Saltar Navegación
inicio > noticias > 2016 > 10 > 04 > peligra-calidad-de-l...

Peligra calidad de la formación médica en el país

UCR clama por derechos de sus estudiantes de medicina y cirugía
4 oct 2016Salud
En defensa de las y los estudiantes de medicina y cirugía de la Institución, tanto la Rectoría …
En defensa de las y los estudiantes de medicina y cirugía de la Institución, tanto la Rectoría como la población estudiantil de la UCR, han presentado las acciones legales pertinentes, relativas al proceder de la CCSS en esta temática. (foto archivo ODI)
 

La Escuela de Medicina de  la Universidad de Costa Rica (UCR) hizo el día de hoy un llamado de atención sobre las consecuencias que tendrán en la calidad de la formación médica en el país y en la población estudiantil de la carrera de Medicina y Cirugía, las disposiciones tomadas por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) con respecto al internado rotatorio universitario.

Según se indica en un comunicado suscrito por la Dra. Lizbeth Salazar Sánchez, directora de la Escuela de Medicina, el internado rotatorio es un programa de aprendizaje de un año calendario, de enero a diciembre, durante el cual los alumnos adquieren la condición de “internos”, cuyo elemento central es el entrenamiento clínico-académico en una unidad docente hospitalaria, bajo la supervisión de un docente universitario.

Para ese momento las y los internos cuentan ya con un título de Bachiller en Ciencias Médicas, y entre sus labores diarias están la realización de  procedimientos médicos como curaciones o suturas, ingresos y egresos médicos, partos, visita a pacientes con el equipo médico, así como trámites administrativos. Deben cumplir una jornada de tiempo completo laboral, jornadas de guardia, y responsabilidades académicas como la asistencia a clases, entrega de asignaciones y realización de exámenes.

Los cambios propuestos el pasado mes de junio por el Centro de Desarrollo Estratégico e Información en Salud y Seguridad Social (CENDEISSS) tocan tres aspectos: la selección de estudiantes que ingresarán al internado, la distribución de los campos docentes, y el programa de Internado Rotatorio Universitario Único.

En cuanto a la selección, la CCSS ha dispuesto que para ingresar al internado se deberá aprobar un examen realizado por un ente privado denominado International Foundations of Medicine (IFOM, por sus siglas en inglés), prueba que tendrá un costo económico aún no definido por parte del CENDEISSS, que podría rondar los $75, que deberán ser cubiertos por las y los estudiantes. “A estas alturas, explicó Salazar, solo se ha suministrado un temario altamente inespecífico en sus objetivos y carente de la bibliografía por consultar. Tampoco se conoce cuál será la nota de aprobación del examen, y se indica que no se aceptarán eventuales apelaciones”.

“La UCR defenderá todo acuerdo que responda de manera justa y oportuna a la cooperación …
“La UCR defenderá todo acuerdo que responda de manera justa y oportuna a la cooperación interinstitucional CCSS-UCR y que tenga como eje central la defensa de nuestro sistema de salud, y se opondrá a toda medida que atente contra una formación médica de calidad y que anteponga intereses particulares en detrimento de nuestra seguridad social y el bienestar de la población”, recalcó la Dra. Lizbeth Salazar. (foto archivo ODI)
 

Entre los compromisos del IFOM con las universidades se encuentra realizar un estudio que permita adecuar el examen al sistema de seguridad social y la epidemiología propios del país, lo cual no se ha hecho ni está en curso. “Este simple hecho posibilita que dicho examen no cubra temas relevantes de nuestro sistema de salud, y que no exija, a los posibles internos, conocer los procedimientos y protocolos necesarios para atender y tratar de manera apropiada a nuestra población”.

En cuanto a la distribución de los campos docentes, es decir, la asignación de las y los internos en cada centro médico, la CCSS ha establecido que se realizará de manera aleatoria, entre quienes aprueben el examen y cumplan los demás requisitos solicitados por el CENDEISSS.  “Esta distribución al azar de los campos docentes vulnera derechos de la población estudiantil de la UCR, pues contraviene el Convenio Marco de Cooperación CCSS-UCR suscrito en el 2010, en el cual la CCSS se comprometió a facilitar los campos docentes que la UCR requiera, con la única limitación de la capacidad instalada de sus unidades docentes y la continuidad de los servicios de salud, lo mismo que el Reglamento de la Actividad Clínica Docente en la Caja Costarricense del Seguro Social, aprobado por la Junta Directiva de la CCSS, el cual en su transitorio establece que se respetarán los campos docentes de la UCR”.

Para Salazar la asignación aleatoria de estos campos docentes atenta contra el derecho de la población estudiantil de la UCR a cursar sus planes de estudio, pues ese mecanismo hace casi seguro que una parte importante de dicha población no podrá cursar sus estudios con los profesores universitarios idóneos para su preparación profesional. “Esta asignación aleatoria es lesiva pues obstaculiza la preparación profesional médica de calidad que ha distinguido a la UCR a lo largo de su historia, en cumplimiento del objetivo de fortalecer el sistema nacional de salud, y nunca con el fin de satisfacer intereses privados de particulares”.

Denuncia Salazar que no obstante que a lo largo de los últimos meses, autoridades, docentes y estudiantes de la UCR han intentado, por diversos medios, establecer una comunicación adecuada con el CENDEISSS para llegar a un acuerdo que no perjudique la calidad académica en materia de salud, y responda a la necesidad de fortalecer los servicios que brinda la CCSS a la población costarricense, esto no ha sido posible. “La negativa del CENDEISSS a negociar todos los puntos del  acuerdo, y su silencio ante los numerosos interrogantes en torno a las implicaciones de los cambios, han obligado tanto a la Rectoría como la población estudiantil de la UCR, a presentar las acciones legales pertinentes, relativas al proceder de la CCSS en esta temática”.

Para la directora de la Escuela de Medicina, resulta inconsistente y contraproducente que las decisiones de la CCSS imposibiliten el uso efectivo de los recursos que el propio Estado ha invertido en la formación de las y los futuros profesionales en medicina, toda vez que se reducirán sus posibilidades reales de concluir su formación académica de forma oportuna. “La UCR ha actuado de manera responsable a lo largo de los años, definiendo el número de cupos de admisión en Medicina, tomando en cuenta los cupos para el internado de acuerdo con lo formalizado con la CCSS.  Este actuar responsable es coherente con el compromiso institucional de usar de forma efectiva los recursos que el Estado pone a disposición de la Universidad por medio del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES)”, concluyó.

Comentarios:

1

  • Isaac 07/10/2016 10:07pm
    El hecho que contraten un ente externo para aplicar el examen no es el gran problema. De hecho, puede ser beneficioso porque al ser una empresa privada puede tomarse las cosas más en serio y evitar aspectos como la burocracia y deficiencia administrativa. Sin embargo, lo único que lo arruina es el hecho de que aun pasando el examen, se tienen que decidir los cupos por rifas. La UCR pelea por que se mantengan los cupos tal y como lo establece el contrato con la Caja, sin embargo me parece que es injusto para las demás universidades del país. La UCR puede ser excelente en educación, pero esto no quita el hecho de que otras universidades privadas también lo puedan ser. La solución acá sería de que hagan el examen como quieran, pero que los cupos se decidan por las mejores notas; es decir, si hay 300 cupos, por ejemplo, entonces se le brinda a las mejores 300 notas de la evaluación. Así se evitan choriceos y argollas, hay transparencia y se asegura que se formen profesionales de calidad. Si la UCR dice ser tan buena, entonces no debería tenerle miedo a esta solución.

Nombre:

E-Mail:

Comentario:

Le quedan: 2500 caracteres.

Ver reglamento
Regresar Arriba