Saltar Navegación
Cientos de estudiantes universitarios han logrado concluir sus carreras gracias al apoyo de la …
Casa Infantil Universitaria cumple 10 años
Cientos de estudiantes universitarios han logrado concluir sus carreras gracias al apoyo de la Casa Infantil Universitaria, un beneficio que otorga la Oficina de Orientación de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil. Este miércoles 10 de setiembre celebrarán su décimo aniversario de éxitosa operación dentro del campus Rodrigo Facio (foto Archivo ODI).
inicio > noticias > 2014 > 09 > 09 > casa-infantil-univer...
El miércoles 10 de setiembre celebrará su primera década de operación
9 sep 2014Vida UCR

Para Tatiana Argueta García, y Waldin Abarca Mora la Casa Infantil Universitaria (CIU) ha sido un apoyo invaluable en sus vidas como estudiantes y padres primerizos de Sofía, quien llegó a ese sitio con apenas seis meses de edad.

Según Tatiana, el embarazo le generó mucha alegría, pero al mismo tiempo una gran preocupación de lo que sucedería tras el parto, ya que provenía de una zona rural y no tiene familiares en San José.  Sin el apoyo de la CIU hubiese tenido que regresar a su natal Guanacaste y tras unos meses dejar a Sofía en la casa de su madre, y así perder los primeros años de vida de su hija, mientras ella concluía su carrera de Educación Primaria. 

Gracias a la Casa Infantil Universitaria ambos padres prosiguieron sus estudios, mientras que su hija queda bajo la supervisión de personal capacitado de la CIU.  Mientras ella asiste a clases, Waldin Abarca sigue estudiando Topografía y trabaja al mismo tiempo.

Como esta pareja de padres, muchos otros estudiantes han contado con la asistencia de este programa que ofrece un sistema de cuido por horas a bajo costo, logrando que centenares de ellos concluyan sus estudios. 

La CIU lleva diez años operando en el campus Rodrigo Facio, y para su celebrar esta fecha, el miércoles 10 de setiembre, a las 2 p.m. el centro se convertirá  en una sala de festejos de su primera década. 

Al acto protocolario asistirán autoridades universitarias, y algunos estudiantes beneficiarios; luego se dará paso a una serie de actividades lúdicas. La celebración es de asistencia restringida.

Como en casa

La magister Milagros Jaime Arteaga, jefa de la CIU, dijo que el centro trasciende la idea de la guardería, plantean el amplio concepto de Educación en la Cotidianidad, en el cual los niños y niñas conviven en un ambiente de seguridad, afecto, límites y aprendizaje.  Esta idea fomenta principios como tolerancia, conciencia moral, respeto, solidaridad y diversidad humana.

En la mayoría de casos, este es el primer espacio de transición de los infantes en el que ellos están inmersos en una interacción significativa de los espacios cotidianos, siguiendo rutinas y actividades similares a sus hogares. 

Actualmente, la población infantil atendida ronda las 50 personas por ciclo lectivo, y para ello cuentan con seis funcionarias y el apoyo de becarios y otras personas que apoyan la CIU.  El sistema de cuido varía. En el caso de la pequeña Sofía, este semestre va los días viernes por unas pocas horas, y sus padres se alternan para su cuido en casa. 

La CIU abre sus puertas desde las 6:30 a.m. y cierra a las 5:30 p.m.  Muchos estudiantes han solicitado extender el horario, pero la magister Jaime enfatizó que se trata de una instancia de apoyo diurno, aunque comparte la preocupación de las madres y padres que tienen que llevar cursos nocturnos.

Entre los retos de la CIU, acotó la magister Jaime, es ampliar los criterios para incluir los nuevos modelos familiares y el perfil del estudiante, ya que en los últimos años han variado de forma significativa.  De esta manera, se abordará más integralmente a cada niño y niña, acorde con su realidad familiar.

La casa beneficia a la población estudiantil de pregrado y grado con situaciones familiares, sociales y económicas que dificulten la atención de sus hijos y la continuación de estudios.  Los infantes deben tener entre los 15 días de nacido hasta los 3 años y siete meses.  Además, se realiza una entrevista a las personas interesadas. Una vez admitidos se les solicita un aporte solidario simbólico, para la compra de suministros requeridos en la atención de los niños y niñas.  La solicitud del beneficio se realiza cada ciclo lectivo en las fechas establecidas por el calendario universitario. 

Parte de la familia

Para Tatiana Argueta García, y Waldin Abarca Mora la CIU es parte de sus vidas y de Sofía misma.  Ellos aseguran que los niños y niñas de la casa desarrollan mayores habilidades creativas e interactúan mejor que aquellos que van a las guarderías tradicionales, o que pasan solos en sus casas.

La satisfacción de ambos padres es mayor, ya que gracias a las profesionales de la CIU, Sofía logró superar pequeñas barreras en su comunicación verbal y desarrolló mejor su capacidad motora.  Estando al punto de concluir su paso por la CIU, Tatiana Argueta está llena de agradecimiento por el apoyo que la UCR le ha dado a lo largo de estos años.

El ambiente de la Casa motiva a los niños y niñas.  “Cuando le digo hoy vamos a la casita ella se alegra mucho”, confirmó la joven madre.  Ahora que Sofía se aproxima a la edad máxima permitida, los padres buscan opciones de cuido, una de las carencias más importantes de país para padres y madres jóvenes.

La Casa Infantil Universitaria es un programa de la Oficina de Orientación, instancia de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil El teléfono de contacto es 2511-5302, y pueden hacer consultas al correo casainpvngfantil@ucr.ibxaac.cr .

Regresar Arriba