Saltar Navegación
inicio > noticias > 2017 > 10 > 26 > biblioteca-del-futur...

Biblioteca del futuro abre sus puertas en Sede de Occidente

26 oct 2017Innovación

La Biblioteca Arturo Agüero Chaves de la Sede de Occidente fue construida en 1983 y …

La Biblioteca Arturo Agüero Chaves de la Sede de Occidente fue construida en 1983 y cubre un área de más de 3.300 m2 distribuidos en tres pisos. Posee más de 300.000 títulos y alberga el Centro de Información de Occidente. 

Desde los escombros y el caos que dejó el terremoto de Nicoya en el 2012 y después de una larga ausencia, la Biblioteca Arturo Agüero Chaves de la Sede de Occidente abrió sus puertas de nuevo en este 2017 como una biblioteca del futuro más completa, dinámica y vibrante.

Con una vista de casi 360º, pizarras interactivas, amplias salas de estudio amuebladas con modernos sillones y una sala de videoconferencias, el tercer piso que estuvo lleno de escombros, hoy se convierte en un espacio vivo donde estudiantes y docentes se reúnen, estudian y crean.

"La biblioteca articula la universidad. Todo pasa aquí, las acreditaciones, las defensas de tesis, los congresos, se volvió un centro vivo otra vez", dijo entusiasmada la coordinadora de Investigación de la Sede de Occidente, Dra. Damaris Madrigal.

Es una biblioteca que deja de ser un espacio sagrado para la conservación de materiales y se convierte en una biblioteca de servicios y de personas. La idea es que la gente venga consulte y tenga actividades de orden más dinámico además de la lectura, explicó Madrigal.

Proyecto visionario

El Dr. Henry Vargas Benavides, Subdirector de la Sede de Occidente, quien lideró el proyecto de renovación junto con la exdirectora de la biblioteca M.Sc. Flor María Soto, explicó que se realizó una reeingeniería completa de los espacios bajo un concepto totalmente distinto a lo tradicional. "El concepto es que el ocio produce conocimiento y a partir de ese lema empezamos a desarrollar los espacios" acotó Vargas.

En el tercer piso se sustituyeron los espacios de estudio cerrados por amplias salas de estudio grupal y se bajaron las colecciones de revistas y audiovisules al segundo piso para liberar peso. Se modificó completamente el plano eléctrico de los pisos superiores y se colocó estantería antisísmica en el primer y segundo piso donde se ubicó la colección general. En el primer piso se acondicionaron las salas de investigación, mapoteca, hemeroteca, laboratorios y la sección de referencia.

Experimente un recorrido por la biblioteca:

Biblioteca Arturo Agüero Chaves

La inversión en todo el proyecto asciende a más de ¢1.000 millones de colones e incluye una torre de emergencias, mejora de sistema de entrada y salida de voz y datos, adquisición de mobiliario y equipo de cómputo para estudiantes y funcionarios.

Más y mejores servicios

Junto con las mejoras en infraestructura y equipamiento se fortalecieron los servicios electrónicos, servicios de referencia y servicios universales accesibles. Además, hay una mayor oferta en bases de datos y el personal es mucho más especializado ya que se actualiza constantemente en congresos internacionales.

La biblioteca Arturo Agüero Chaves abrió sus puertas el 17 de julio de 2017 con servicios completos y desde entonces ha recibido 27.000 visitas. Brinda servicios a una población de 3.000 estudiantes y 500 docentes. También está abierta al público general de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 8:00 p.m., y los sábados de 8:00 a.m. a 4:00 p.m.

La bilbioteca fue reinagurada oficialmente el pasado viernes 20 de octubre por el rector Dr. Henning Jensen, junto con otras mejoras en infraestructura que se han realizado durante este año en las residencias estudiantiles y el gimnasio de la Sede de Occidente.

Durante su discurso, el rector destacó que esta biblioteca será el modelo a seguir para nuevos proyectos que se avecinan como la construcción de un nuevo edificio para la Biblioteca Carlos Monge, en la Sede Rodrigo Facio, prevista para el segundo semestre del 2018. 

Debido  a los daños que causó el terremoto de Liberia, fue necesaria  una intervención del edificio que incluyó reparación de paredes dañadas y cielorrasos, pintura del edificio, reconstrucción de módulos, pulido de piso y reparación de mobiliario. Además, se requirió el trabajo de muchos voluntarios de la Sede de Occidente para recoger, limpiar y reorganizar las colecciones afectadas. 

Así se ve la biblioteca en 2017 y así en 2012 tras el terremoto de Liberia. 

Regresar Arriba