Saltar Navegación
> noticias > 2018 > 01 > 26 > entre-crustaceos-y-e...
Investigador del Año 2017

Entre crustáceos y escritorios: Ingo Wehrtmann es reconocido como Investigador del Año

Su contribución en el saber de los invertebrados acuáticos, sobre todo crustáceos, le valió al director del Cimar el reconocimiento como Investigador del Año 2017
26 ene 2018Vida UCR

La Universidad de Costa Rica otorgó al biólogo Ingo Wehrtmann el reconocimiento al Investigador …

La Universidad de Costa Rica otorgó al biólogo Ingo Wehrtmann el reconocimiento al Investigador del Año 2017 en Ciencias Básicas, por sus múltiples aportes a la biología marina de la región.

Foto: Cristian Araya Badilla.

Sin temor a dejar su país natal, el biólogo Ingo Wehrtmann se embarcó desde joven en la aventura de vivir en distintos continentes, con tal de seguir una de sus pasiones: la investigación. Asia, América y Europa trazan el mapa de vida del hoy director del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar) de la Universidad de Costa Rica (UCR), quien cerró el 2017 como el Investigador del Año en el área de las Ciencias Básicas.

Wehrtmann nació en Alemania, característica que su acento y algunos tiempos verbales delatan, aunque ya suman 17 los años de vivir en Costa Rica. La ciencia, la docencia y la formación de una familia fueron hilvanando un estrecho lazo entre el alemán y el país, al punto de decidir quedarse.

“Desde el 2001 estoy en Costa Rica por un intercambio. No me fui y tengo como 17 años de vivir aquí, que para mi vida es mucho, porque por trabajos en diferentes países, estaba un tiempo relativamente corto. Chile había sido lo más prolongado con siete años”, contó el biólogo.

Las universidades de Maryland (Estados Unidos), Hamburgo (Alemania) y la Johann Wolfgang en Frankfurt (Alemania) son algunas de las casas de enseñanza que abrieron sus aulas a Wehrtmann cuando se formaba como biólogo. La Universidad de Costa Rica y la Universidad Austral de Chile las abrieron también para darle al alemán una silla como docente.

La investigación ha sido la espina dorsal de su carrera: más de 100 publicaciones internacionales y decenas de proyectos científicos concluidos así lo respaldan. Los crustáceos, camarones principalmente, y la biología pesquera se enlistan en los grandes temas con los que el alemán ha enriquecido el saber biológico de la región.

Filipinas, Chile y Estados Unidos son algunos de los países en los que Ingo Wehrtmann se ha …

Filipinas, Chile y Estados Unidos son algunos de los países en los que Ingo Wehrtmann se ha desarrollado como investigador.

Foto: Cristian Araya Badilla.

En la comunidad científica especialista en crustáceos, Ingo Wehrtmann destaca por su larga trayectoria en el campo de la ecología de invertebrados acuáticos, sobre todo los decápodos (camarones, langostas, cangrejos), que habitan aguas estuarinas y marinas. Sin embargo, en los últimos años el investigador amplió sus estudios a especies de agua dulce, como langostinos, aspecto que lo ha llevado a países como Guatemala a realizar trabajo de campo.

Sobre especies invasoras, que pueden causar daños ambientales, económicos y en la salud humana, Wehrtmann es también una voz con autoridad. La acuicultura, el manejo costero, la pesca de camarones y fauna acompañante y la educación ambiental también han formado parte del quehacer y la investigación diaria del biólogo marino, por lo que en el 2007 fundó la Unidad de Investigación Pesquera y Acuicultura (UNIP) del Cimar.

Amor por las aulas

La docencia ha sido su otra gran pasión, la cual ha desarrollado en la Escuela de Biología de la UCR y en diferentes países latinoamericanos como Chile, donde ejerció como profesor por más de cinco años.

México, Colombia, Perú y algunos países centroamericanos también han recibido con las puertas abiertas los numerosos cursos que el biólogo imparte sobre la preparación de propuestas de investigación y publicaciones en revistas internacionales, las cuales se brindan con apoyo del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD, por sus siglas en alemán).

Así, el desarrollo de estudios y un amplio conocimiento sobre los crustáceos ocupan la materia de los cursos que Wehrtmann imparte y que le permiten acercarse a los estudiantes y transmitir su conocimiento. Esa “también ha sido una de mis pasiones”, comentó el biólogo.

La ecología de invertebrados acuáticos, sobre todo los decápodos (camarones, langostas, …

La ecología de invertebrados acuáticos, sobre todo los decápodos (camarones, langostas, cangrejos), es el principal tema de investigación del investigador del CIMAR y de la Escuela de Biología (foto: archivo ODI).

 

A sus 61 años, asegura que colaborar en el crecimiento profesional de sus estudiantes es una de las principales motivaciones: “la formación de personas y de científicos para mí siempre ha sido de las principales labores; ver estudiantes que demuestran interés y apoyarlos para que puedan desarrollar algún tipo de investigación y que más adelante puedan conseguir una beca, por ejemplo, y encontrar una plaza de trabajo”, apuntó.

“Profesor catedrático de la UCR” y “Director del Cimar” desde octubre anterior, son dos de las descripciones que ocupan los espacios más recientes de su hoja de vida, junto a cientos de publicaciones, pasantías, colaboraciones y proyectos científicos, que han afianzado su voz experta en temas de interés nacional, como la pesca de arrastre.

Además, es presidente electo de The Crustacean Society, de Estados Unidos, que promueve el intercambio y la difusión de información en todo el mundo sobre la biología de los crustáceos.

La Dra. Julieta Carranza, profesora de la Escuela de Biología de la UCR, resaltó el interés del Dr. Wehrtmann por los problemas ambientales en el país y lo catalogó, el día que la UCR otorgó el premio al biólogo, como “una autoridad en asuntos pesqueros”. Además, lo describió como un docente que promueve el crecimiento de sus estudiantes, a través de una estrecha relación y la generación de espacios de discusión académica.

Wehrtmann dedicó el reconocimiento a sus estudiantes y asistentes, a quienes agradeció por su trabajo, “estoy totalmente consciente de que sin la emoción y el trabajo de ellos nunca hubiera llegado hasta aquí”, expresó.

Regresar Arriba