Saltar Navegación
inicio > noticias > 2017 > 06 > 09 > la-imagen-del-che-gu...

La imagen del 'Che' Guevara es analizada por la academia a 50 años de su muerte

Cátedra Francisco Amighetti recorre la transformación de Guevara en uno de los íconos universales más importantes
9 jun 2017Artes y Letras
"Guerrillero Heroíco", la fotografía captada por Korda que cambió la historia de …
"Guerrillero Heroíco", la fotografía captada por Korda que cambió la historia de cultura mundial. 

En algún punto de la historia, el “Che” Guevara dejó de librar una revolución en la Sierra Maestra para decorar galerías elegantes y ser estampado en camisetas, tazas y cuanto souvenir se le ocurriera a la industria.

El proceso en el cual un médico argentino comunista terminó por convertirse en un ícono social, cultural, político y hasta religioso, capaz de mover una industria completa ha sido debatido a lo largo de los años y ahora llega a la academia para ser analizado.

Ese fue el objetivo de la Cátedra Francisco Amighetti con la organización del cine foro “Che: Ascenso y Derrota”, realizado el pasado 6 de junio e introducido por la charla “El Che Guevara: ¿ícono plural o víctima de la trivialización de la mercadotecnia cultural?”, a cargo de la M.Sc. Mercedes González

Todo inició con un funeral

El 5 marzo de 1960 La Habana amaneció de luto y rindió honores a más de 100 personas que el día anterior habían fallecido producto del sabotaje al navío “La Coubre”. Durante los funerales, el fotógrafo Alberto Korda captó algunas imágenes del entonces Presidente del Banco Central de Cuba.

La misma imagen que no tuvo mayor impacto en la isla apareció siete años después en el semanario francés “Paris Match” para ilustrar un texto titulado “Les Guerrilleros”. El viaje hecho por la fotografía en los siguientes 50 años es mundialmente conocido y es a partir de él que la académica González realizó su disertación, enfatizando en que la construcción del revolucionario la han realizado tanto sus seguidores como sus detractores.

A lo largo de su ponencia, la expositora destacó la construcción visual que se hace de un hombre que luego de ser cosificado y mitologizado termina convirtiéndose en una figura opacada por el sistema contra el que combatía, siendo posible ahora conseguir bebidas energéticas y ron marca “Che Guevara”.

Sobre las representaciones artísticas del héroe de la Revolución Cubana se hizo un recorrido desde las incipientes impresiones de un cartel de Jim Fitzpatrick hasta la apropiación de Andy Warhol, quien multiplicó el retrato por nueve y lo llenó de colores neón.

Guevara también ha aparecido como protagonista de cómics y su historia ha sido ilustrada en manga.

Chesucristo

Durante su charla, la profesora González dedicó un espacio importante al estudio de los matices religiosos que ha adquirido la figura del “Che”, en especial en cuanto a su muerte.

Retomando las teorías del investigador John Berger, se hicieron algunas comparaciones entre las fotografías del cadáver capturadas por Freddy Alborta y obras de artistas como Mantegna y Rembrant, cuyas composiciones y ángulos son bastante semejantes en obras como “La lección de anatomía del Dr. Tulp”.

Se profundizó también en la publicidad religiosa alrededor del Che a partir de la figura de “Chesucristo”. Cambiando su boina guerrillera por una corona de espinas, la Iglesia Anglicana intentó, en 1999, atraer una feligresía más joven.

¿El fin de la historia?

Hace medio siglo la imagen del “Che” comenzó a convertirse para el resto del mundo en la cara de América Latina. Hace medio siglo también, en un intento por derrocar la dictadura de René Barrientos en Bolivia, el Ejército de Liberación Nacional fue capturado durante el combate de Quebrada del Churo y su líder -el mismo “Che” Guevara- asesinado.

Convertido en un ícono desde el instante de su muerte, la imagen guevarista se ha utilizado en protestas tan simbólicas como el Mayo Francés de 1968 o las manifestaciones de Tlatelolco, pero también es posible encontrarla en las pancartas de las barras bravas de los estadios, y hasta en publicidad de vehículos. La comercialización y la sobreexposición de su imagen lo pone ahora, según la conferencista, al borde de perder todo significado.

“El Che tiene ahora tantos significados que no significa nada. Al ser una moda su contenido está diluido y está en la frontera de quedar vacío”, indicó la experta. “Lo han convertido en una baratija al mejor postor, que muchas veces es ignorante”, finalizó.

 
Tomás Gómez Huertas
Periodista, Oficina de Divulgación e Información
Regresar Arriba