Saltar Navegación
inicio > noticias > 2010 > 11 > 09 > resistencia-a-antibi...

Resistencia a antibióticos genera vigilancia activa

9 nov 2010Salud
La Dra. Antonieta Jiménez Pearson realizó su exposición sobre lo que es la vigilancia de …
La Dra. Antonieta Jiménez Pearson realizó su exposición sobre lo que es la vigilancia de bacterias resistentes a antibióticos en el país (foto Laura Rodríguez R).

La comprobación científica de la resistencia de algunas bacterias a los antibióticos que en el pasado lograban eliminarlas, motivó a que se organizarán redes de laboratorios en el país y en la región latinoamericana para intercambiar información, cepas y evaluar las pruebas clínicas y los protocolos de identificación que se aplican, para tratar de garantizar la calidad y eficiencia en los servicios que prestan.

Así lo informó la Dra. Antonieta Jiménez Pearson, del Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa) quien impartió una conferencia titulada Vigilancia de la resistencia a los antimicrobianos en bacterias de importancia en salud pública, en el auditorio de la Facultad de Microbiología, como parte del ciclo de conferencia que realiza esa unidad académica y el Centro de Investigación en Enfermedades Tropicales (CIET).

Para la vigilancia nacional en este campo existe el Centro Nacional de Referencia en Bacteriología (CNRB), el cual surgió en 1991 como coordinador de la red que se creó para casos de cólera y desde el 2003 adoptó ese nombre y con él el estudio de los diferentes patógenos en su relación con los antimicrobianos.

En total son 70 los laboratorios públicos y privados que mantienen relación con el CNRB, entre ellos los de la Universidad de Costa Rica, el Instituto Nacional de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa). A nivel internacional mantienen comunicación con las tres redes más importantes que existen, con los cuales reciben entrenamiento y comparten experiencias, entre ellas la de Codex, de la Organización Mundial del Comercio, la de Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS)  y con redes latinoamericanas como la SIREVA II y la RELAVRA.

A la actividad, realizada en el auditorio de la Facultad de Microbiología, estudiantes y docentes …
A la actividad, realizada en el auditorio de la Facultad de Microbiología, estudiantes y docentes de esa unidad académica (foto Laura Rodríguez R).

Para aplicar las normas de vigilancia de bacterias resistentes a los antibióticos emplean una lista elaborada por RELAVRA, y se basan en una lista de la OMS, con datos de aquellos organismos que afectan en comunidades y en hospitales y que son de notificación obligatoria y de referencia. “Esto ha ayudado para que se tengan datos representativos de país, lo que no ocurre con otros organismos”, manifestó la expositora. 

La Dra. Jiménez aseguró que en el CNRB reciben muestras de individuos afectados por  diarreas, meningitis, y enfermedades respiratorios agudas, especialmente cuando su perfil de resistencia es muy alto.

En cuanto a las cepas que reciben de los laboratorios de la red, dijo que en su mayoría son algunas Pseudomonas y Klebsiellas. Además confirmó la resistencia que ha tenido la Salmonella, Shigella y el bacilo Vibrio cholerae a algunos antibióticos. En cuanto a Salmonella dijo que desde el principio hacen una vigilancia integrada de bacterias que son y que no son de origen humano y detectaron una Salmonella typhimurium, que resultó ser la DT104 reconocida en varios países por su resistencia a los antibióticos, pero fue Costa Rica el primer país de la región en el que se detectó en casos individuales.

Para mejorar aún más el seguimiento que se realiza, en el año 2009 hicieron una propuesta de modificación al decreto de declaración obligatoria de enfermedades en el país, el cual fue ya aprobado, con la idea de que se incluya la resistencia de las bacterias y los gérmenes específicos que están bajo vigilancia.

Por otra parte la expositora dijo que están realizando una encuesta para conocer las necesidades de capacitación, de materiales o instrumentos que tienen los diferentes laboratorios de clínicas u hospitales del país que podrían en el futuro funcionar como  laboratorios específicos de apoyo a CNRB.

Además considera necesario que un equipo técnico conformado por diferentes profesionales utilice la información de la vigilancia y de la resistencia de las bacteria  para apoyar más a las autoridades en la toma de decisiones en este tema. 
Lidiette Guerrero Portilla
Periodista Oficina de Divulgación e Información
lidietteadgx.guerrero@ucr.kbhuac.cr
Regresar Arriba