Saltar Navegación
inicio > noticias > 2003 > 11 > 27 > modelo-de-excelencia...

Modelo de excelencia para la administración

27 nov 2003

El Centro de Investigación y Capacitación en Administración Pública y el Servicio Civil realizaron un seminario denominado el modelo iberoamericano de excelencia en la gestión y su interpretación para la administración pública, impartido por los especialistas Joaquín Ruiz López y Ana Corces Pando del Ministerio de Administraciones Públicas de España.

La actividad se realizó con la cooperación de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración de Políticas Públicas, del 25 al 27 de noviembre con la participación de funcionarios de diversas instancias del estado y de la Universidad de Costa Rica

Corces y Ruiz manifestaron que el modelo que ambos promueven ha estado siempre auspiciado por las cumbres de jefes de estado y de gobierno de los países iberoamericanos. Es un modelo de gestión basado en la autoevaluación y puede ser aplicado a una institución pública o privada, industrial o de servicios.

Joaquín Ruiz López, quien es el Subdirector General de Gestión de la Calidad, considera que la manera de mejorar es autoevaluarse, conocer sus puntos débiles y fuertes y así establecer un plan de mejora.

Ana Corces Pando, Inspectora General de Servicios de la Administración General del Estado manifestó que el modelo de calidad se orienta a evaluar la capacidad gestora de las organizaciones o sea que se aleja del ámbito político. Añadió que las estrategias de planificación que se establecen después de la autoevaluación pueden perdurar en el tiempo, de manera que contribuyen a paliar el problema de la alta rotación de los puestos gerenciales.

Lo que predica el modelo es que para autoevaluarse, una organización debe fijarse en nueve grandes elementos o criterios: cinco de ellos se refieren a los procesos facilitadores, es decir cómo la organización hace las cosas. Los otros cuatro elementos hacen énfasis en los resultados tanto en los clientes, como en las personas de la propia organización, el impacto en la sociedad y los resultados claves del negocio en aspectos económicos.

Los especialistas consideran que la autoevaluación debe ser permanente. Sin embargo recomiendan que cada dos años es conveniente efectuar un ejercicio para revisar la calidad.

Regresar Arriba