Saltar Navegación
Lusi Alonso Jiménez Silva, director de AUGE-UCR. 
Lusi Alonso Jiménez Silva, director de AUGE-UCR.  Foto: Karla Richmond.
inicio > noticias > 2019 > 03 > 25 > voz-experta-la-costa...
Por Luis Alonso Jiménez Silva, director de AUGE-UCR

Voz experta: La Costa Rica que viene

25 mar 2019Innovación

Las personas que participamos en el ecosistema costarricense para el emprendimiento y la innovación tenemos una imagen muy ambiciosa de la Costa Rica que viene, nos sentimos en la responsabilidad de alcanzarla y procuramos mover a las organizaciones, de las que formamos parte, para que hagan un aporte cada vez más relevante.

En este esfuerzo, desde hace varios años se habla del concepto de la Triple Hélice, donde: Estado, Empresa y Academia colaboran para que los conocimientos, la creatividad y la inventiva se transformen en acciones y organizaciones que impulsen el desarrollo, por medio de innovaciones que agregan valor haciendo algo nuevo o mejorado.

Sin embargo, considero que el concepto de la Triple Hélice se queda corto y deben reconocerse dos dimensiones fundamentales y que de forma evidente ya están dinamizando el concepto original, incluso en nuestro propio ecosistema, aún en desarrollo.

LEA TAMBIÉN: La Universidad de Costa Rica y la República de Corea lanzan una iniciativa para mejorar la capacidad competitiva y productiva del país

Me refiero a la sociedad misma, motor y beneficiaria del esfuerzo innovador y al ambiente o entorno natural que nos sustenta, pues, como plantea Carayannis et al, en su artículo sobre la QUINTUPLE HÉLICE, ésta trasciende a la economía del conocimiento y a la sociedad del conocimiento, dándole a la innovación una responsabilidad, tanto social, como ecológica.

En mi experiencia de 30 años en la vinculación academia-empresa-estado, creo haber encontrado finalmente el elemento sinérgico que hacía falta en la ecuación: el emprendimiento. Los emprendedores ponen la dinámica y demandan las conexiones necesarias para que la Hélice se mueva lo suficientemente rápido, como para hacer una diferencia relevante en la situación precedente. Nunca, como en estos 6 años dirigiendo AUGE-UCR, he ido tan rápido y tan seguro en pivotear según aprendemos de los fracasos y potenciamos los aciertos. De eso se trata, si buscamos agregar valor en todas las dimensiones.

Gracias a nuestro sistema educativo, la nueva generación de emprendedores comprende mejor su compromiso con la sociedad y el ambiente que los sustenta hoy y que habrá de sustentarles mañana. De otra manera no habría, ni sentido, ni futuro para la innovación.

Por ello, en la Universidad de Costa Rica hemos decidido comprometernos aún más y con el apoyo de la Agencia Coreana de Cooperación Internacional, crear un centro para la innovación, fundamentado en la Quíntuple Hélice, comprometido con el diseño y la construcción de la Costa Rica que viene, una Costa Rica que se inspira y emula el maravilloso ecosistema que la sustenta.

Columna "Conectados" publicada previamente en el semanario El Financiero.  

Regresar Arriba