia Universidad Católica del Perú y quien junto a Tonucci impulsan el concepto de Ciudad de los Niños por Latinoamérica.

A continuación un extracto de la entrevista:

–¿Qué es lo que caracteriza a la figura de Francesco Tonucci?

–Francesco Tonucci: “Soy investigador del Consejo Nacional de Investigación Italiana y del Instituto de Ciencias y Tecnologías de la Cognición, siempre me dediqué a temas de infancia, educación infantil, más que todo en temas educativos, pero siempre mi punto fuerte en mis investigaciones fue el protagonismo infantil".

Los niños necesitan y merecen ser protagonistas y eso lo aplique en temas de educación formal para escuela infantil, escuela primaria y en la formación de los maestros.”

–¿Y cómo empezó a transmitir su mensaje?

–FT:  “Me inventé unos personajes de dibujos y empecé a dibujar viñetas sobre los temas que investigaba y los firmo como Frato, así nacen estas viñetas las cuales yo pensé utilizar poco tiempo, de manera provisional y con un poco de vergüenza por cómo se vería la mezcla entre un investigador y un artista que hiciera dibujos, por lo que usé ese pseudónimo".

Esta experiencia más bien continuó por muchos años y ahora existen libros de dibujos, inclusive en algunos lugares me conocen más como dibujante que como pedagogo.

–La propuesta de la Ciudad de los Niños, ¿qué es, cómo surge?

Francesco Tonucci visitó el país por una semana, en la que participó en talleres y conferencias …

Francesco Tonucci visitó el país por una semana, en la que participó en talleres y conferencias para exponer su proyecto de Ciudad de los Niños. Foto Anel Kenjekeeva.

–FT: “En 1991 le propongo al alcalde en ese momento de mi ciudad natal (Fano, Italia) empezar un recorrido, un proyecto, un laboratorio, un taller o una manera de pensar que se llama la Ciudad de los Niños".

Con esto propongo un cambio de paradigma: la crítica que ya hacía a la sociedad moderna es que tras la reconstrucción después de la Segunda Guerra Mundial, las ciudades europeas viven una experiencia muy rara y dramática de la destrucción que alcanzó el centro de las ciudades.

Por lo tanto llegó el momento en ese entonces de elegir cómo hacer la reconstrucción que, desde mi punto de vista hoy en día, no fue la mejor; se reconstruyó considerando las necesidades, peticiones y deseos de un ciudadano y no de todos en conjunto, al que yo describo como un hombre adulto trabajador.

De ahí que las ciudades adquirieron características comunes en todo Occidente y para confirmar esta elección es suficiente notar en la actualidad el poder que tienen los vehículos en la ciudad moderna; seguro que tiene mucho más poder el carro que las mismas personas, y las políticas urbanísticas se ocupan más de los vehículos que de las personas.”

–¿Y usted qué es lo que propone?

–FT: “Sustituir a esa figura del adulto varón trabajador en la que se centró el diseño de las ciudades, por la del niño, asumir al niño como parámetro de evaluación y como cambio de la ciudad, con la hipótesis de que una ciudad que sea adecuada para los niños será mejor para todos".

Puede sonar un poco raro y las personas podrían imaginarse una ciudad llena de toboganes y columpios, pero no, yo considero que esos instrumentos no son buenos para los niños por lo que estas ciudades no contienen parques de este tipo.

Estos parques para niños son propuestas de separación y exclusión, las mujeres pueden entender esto muy bien pues vivieron esa separación y exclusión del mundo de los hombres, el mundo importante; la ciudad moderna excluye muchas categorías de personas como a los niños, creando espacios para ellos (parques) para que no molesten en los espacios para todos.

Esto es uno de los temas centrales para los profesionales quienes se ocupan de la ciudad como por ejemplo los arquitectos, o sea, el tema del espacio público; la ciudad moderna ha renunciado al espacio público, hay investigaciones en Italia que demuestran que casi el 80 % del espacio público está constantemente privatizado por la presencia o aparcamiento de los medios privados.

Quienes conducen son una minoría pero ocupan casi todo el espacio público, por lo que la mayoría de las personas no tienen acceso a ese espacio que, como lo decía un niño en Rosario, Argentina, para muchos es el único y eso es muy fuerte.

Hoy en día muchas personas y hasta familias enteras no tienen un espacio privado, las escuelas continúan dando tareas a los niños, muchos de ellos están entre los más necesitados, y no tienen un sitio para hacer esos trabajos escolares.

Muchas familias con cinco o seis hijos cuentan con sólo una mesa en la que se come, con sólo este argumento debería ser suficiente para que las escuelas dejen de dar tareas. Hay motivos más profundos para esto. El tema del espacio de juego de los niños es el espacio público.”

Este es uno de los dibujos firmados por Frato y en el que Tonucci reclama espacios idóneos en las …

Este es uno de los dibujos firmados por Frato y en el que Tonucci reclama espacios idóneos en las ciudades para el desarrollo de los niños. Foto tomada de lacittadeibambini.org.

–¿Hay algún ejemplo de alguna ciudad que haya puesto en marcha este proyecto?

–FT: “La ciudad de Pontevedra, ubicada en Galicia, España, con una población de 80 mil habitantes, cambió totalmente su diseño urbano para que no esté ideado para los automóviles, sino para la gente.

Las autoridades del gobierno local se pusieron a trabajar y estrecharon las calles, ampliaron las aceras, prohibieron los aparcamientos de superficie y esto además significa darle espacio a personas con alguna discapacidad y a personas adultas mayores.

En Pontevedra existen 600 pasajes peatonales y no se puede andar a más de 30 km en auto por toda la ciudad, lo que relaja mucho al conductor, evita accidentes, bajan las emisiones de dióxido de carbono; esto tiene que ver con la verdadera democracia y es un tema de prioridades.

Siempre todos los alcaldes me dicen que les encanta la propuesta pero me piden tiempo para resolver el problema del tráfico, pero en las prioridades el tráfico está primero, de segundo el transporte público y después los peatones; hay que darle la vuelta.

A mi me gusta una ciudad en la que los autos se pueden mover por todo lado, no soy partidario de peatonizar completamente las ciudades, pero la prioridad deben ser las personas, los peatones.

Además, tenemos que sumar que las personas al caminar hacen ejercicio y de esta forma pueden cumplir con la meta de dar 10 000 pasos por día; las ciudades se convierten en espacios bellos porque una ciudad llena de personas es bella y es a la vez segura.

Con todos estos cambios Pontevedra se ha convertido en una de las pocas ciudades españolas que muestran un crecimiento demográfico, o sea, que allí sienten que vale la pena tener más hijos, y esto en España y en Italia, países que comparten los últimos lugares del mundo en índices de fertilidad, tener una ciudad con un índice de crecimiento demográfico significa que la gente se encuentra a gusto.”

–¿Qué podemos hacer las personas adultas para mejorar la educación de los niños?

–FT: “Acompañar a los niños significa no permitir el juego, el verbo jugar no se puede ligar con el verbo acompañar, hay que dejarlos, no puede ser que un niño juegue todos los días en el mismo lugar y con los mismos juegos; los papás dejan que sus hijos jueguen en esos espacios como los parques, esperan que se cansen y entonces ya puedan volver a casa en donde tienen muchas cosas qué hacer, pero los niños no se cansan nunca de jugar. El juego es la experiencia más importante de los niños para el desarrollo de toda la vida.

Estos sitios dedicados a los niños son objeto de un vandalismo impresionante y su arreglo cuesta mucho dinero y hay que hacerlo rápido pues hay responsabilidades civiles; la propuesta que nosotros planteamos es ahorrar ese dinero y regalar a la gente un espacio público de calidad.

Hay que pensar ese espacio a nivel urbanístico y que sea útil para que todas las categorías sociales puedan vivir sus derechos, que las personas mayores puedan caminar, en donde los niños puedan jugar, en donde las personas con discapacidad puedan encontrarse, etc. Toda esta presencia de personas en el espacio público los hace seguros, el espacio público es de todos.”

 

Lorena Morachimo en primera persona 

“Estudié educación en la Universidad Católica del Perú, con especialidad en educación infantil, después salí con rumbo a Italia gracias a una beca para estudiar en la Universidad Católica de Milán, allí realicé estudios complementarios en pedagogía y mi tema de investigación fue en investigación ambiental.

Cuando volví a Perú la facultad me invitó a formar parte del grupo docente y a la vez tomé otra especialización en España sobre educación de adultos y de ahí en adelante por muchos años mi trabajo se basó en la formación de maestros en ejercicio o en etapa inicial.

Tiempo después partí de nuevo hacia Italia muy decidida a encontrar al Dr. Tonucci en su centro de investigaciones e invitarlo a que nos visitará en Perú; esto abre un camino muy interesante, pues se trató del inicio del proyecto Ciudad de los Niños en Lima, el cual acompañé durante el proceso de desarrollo.

Pasan algunos años y viajo a Italia otra vez para encontrarme con el Dr. Tonucci e integrarme a su equipo de trabajo, actualmente soy la encargada de darle seguimiento a la Red Latinoamericana del Proyecto Ciudad de los Niños.

A partir del 2009 se firma un convenio con ciudades interesadas en desarrollar esta idea, pero hay ciudades grandes que desde el 2006 ya venían inmersas en este proceso como lo son Buenos Aires y Rosario, en Argentina; pero hablamos de un proyecto que siempre enciende mucha ilusión y expectativa a los lugares a donde vamos.

Hay una red de ciudades en Argentina que incluye a General Roca, Salta, Colón, Arroyito; en Perú el municipio Miraflores trabajó el proyecto durante ocho años y la idea se extendió ahora a Lima; hay proyectos similares en Colombia, Brasil, República Dominicana, Uruguay y estamos acá en Costa Rica para buscar implementarlo.

Vivimos todos situaciones complejas y parecidas en la región y de pronto se nos presenta por delante este proyecto, como una oportunidad para cambiar muchas de las variables problemáticas que nos aquejan en las ciudades de Latinoamérica, y lo principal es que proponemos hacerlo a través de la mirada y las voces de los niños.”

Otto Salas Murillo
Otto Salas Murillo
Periodista, Oficina de Divulgación e Información
Área de cobertura: ingenierías
otto.salqbayasmurillo@ucr.uywsac.cr
Regresar Arriba