Saltar Navegación
inicio > noticias > 2011 > 02 > 02 > nunca-nos-impulso-la...
James D. Watson:

“Nunca nos impulsó la fama, sino la buena ciencia”

2 feb 2011
El Dr. James D. Watson biólogo y genetista de 82 años, es canciller emérito del Cold Spring …
El Dr. James D. Watson biólogo y genetista de 82 años, es canciller emérito del Cold Spring Harbor Laboratory en Nueva York, un reconocido centro de estudio sobre cáncer y dolencias neurológicas (foto Anel Kenjekeeva).

El científico estadounidense Dr. James Dewey Watson presentó este martes 1º de febrero la conferencia titulada Looking Back to the Discovery of the Double Helix, en la que hizo un recorrido por las principales anécdotas y recuerdos de la época en que descubrió la estructura de la molécula del ADN. Watson reconoció que lo arduo del descubrimiento representó un logro para la ciencia, más que un orgullo personal.

Dicho hallazgo histórico lo realizó en conjunto con los biofísicos de origen británico Francis Crick y Maurice Wilkins, por ello fueron galardonados con el Premio Nobel de Medicina en 1962.

Al fin en Costa Rica

Tras varios días en que se mantuvo suspendida su visita debido a un fuerte resfriado que padeció pero que le permitió viajar a última hora, Watson subió al escenario del auditorio de la Ciudad de la Investigación de la Universidad de Costa Rica (UCR) cuando ya las butacas, pasillos y entradas del recinto estaban colmadas de estudiantes, profesores, investigadores y público en general, quienes al ver la larga y blancuzca figura del descubridor de la estructura del ADN estallaron en aplausos.

El auditorio de la Ciudad de la Investigación, con capacidad para 300 personas se colmó de …
El auditorio de la Ciudad de la Investigación, con capacidad para 300 personas se colmó de público, por lo que se habilitaron varias aulas con pantallas para albergar al resto de asistentes a la conferencia (foto Anel Kenjekeeva).

Con un rostro que denotaba tranquilidad pero al mismo tiempo sorpresa, debido al cálido recibimiento, Watson se tomó unos instantes para saludar y observar a las más de 300 personas que llenaron el inmueble.

El Dr. Gabriel Macaya Trejos, investigador del Centro de Investigación en Biología Celular y Molecular (CIBCM) de la UCR y ex rector, fue el encargado de darle la bienvenida y presentar una pequeña reseña en la que resaltó los logros y aportes de Watson a la humanidad.

“Gusta de la polémica, dice lo que tiene que decir y algunas veces incomoda, pero es una mente brillante. El descubrimiento que hicieron (Watson, Crick y Wilkins) es probablemente uno de los grandes hechos que marcó al Siglo XX, pues el ADN está presente en todo, en criminalística, en alimentos, en salud, en mejoramiento de plantas y hasta en nuevas fuentes de energía”, detalló Macaya,

Ciencia, éxito e historia

La visita a Costa Rica del Dr. James D. Watson se coordinó con la Academia Nacional de Ciencias …
La visita a Costa Rica del Dr. James D. Watson se coordinó con la Academia Nacional de Ciencias de Costa Rica y la Unión Internacional de Ciencias Biológicas (foto Anel Kenjekeeva).

Watson hizo alarde de buen humor durante su exposición, mientras contaba las peripecias que pasó junto a Francis Crick en su afán por concluir el estudio de la estructura del ácido desoxirribonucleico (ADN).

Resaltó que el texto en el que detallan las investigaciones que realizaron al respecto fue traducido a 32 idiomas, “creo que es de lectura obligatoria para estudiantes en China, para que aprendan a realizar descubrimientos”, dijo en broma.

Ya en un tono más serio afirmó que no fue la fama la principal motivación que les impulsó durante las largas jornadas de estudio, “más bien lo era el poder aportar a la buena ciencia, y por supuesto, ser alguna vez profesor catedrático de una prestigiosa universidad”, comentó.

Añadió en su disertación que muchas personas reemplazan a Dios por alguna otra creencia y para ellos esa creencia era la doble hélice de la estructura de la molécula del ADN, “lo más importante en una investigación científica o en un descubrimiento no es lo que sucede, sino por qué sucede y a partir de allí es que inicia el trabajo”.

Como conclusión Watson enumeró las reglas principales sobre el por qué tuvieron éxito en su labor, entre ellas resaltó el trabajar en un tema antes de que éste se volviera popular y tuvieran mucha competencia de otros científicos; además de tomar el riesgo, ver la oportunidad y saber aprovecharla; y por último contar con una manera única de hacer las cosas, o sea, mantener el carácter y confiar en las habilidades.

“Eran días en que muchas veces se publicaban cosas de las que no se estaba 100% seguros, en cambio ahora se pide que cada estudio sea comprobado hasta cinco veces… otra de las ventajas es trabajar en pareja (mención a Francis Crick) para que exista un complemento en todos los aspectos”, finalizó Watson. 
Otto Salas Murillo
Otto Salas Murillo
Periodista Oficina de Divulgación e Información
otto.salukcuasmurillo@ucr.ccsaac.cr
Regresar Arriba