Saltar Navegación
El martes 7 de diciembre se hizo la entrega de reconocimientos a 44 unidades

Buenas prácticas de conservación se consolidan en la UCR con la quinta edición del Galardón Ambiental

También se reconocen los esfuerzos por replicar esas acciones en el hogar de las personas de la comunidad universitaria
9 dic 2021Sociedad
Esculturas de Galardón Ambiental
En la quinta edición se reconoció a 44 unidades académicas y administrativas de varias sedes y recintos. Karla Richmond

A pesar de la presencia de la pandemia por el virus SARS-CoV 2,  el Programa de Galardón ambiental, impulsado por la Unidad de Gestión Ambiental (UGA) de la la Universidad de Costa Rica (UCR) ha continuado cosechando buenas prácticas ambientales en diferentes unidades académicas y administrativas de esta Institución.

Si bien durante los dos últimos años se ha reportado una leve reducción en la cantidad de unidades que se inscriben y obtienen este reconocimiento, durante los cinco últimos años ha tenido un crecimiento constante de públicos impactados, iniciando por el propio personal de la Universidad, así como sus familias, que se han integrado a otras áreas de este galardón, como Hogares Sostenibles, estudiantes y la comunidad en general.

En este quinquenio, que inicia en el 2015, el Programa de Galardón Ambiental  ha certificado a 178 unidades de diferentes sedes y recintos de la Institución, e impactado internamente a más de 12000 personas de la comunidad universitaria.

Y durante estos cinco años se reporta un crecimiento continuo de unidades inscritas cada año, incluso durante el período de pandemia por la Covid-19, pues se inició con la participación de 14 unidades, luego pasó a 32 al año siguiente, a 50 en el período 2017-2018, 60 en el 2018-2019 y 63 en el 2019-2020.

Muchas son las prácticas que cada una de estas unidades han establecido en sus entornos para proteger el ambiente, tales como la valoración de residuos, reciclar, compostar, cosechar lluvia, crear huertas, utilizar productos favorables al ambiente, reducir el uso de papel y de otros productos, disposición adecuada de residuos sólidos como toners, fluorescentes y muchas otras más acciones que han favorecido la conservación ambiental.

Marco de pandemia

“Compañeras y compañeros universitarios que son parte de la unidades académicas y administrativas que hoy reciben este reconocimiento, ustedes han sabido llevar a cabo, la práctica de este compromiso con el medio ambiente, tanto en sus oficinas como en sus hogares”, expresó Patricia Quesada Villalobos, directora del Consejo Universitario, durante el acto de entrega del Galardón ambiental a las 44 unidades que lo obtuvieron en el período 2020-2021, realizado el 7 de diciembre en el Aula Magna de la Institución.

Y destacó que estos dos últimos años han sido muy diferentes para toda la humanidad, debido a la pandemia por la Covid-19, que ha obligado a las personas a cambiar sus estilos de vida y también a la UGA a adaptar esta quinta edición para continuar fortaleciendo hábitos sostenibles que contribuyan al medio ambiente y para ayudar a quienes participan en este programa a combatir el estrés provocado por el confinamiento y distanciamiento social.

Por ello, felicitó a la Unidad de Gestión ambiental, por el Programa Galardón ambiental  y manifestó que “Sin duda, ha sido un programa exitoso, pues vemos que cada año aumenta el número de unidades que participan, lo cual denota que se está consolidando en nuestra casa de estudios una cultura ambiental”.

Felipe Alpízar Rodríguez, secretario académico de la rectoría destacó que el Galardón ambiental de la Universidad de Costa Rica es un ejemplo de la forma en que las personas pueden generar transformaciones a favor de la sostenibilidad y que representa a un conjunto de personas informadas, comprometidas y decididas a hacer cambios en sus propios hábitos, tanto en sus lugares de trabajo, como de estudio.

“En muchos casos se trata de pequeñas modificaciones en las rutinas cotidianas que, en conjunto y de manera persistente, tienen un gran impacto”, manifestó Alpízar.

Ganadores de Galardón
Una de las unidades que obtuvo el Galardón ambiental para el período 2020-2021 fue la Oficina de Asuntos Internacionales y Cooperación Externa (OAICE). Karla Richmond

Asimismo, indicó que la Institución se ha visto beneficiada con estas buenas prácticas, pero que en realidad el gran beneficiado es el planeta, pues las acciones de cada persona tienen impacto en el entorno en que se vive.

“Una de las características tan positivas del Galardón ambiental es que nos permite aprender en este recorrido, para participar activamente como parte de una unidad o equipo de trabajo, pero también para extrapolar los aprendizajes hacia nuestros hogares y comunidades”, manifestó Alpízar.

Proceso de adaptación

Específicamente, la quinta edición del Galardón ambiental, correspondiente a los años 2020 y 2021 ha mostrado importantes logros y acciones de adaptación, dada la existencia de la pandemia por la Covid 19, destacó Roberto Guillén Pacheco, vicerrector de Administración.

“Sin embargo, con una misión clara, desde la Universidad de Costa Rica, se ha trabajado y contribuido a proteger la biodiversidad y ayudar a la conservación de los ecosistemas para aportar beneficios a las personas y a la naturaleza. Así también, desde el reconocimiento institucional del Galardón Ambiental se realizaron adaptaciones para mantener el entusiasmo y la implementación de buenas prácticas ambientales”, dijo Guillén.

Para esos efectos se hicieron modificaciones a las herramientas y manuales de las categoría que componen este reconocimiento, con  el fin de mantener la participación de las unidades y se sugirieron temas y estrategias para que cada comisión ambiental diseñara su propia forma de abordaje durante estos últimos dos años. También, como parte de este proceso de adaptación del proceso de certificación al Galardón ambiental y principalmente para continuar con buenas prácticas ambientales se abrió la mención Hogares sostenibles UCR, que permitió al personal docente y administrativo, a los estudiantes e incluso a graduados y jubilados de la Institución trasladar esas acciones a sus casas y reportarlas a la UGA.

“Galardón Ambiental y Hogares Sostenibles ampliaron los temas ambientales comúnmente abordados, incorporando el bienestar animal, conexión con la naturaleza, alimentación saludable y autocuido; valorando el impacto de acciones en estos frentes para el ambiente y la salud mental de los participantes”, comentó Guillén.

Como representante del Recinto de Grecia y participante del Programa de Galardón ambiental, Rodrigo Rodríguez Rodríguez mencionó que esta es una edición que ha estado marcada por la actual pandemia, la cual ha puesto a las personas de frente con varias realidades que en muchas ocasiones, como sociedad, se ha preferido ignorar, entre ellas la crisis ambiental y climática.

“Ante este escenario es importante cuestionarnos qué hemos hecho, pero también qué hemos dejado de hacer como sociedad para buscar un verdadero cambio, un cambio hacia una sociedad que busque el desarrollo de la mayoría de los seres con los que compartimos el planeta y no solamente el desarrollo del ser humano”, expresó Rodríguez.

Según dijo, en ese contexto la quinta edición del Galardón ambiental da esperanza y consideró que al premiar los esfuerzos voluntarios que las unidades de la Universidad hacen, les permite continuar fortaleciendo la cultura ambiental que ayuda a mejorar la calidad de vida de la comunidad universitaria, pero también la de la sociedad costarricense en general.

“Todos estos esfuerzos se logran gracias a equipos de trabajo comprometidos, que aún con limitantes presupuestarias y de tiempos asignados para temas ambientales han demostrado gran compromiso por la búsqueda de una manera integral del desarrollo de proyectos ambientales, los cuales van más allá que solamente la participación en Galardón ambiental, teniendo impacto directo en los distintos territorios en los que la Universidad tienen presencia en el país”, comentó Rodríguez.

Personal de la UGA
El personal de la Unidad de Gestión Ambiental (UGA), acompañado del vicerrector de Administración, Roberto Guillén Pacheco (a la izquierda) y del secretario académico de la Rectoría, Felipe Alpízar Rodríguez (de azul a la derecha). Laura Rodríguez Rodríguez

Por su parte, Sandra Masís Sanabria, quien fuera coordinadora del Programa de Residencias Estudiantiles por 19 años y quien se jubiló recientemente también manifestó, mediante un video, que el compromiso con el ambiente incluye un estado de salud integral.

Además, destacó la importancia de realizar prácticas ambientales tanto en la Universidad como en los hogares de las personas que integran la comunidad universitaria, contribuyendo de esta manera con un granito de arena a la conservación del ambiente.

Masís se mantiene ligada a programas de educación ambiental de la Universidad de Costa Rica.

 

 

 

 

 

 

 

 

Nidia Burgos Quirós
Nidia Burgos Quirós
Periodista Vicerrectoría de Administración
nidia.ofokburgos  @ucrbens.ac.cr

Comentarios:

0
    Utilizar cuenta UCR
    *

    Artículos Similares:

    Regresar Arriba