Saltar Navegación
inicio > noticias > 2003 > 10 > 02 > el-abelardo-bonilla-...

El “Abelardo Bonilla” toma nuevos bríos

2 Oct 2003

Confortables butacas, cielos acústicos, aire acondicionado, alfombras, sistemas de iluminación y sonido nuevos, acondicionamiento de las paredes, ampliación del escenario y de toda la sala, forman parte de la nueva cara del Auditorio “Abelardo Bonilla”, de la Escuela de Estudios Generales.

La ampliación consistió además en dotar al auditorio de nuevos vestidores, salas de maquillaje, depósito para el piano, y servicios sanitarios para los actores, así como rampas de acceso para personas con discapacidad física. También se remozó el vestíbulo, donde se montan exposiciones, en especial de pintura y escultura.

La obra, con un costo cercano a los ¢51 millones, estuvo a cargo de la Oficina Ejecutora del Plan de Inversiones (OEPI). Su jefe, el Arq. Fernando Aronne, manifestó que este proyecto se ha enmarcado dentro de uno de los principales parámetros sobre los que se estructuró el plan quinquenal de desarrollo de infraestructura de la institución, iniciado hace cuatro años.

Afirmó que solo en este rubro, ha llevado a la remodelación, modernización o a la nueva construcción de 18 auditorios y miniauditorios en todas las sedes de la UCR, que están dando cabida a casi dos mil personas, con el confort y la tecnología apropiada, por medio de un significativo esfuerzo económico, técnico y constructivo.

El Arq. Aronne recordó que este auditorio ha sido cuna, testimonio, y templo de destacados conferencistas, virtuosos músicos, y actores, y ha servido para la proyección de excelente cine y relevantes eventos de diversa índole, entre ellas graduaciones de miles de estudiantes.

 

 

Recinto de cultura

El Rector, Dr. Gabriel Macaya, manifestó que para muchos, entrar a este auditorio llena de emoción por diferentes razones, pero señaló que todos coincidimos en llegar a un espacio emblemático de la Institución, por el nombre que lleva y por lo que representa en el desarrollo de la UCR.

“No puedo olvidar las clases que aquí recibí, las conferencias magistrales que escuché, los debates y tantas actividades asociadas a este lugar. Para todos nosotros resuenan voces que aquí escuchamos, que fueron guía de nuestra formación e identidad como estudiantes universitarios y como ciudadanos”, dijo.

Para la Dra. Annie Heyling, directora de la Escuela de Estudios Generales de la UCR, la reinauguración de este recinto de cultura reafirma el compromiso de esta unidad académica con la universidad y el país.

“El auditorio ha nacido de nuevo, más rejuvenecido y bello. Su lustre ha permanecido vivo durante 46 años, donde miles de alumnos, profesores y grandes personalidades han frecuentado este espacio, revestido de simbolismo y recuerdos. Hoy, remozado y embellecido se abre a las promesas de un porvenir lleno de encanto y alegría, y fundamentalmente se abre nuevamente a su destino, como morada del arte, del pensamiento y de la cultura”, señaló.

Agregó que el espacio no solo fue restaurado y ampliado, pues incluye área de vestidores, sino equipado con la más alta tecnología, para el trabajo y disfrute de la comunidad, alumnos y profesores.

Al acto se invitó a la familia Bonilla Picado, especialmente a la señora María Rosa Picado de Bonilla, para recordar al inolvidable profesor Abelardo Bonilla Baldares, cuyo nombre identifica dicho auditorio.

Como parte de las actividades de reinauguración del auditorio, se aprovechó para brindar un homenaje a 35 profesores jubilados desde 1998 hasta el 2003, por su trabajo en pro de la formación humanística.

En ese sentido, la Dra. Heyling les dijo que la escuela valora su trabajo y aporte en torno a la formación humanística y que las puertas siempre estarán abiertas.

Asimismo, se presentó la coreografía de Rogelio López, de Danza Universitaria “Territorio Desconocido”, mientras el Teatro Girasol, dirigido por Juan Carlos Calderón escenificó “Soledades sin Oficio”. Un trío musical, integrado por Guido Calvo (violín), Gabriela Alfaro (violonchelo) y Pilar Aguilar (piano), interpretaron los temas “Trío Elegiaco” y “Ceremonial”. Por su parte, el tenor Mario Alberto Marín interpretó el “Gaudeamus Igitur” y la “Marcha Universitaria”.

 

Luis Fernando Cordero Mora
Periodista Oficina de Divulgación e Información
lfcoqldtrder@cariari.vgmbucr.ac.cr
Regresar Arriba