Saltar Navegación
inicio > noticias > 2012 > 12 > 12 > software-libre-ayuda...

Software Libre ayuda a democratizar conocimiento

UCR necesita política que impulse y regule acceso abierto
12 dic 2012Ciencia y Tecnología
Luis Alonso Castro Mattei, Saray Córdoba González  y Denis Campos González analizaron en el …
Luis Alonso Castro Mattei, Saray Córdoba González y Denis Campos González analizaron en el auditorio de la Facultad de Educación el tema El conocimiento como bien común: acceso abierto en Costa Rica (foto Rafael León).

El avance institucional en cuanto a acceso abierto y software libre, a futuro requiere de una política que obligue a los universitarios a depositar en repositorio parte de su producción académica, un reglamento que regule la información que se va a liberar y en las condiciones en que se va a pone a disposición y el crear muchos más repositorios institucionales, según la opinión de los participantes en una mesa redonda titulada El conocimiento como bien común: acceso abierto en Costa Rica.

Esta actividad,  organizada por el UCRIndex y la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Costa Rica (UCR), se efectuó el 27 de noviembre, en el auditorio de la Facultad de Educación.

Acceso abierto significa disponibilidad  gratuita a la información para todas las personas, por Internet público, con derecho a leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar y usar los documentos con cualquier propósito legal, sin barrera financiera o técnica fuera de las que tiene la red.

La Magíster Saray Córdoba González, coordinadora de UCRIndex, el Magíster Luis Alonso Castro Mattei, director del Centro de Informática y el Dr. Denis Campos González, asesor legal de la Vicerrectoría de Investigación coincidieron en que el país ha avanzado en acceso abierto y en software libre en buena parte gracias a las iniciativas que se comenzaron a impulsar desde hace cinco años.

Para la Mag. Saray Córdoba hace falta una política de acceso abierto institucional y mucha más …
Para la Mag. Saray Córdoba hace falta una política de acceso abierto institucional y mucha más discusión sobre estos temas para derribar resistencias(foto Rafael León).

No obstante reconocen que falta mucho por hacer para abrir la mentalidad de algunas personas que se sienten amenazadas y ponen resistencia a la idea.

Córdoba recordó que sobre acceso abierto se habla en el mundo desde hace diez años, a partir de lo que se llama la Declaración de Budapest y se ha venido fortaleciendo en diferentes aspectos hasta que recientemente en Berlín, Alemania se declara la disponibilidad gratuita de Internet como un derecho. Se calcula que existen en el mundo unos 2300 repositorios, con información gratuita, a disposición de todo público.

Aporte institucional

La UCR además de poner a disposición información de libros, revistas, colecciones y bases de datos de alto costo por medio de su Sistemas de Bibliotecas, Documentación e Información (SIBDI) ha creado repositorios con información abierta, como el Kerwá, el CIRCA del Centro de Investigación e Identidad Latinoamericanas CIICLA, el de fotografías y de documentación del Centro de Investigaciones Históricas para Centroamérica (CIHAC), entre otros,.

En el 2007 creó Latindex y esta se transformó en agosto del 2012 en UCRIndex, un instrumento que permite evaluar las revistas de la UCR, además se creó en este mismo año un portal de revistas institucionales, que contiene 4800 artículos y 45 revistas. Hasta noviembre del 2012 sumaban 4.5 millones de descargas desde 180 países, para un promedio de 4500 descargas diarias, según los datos que aportó el Dr. Denis Campos en su intervención.

Luis Alonso Castro Mattei destacó que un 70% del software libre del mundo es producido por …
Luis Alonso Castro Mattei destacó que un 70% del software libre del mundo es producido por universidades, que lo ponen a disposición de la humanidad para su beneficio (foto Rafael León).

Asimismo informó que en Kerwá se han depositado 437 documentos, con más de 20 mil visitas provenientes de 75 países. Otro de los avances importantes para el país es que desde el 2010 Costa Rica es portadora de seis tipos de licencias de Creative Commons que permite compartir obras literarias y la música, no programas informáticos.

Todo esto además de contribuir con la democratización de la información, beneficia a la UCR con un mayor impacto internacional, visibilidad y posicionamiento y de esta forma sus investigaciones científicas son más citadas y más descargadas, resaltó el Dr. Campos.

Sin embargo para la Mag. Saray Córdoba además de la política hace falta una mayor discusión para superar las dudas y derribar resistencias.  Además sugiere crear un portafolio de actividades de investigación, tener acceso a los resultados científicos, estandarizar los documentos que se depositan en los repositorios, que estos sean interoperables a nivel institucional y a nivel nacional, lo que ayudaría a conformar  un gran repositorio nacional y contar con divulgación estratégica.

Lamentó que un grupo minoritario de académicos universitarios no les gusta publicar en las revistas institucionales, solo en las internacionales de prestigio. En este sentido dijo que los artículos con revisión de pares académicos, deberían depositarlos cuando son aceptados y en los casos en que no acepten el depósito previo deberían depositar los metadatos, mientras los artículos con restricciones, podrían ser solicitados a los autores, para envío a los interesados.

El abogado Denis Campos González resaltó como un primer paso para controlar la información …
El abogado Denis Campos González resaltó como un primer paso para controlar la información liberada por la UCR la redacción de la resolución No. VI 2970-2011 emanada de la Vicerrectoría de Investigación (foto Rafael León).

Para el abogado Denis Campos González es necesario establecer políticas claras y una normativa sobre estos temas. “Se requiere una política inteligente y estratégica”, aunque le parece que la política es insuficiente y que tiene que regularse desde el Consejo Universitario en forma reglamentaria”.

A pese de que el conocimiento se genera en las universidades a partir de los fondos públicos que la financian, “no se tiene automáticamente dominio público, porque hay derechos de autor, derecho patrimoniales  y derechos morales y hasta de explotación comercial que se deben cuidar”, manifestó. “Si se va liberar información debe darse márgenes suficientemente claros para que  no se produzcan abusos”, advirtió. En ese sentido dijo que hay que pensar bien de que manera se va a liberar esa información. Informó que como  primer paso en este camino la Vicerrectoría de Investigación de la UCR generó la Resolución No VI 2970-2011 Directrices Generales para la Divulgación de Información Científica de la UCR.

Software libre y educación

La UCR forma parte actualmente de lo que se denomina la comunidad de software libre, con 400 personas afiliadas, como consecuencia del movimiento que se comenzó a impulsar desde el 2008 con un pronunciamiento del Consejo Universitario sobre la necesidad de que la institución migre hacia software libre; en el 2011 lanzó una política en este sentido y en el 2012 han trabajado más a lo externo y en la conformación de una comisión institucional.

De esta forma resumió el Magíster Luis Alonso Castro Mattei, la labor desarrollada en la UCR en este aspecto. En su exposición manifestó que el software libre nació para estar aliado a la educación, porque permite el acceso al conocimiento sin restricción, en lenguas o idiomas propios de todos los sectores de la población, incluidos los sectores marginados.

Son formatos abiertos, programas sin limitaciones, cuyo código se puede modificar, copiar  y distribuir libremente para que se siga mejorando. Un 70% de esos programas se hacen en universidades y se ponen a disposición de la humanidad para su beneficio.

Para el director del Centro de Informática de la UCR estas herramientas se adaptan a las necesidades educativas, contrario a lo que ocurre con el software cerrado o comprado, que hay que adaptarse a lo que el programa permite.

Entre otras de las ventajas del software libre, Castro destacó el hecho de que fomenta el conocimiento compartido, la independencia tecnológica y reduce la brecha digital, porque tiene exigencias técnicas menores y los programas corren en equipos más viejos, con lo que se da un periodo de vida mayor para los equipos, lo que significa ahorro y una lucha contra la tendencia del mercado. Además de esta forma se apoya a la empresa nacional que genera mucho en código abierto y lo libera, con lo que se potencia la innovación de productos y servicios y la última versión de las herramientas siempre están disponibles y en forma gratuita.

Regresar Arriba