Saltar Navegación
inicio > noticias > 2017 > 10 > 18 > estudiantes-fabrican...

Estudiantes fabrican 78 galones de jabón para la Escuela de Química

El lote de jabón fue elaborado en el marco de Prodin, un proyecto de la Escuela de Química que busca acercar al estudiante al emprendimiento y el desarrollo de empresas
18 oct 2017Ciencia y Tecnología

El jabón líquido listo para proceder a mediciones de viscosidad en un beaker de 50 mL. 
El jabón líquido listo para proceder a mediciones de viscosidad en un beaker de 50 mL.  Foto: Anel Kenjekeeva.

La Escuela de Química de la Universidad de Costa Rica (UCR) utilizará durante un año 78 galones de jabón líquido fabricado por 31 estudiantes de la carrera de Bachilleraro y Licenciatura en Química.

El proyecto se generó en la segunda etapa del curso Laboratorio de Procesos Industriales II (QU0489), para el cual se creó Prodin (producción, desarrollo e innovación), una empresa ficticia gestada con fines académicos y que cuenta con cuatro departamentos: producción, mercadeo y ventas, gestión de calidad y gestión ambiental. Además de los 31 estudiantes, participan en Prodin  profesores de la Escuela de Química como Darío Chinchilla, Javier Quesada y Luis Mesén, estudiantes graduados que cumplen roles de asistencia y estudiantes que coordinan cada departamento.

Para la fabricación del jabón donado a la Escuela de Química, los alumnos construyeron sus propios instrumentos de trabajo y acondicionaron el laboratorio, se repartieron los turnos y las tareas necesarias para la producción de más de 75 galones del producto, lo que ahorrará a esa unidad académica la adquisición de jabón durante un año. 

Las estudiantes del área de calidad, Verónica Solórzano y Nicole Ramírez, realizan pruebas a la materia prima. En el plano secundario, se observa a Marlon Varela preparándose para realizar una prueba de viscosidad.
El estudiante Jonathan Ramírez mezcla la parte oleosa del jabón con un agitador mecánico, mientras Johana Ng y Alonso Navarro vierten parte de los componentes de la fase acuosa.
Los estudiantes realizan el traslado del producto a los recipientes finales, los cuales poseen un galón (3,78 L) de jabón líquido
El equipo de Prodin del turno 1.2 compuesto por el jefe de planta, Darío Chinchilla, el colaborador Willy Vargas, la asistente Maya Jiménez, los estudiantes del departamento de Producción Johana Ng, Jonathan Ramírez y Alonso Navarro  y los estudiantes de Calidad, Nicole Ramírez, Verónica Solórzano y Marlon Varela.

“Con esto ponemos en práctica los conocimientos que adquirimos en la carrera y de paso le dejamos algo a la Escuela, también nos da una idea de cómo puede funcionar una empresa y cómo es que funciona todo a escala industrial”, explicó Ericka Díaz, estudiante de último año.

Por su parte, el profesor Darío Chinchilla explicó que en el curso se cultiva el emprendimiento y el desarrollo de una empresa, además en la segunda parte “se les muestra cómo cerrar un proceso productivo y cómo deben organizarse con pocos recursos”.

“Cuando llegan a trabajar en cosas relacionadas con la industria, o se les pide diseñar un sistema o algo que tenga que ver con gerencia, los estudiantes se traban; entonces, el químico tiene todas las herramientas académicas que lo pueden catapultar a ser el jefe en casi que todos los lugares, pero la ausencia de esas habilidades lo terminan limitando”, explicó el docente.  

El Dr. Cristian Campos, director de la Escuela de Química, es consciente de que la formación del estudiante no puede limitarse a la teoría. “La formación del muchacho y la muchacha tiene que ser integral, tiene que haber una serie de habilidades que les permita ser exitosos en un mercado laboral cambiante y rápido”, explicó Campos. 

El nuevo rostro que se le ha dado al curso permite que los estudiantes  puedan incoporarse al mercado laboral con un conocimiento más práctico e interdisciplinario. "Este curso consistía en prácticas de laboratorio definidas, eran prácticas que los estudiantes debían seguir paso a paso y después entregar un reporte, pero el curso se llama Laboratorio de Procesos Industriales; es decir,  ellos tienen que hacer cosas que les permitan ir a la industria a ser competitivos y eso es lo que estamos buscando", explicó Chinchilla. 

En cuanto a los retos del laboratorio, hay claridad en que la integración de otras escuelas y facultades de la UCR es necesaria en las diferentes etapas de la fabricación de productos. “Por ejemplo, en la primera parte, que es la fabricación de la crema, sería importante por ejemplo Farmacia, Microbiología e incluso Medicina, para que también estudiantes y docentes de esas carreras puedan capacitarse y juntos logremos mejores productos”, concluyó el docente.

Además, dentro del marco de Prodin, los estudiantes lanzaron el pasado 5 de setiembre el producto NovaScent, una crema con propiedades relajantes. Puede encontrar más información sobre NovaScent en: Estudiantes de Química también aprenden a ser empresarios.

Regresar Arriba