Saltar Navegación
Las autoridades de la UCR enfatizan en que esta institución no se irá de la provincia ni de la …
UCR no se irá de la ciudad de Puntarenas
Las autoridades de la UCR enfatizan en que esta institución no se irá de la provincia ni de la ciudad de Puntarenas, en donde funciona actualmente la Sede del Pacífico, ubicada en barrio El Cocal (foto archivo ODI).
inicio > noticias > 2015 > 11 > 17 > ucr-no-se-ira-de-la-...
Directora de la Sede del Pacífico informa sobre futura ampliación de oferta académica en Esparza
17 nov 2015Sedes Regionales

En una carta abierta a la comunidad de Puntarenas y al resto del país, la Universidad de Costa Rica (UCR) reafirma su compromiso de no abandonar la provincia ni la ciudad de Puntarenas, en donde se encuentra ubicada la Sede del Pacífico “Arnoldo Ferreto Segura”.

Asimismo, aclara, que la compra de un terreno en el cantón de Esparza, de esta misma provincia, tiene el propósito de ampliar la oferta académica y los servicios que se brindan a la población en la región del Pacífico, con la construcción de nueva infraestructura y el ingreso de más estudiantes.

A continuación transcribimos el texto de la carta firmada por la M.L., Marjorie Jiménez Castro, directora de la Sede del Pacífico, este martes 17 de noviembre del 2015.

“En numerosas ocasiones, el Rector de la Universidad de Costa Rica, Dr. Henning Jensen Pennington, y la directora de la Sede del Pacífico, M.L. Marjorie Jiménez Castro, hemos manifestado enfáticamente que la UCR no abandonará la ciudad ni la provincia de Puntarenas. Por el contrario, la adquisición de 15 hectáreas en Esparza obedece a la necesidad de ampliación de la oferta académica, lo cual permitirá un mayor ingreso de estudiantes de nuestra región y de todo el país, y mejorar los espacios físicos en que se desarrollan las actividades de docencia, investigación y acción social.

La adquisición de un terreno en el cantón de Esparza obedece a la necesidad de la institución de …
La adquisición de un terreno en el cantón de Esparza obedece a la necesidad de la institución de ampliar su oferta académica y sus servicios a la población en la región del Pacífico (foto archivo ODI).

La Universidad de Costa Rica tiene instalaciones en muchos lugares del territorio nacional. La sede de Turrialba posee dos recintos, uno en Paraíso y otro en Guápiles; la del Caribe tiene un aula en Siquirres; Occidente posee un recinto en Grecia; Guanacaste, uno en Santa Cruz; la sede Rodrigo Facio cuenta con cuatro fincas ubicadas en diferentes sectores del Área Metropolitana y desde hace un par de años, la sede del Pacífico posee dos propiedades, una ubicada en el Cocal y la otra, en Esparza de Puntarenas.

Indicar, como lo han hecho algunas personas malintencionadas, que la UCR se va de Puntarenas, es una afirmación falsa y carente de todo sentido. Insinuar o decir abiertamente que la Sede del Pacífico se trasladará a Esparza, es mentira. La UCR no tiene ninguna intención de abandonar su sede en el Cocal, la cual representa la materialización de la voluntad de una comunidad desde hace 40 años.

La UCR impulsa el desarrollo solidario de nuestra región. Hemos conocido publicaciones, todas ellas engañosas, que ponen en tela de juicio nuestro profundo compromiso con Puntarenas. Estas publicaciones no reconocen, por ejemplo, que prácticamente el 90 % de los 1028 estudiantes de la Sede del Pacífico recibe beca u otro tipo de asistencia socioeconómica, que nuestra institución otorga el beneficio de reubicación geográfica a los y las estudiantes que deben desplazarse lejos de sus hogares y que ha formado especialistas transformadores de las más diversa áreas del conocimiento y del quehacer social.

La comunidad universitaria ha soñado, por casi ocho años, con más aulas, más espacios para los docentes, más áreas para desarrollar la mente y el espíritu, y formar profesionalmente a nuestra juventud. El deseo de una colectividad, para el bien de la sociedad nacional, no debería empañarse con ofensas contra las autoridades de nuestra universidad ni contra las personas que laboran generosamente, con dedicación y mística, en la sede del Pacífico. La dimensión de este hecho histórico trasciende la fugacidad de las personas que nos encontramos ocupando puestos de jefaturas. No somos como decía Martí, “aldeanos vanidosos que creen que el mundo entero es su aldea”; creemos, parafraseando al autor,  que la sede del Pacífico está preparada para recibir al mundo.

La Universidad de Costa Rica en la región Pacífico seguirá siendo el tronco en el que se injertan los principios de la solidaridad, la justicia social y los más nobles valores humanos”.

Regresar Arriba