Saltar Navegación
inicio > multimedios > galerias > asi-se-vivieron-las-...

Así se vivieron las elecciones en la UCR

20 nov 2020

La excelencia del protocolo implementado no fue casualidad. De acuerdo con Freddy Brenes Azofeifa, jefe de la Unidad de Salud Ocupacional y Ambiental de la Oficina de Bienestar y Salud (OBS), desde el mes de abril la UCR, bajo el liderazgo del Tribunal Electoral Universitario (TEU), trabajó de forma exhaustiva este tema para asegurar un proceso democrático seguro para toda la comunidad universitaria.

El movimiento estudiantil también se hizo presente. María Corrales Jiménez, estudiante de la carrera de Agronomía y votante, describió esta fiesta electoral como ordenada y rigurosa.

El autovoto fue otras de las opciones que se habilitó para personas con mayores factores de riesgo por el contagio del SARS-CoV-2.

Algunos delegados de mesa lograron observar durante su estancia una importante afluencia de votantes y el cumplimiento en cuanto al horario de cita. 

En cada junta receptora de votos hubo una persona encargada de asegurar que todos y todas se lavaran las manos, tuvieran una temperatura adecuada y usaran alcohol en gel antes de ingresar. 

Que las personas votantes tuvieran una temperatura adecuada era un requisito para poder garantizar el bienestar colectivo.

Antes de ejercer el voto todas las personas debían cumplir con el lavado de manos.

En la junta receptora número 15, instalada en la Sede del Pacífico, en la ciudad de Puntarenas, votaron cerca de 40 personas: docentes, personal administrativo y estudiantes. Foto: cortesía Sede del Pacífico.

En todo momento las personas cumplieron con la norma del distanciamiento social. Foto de José A Marín Salazar, de la Sede del Atlántico.

En la Sede del Sur, el primero en acercarse a votar muy entusiasmado fue el estudiante Farlen Céspedes Artavia de la carrera de Informática Empresarial. Fotografía de la Sede del Sur, cortesía de Keiner Moraga.

Nombre:

E-Mail:

Comentario:

Le quedan: 2500 caracteres.

Ver reglamento
Regresar Arriba