Saltar Navegación
inicio > noticias > 2009 > 10 > 16 > prosperan-relaciones...

Prosperan relaciones entre China y América Latina

16 oct 2009
El profesor Jingsheng dijo que la actual crisis financiera abre oportunidades para desarrollar …
El profesor Jingsheng dijo que la actual crisis financiera abre oportunidades para desarrollar las relaciones entre China y América Latina con el fin de reformar el sistema financiero internacional (foto Jorge Carvajal).

Desde el siglo XVI chinos y latinoamericanos iniciaron poco a poco relaciones comerciales que con el pasar de los siglos se han ido afianzando, hasta lograr en el presente siglo XXI una fuerte relación, no sólo en lo económico sino en lo político y cultural.

Así lo explicó el Dr. Dong Jingsheng, profesor de la Universidad de Beijing, China en la conferencia “Las relaciones de China con América Latina” que se efectuó el 1 de octubre en la Universidad de Costa Rica, día en que los chinos celebraron el 60.º aniversario del nacimiento de la República Popular de China, declarada así por el fundador de la nación Mao Zedong en 1949.

Los primeros chinos en América

El Dr. Jingsheng ofreció un recorrido histórico sobre las relaciones entre ambas regiones, dividido en cuatro grandes periodos. Primero entre 1570 y 1815 gracias a la ruta  marítima entre Manila, Filipinas y Acapulco, México, la seda china fluyó hacia México y la plata mexicana llegaba hasta China. Durante este periodo los españoles establecieron colonias en Filipinas y tenían esclavos chinos, por lo que muchos mercaderes llevaban sus esclavos a México y luego estos se establecían en el puerto de Acapulco. Así fue como los primeros inmigrantes chinos llegaron a América Latina, según lo explicó el profesor Jingsheng.

En el siglo XIX los países latinoamericanos como Cuba, Panamá y Chile comenzaban a importar trabajadores chinos. Posteriormente se establecieron relaciones diplomáticas con Brasil, México, Cuba, Panamá, Chile, Bolivia, Guatemala y Costa Rica, en total con 13 países de América Latina, pero en 1949 cuando el nuevo gobierno socialista se instaló en Beijing no hubo un solo país de la región dispuesto a mantener relaciones con la República Popular China.

Durante la guerra fría las relaciones entre ambas regiones fueron lentas y difíciles en la política, pero China se centró en establecer poco a poco relaciones culturales y económicas. Desde inicios de la década de 1950 China inició el comercio formal con América Latina, Chile fue el primer país con el que hicieron acuerdos comerciales y luego con México.

Tensiones entre comunismo y capitalismo

La conferencia del Dr. Dong Jingsheng en la Universidad de Costa Rica fue organizada por la …
La conferencia del Dr. Dong Jingsheng en la Universidad de Costa Rica fue organizada por la Facultad de Ciencias Sociales, en colaboración con la Oficina de Asuntos Internacionales y Cooperación Externa y el Instituto Confucio (foto Jorge Carvajal).

El segundo periodo, según detalló el profesor Jingsheng, se ubica al final de  la Guerra Fria. En los años 70 con el establecimiento de regímenes militares de derecha en América, China no era bienvenida por ser una república socialista. Pero en ese periodo el liderazgo chino comenzó a ver hacia el oeste, cada vez más líderes latinos visitaba China y los chinos venían a América, así hubo un crecimiento de las relaciones diplomáticas formales con 11 países de la región. Para 1979 se habían negociado 18 acuerdos comerciales, se establecieron acuerdos con 36 países y el volumen comercial aumentó.

La teoría de los tres mundos

En el tercer periodo, a pesar de que los países latinoamericanos eran capitalistas y aliados de los Estados Unidos en su mayoría y China una república socialista, los líderes asiáticos buscaron una nueva teoría para justificar su acercamiento a esta región. Así en 1974 Mao Zedong propone la teoría de los tres mundos, que ubica políticamente a Estados Unidos y al Unión Soviética en el primer mundo, a Europa, Japón, Canadá y Australia en el segundo mundo y a Asia, África y América Latina en el tercer mundo, colocando así a los africanos y latinos como sus aliados.

Para la década de 1980 China buscaba lograr buenas relaciones con todos los países latinos sin importar su régimen político, para ese entonces tenía relaciones formales con 7 países y el volumen comercial se triplicó con respecto a 1970. Además China comenzó a cooperar con tecnología y mano de obra y compañías chinas llegaron para invertir en América Latina. Para 1990 ya eran 19 países que tenían relaciones formales con China, país que había invertido más de 1.000 millones de dólares en la región y los latinos también invirtieron en China.

China y América Latina se acercan

El cuarto y último periodo inicia con el Presidente Hu Jintao quien propuso en el 2004 tres metas para la política exterior China. Entre ellas se propone, entre otras cosas, que ambas regiones se apoyen políticamente para promover la paz mundial, apoyar los intereses de los países en desarrollo, construir relaciones económicas donde ambos se beneficien y fomentar los intercambios culturales especialmente de jóvenes.

Durante este periodo las relaciones se hacen más cercanas que nunca: China se compromete a cooperar con tecnología para cambiar la estructura comercial; establece centros culturales en varios países; y alianzas estratégicas amistosas, de cooperación, de largo plazo, con beneficios mutuos y para el desarrollo común con diferentes naciones; tiene relaciones con más de 80 partidos políticos en 33 países latinoamericanos y acuerdos comerciales con Chile, Perú y próximamente con Costa Rica. El comercio aumentó de $12.6 billones en el año 2000 a $120 billones entre enero a octubre del 2008.

Al finalizar su exposición el Dr. Dong Jingsheng, profesor de la Universidad de Beijing, destacó que las relaciones entre China y América Latina, actualmente se han convertido en un modelo de cooperación sur-sur, tal como lo auguraba Deng Xiaoping en 1988. Reconoció que Latinoamérica es muy importante para China desde el punto de vista económico, porque posee gran riqueza de recursos naturales, bien que el gigante asiático necesita para continuar con su crecimiento, ya que para el 2020 los expertos vaticinan que China deberá importar casi todos los minerales que necesita. 

Katzy O`neal Coto.
Periodista Oficina de Divulgación e Información
katzyfghs.oneal@ucr.vufeac.cr
Regresar Arriba