Saltar Navegación
inicio > noticias > 2021 > 08 > 19 > psicologa-y-escritor...
Mirta González Suárez ganó en categoría novela por novela La Independencia

Psicóloga y escritora costarricense vuelve a triunfar en certamen internacional

19 Aug 2021Sociedad
La psicóloga, docente emérita y escritora literaria Mirta González Suárez fue ganadora de los …
La psicóloga, docente emérita y escritora literaria Mirta González Suárez fue ganadora de los Juegos Florales Hispanoamericanos de Quetzaltenango 2021 en la categoría de novela por "La Independencia", obra que presenta la historia de cinco jóvenes que buscan respuestas más allá de las versiones oficializadas sobre el Acta de la Independencia de Centroamérica.   Foto: Anel Kenjekeeva.

La psicóloga, docente emérita de esa misma escuela de la Universidad de Costa Rica y novelista, la doctora Mirta González Suárez, sumó un nuevo galardón a sus vitrinas luego de ser ganadora de la categoría novela de los Juegos Florales Hispanoamericanos de Quetzaltenango 2021. El premio consiste en una publicación de la obra, un pergamino, una medalla de oro y $3 875 dólares estadounidenses para quien ganara.

En sus cerca de 30 años de carrera artística, González Suárez ha sumado con este cinco premios por sus trabajos literarios, ya que previamente, en 1992, se dejó el Premio de Ensayo de la Universidad Autónoma de México; un año después se anexó el Editorial Plaza y Valdés compartido con Daniel Flores Mora, veinte años después ganó un Aquileo J. Echeverría en la categoría Novela, gracias a “Crimen con Sonrisa”, y tres años después obtuvo el premio UNA Palabra, de la Universidad Nacional, por “La gobernadora”. Esto sin contar sus 44 años de publicaciones académicas en revistas de psicología y carrera profesional en ese campo del conocimiento, que le ha permitido ocupar cargos muy importantes de coordinación, subdirección o dirección, ser profesora invitada en diferentes universidades latinoamericanas; y que el Colegio de Psicólogos de Costa Rica haya utilizado su nombre para bautizar al premio al mayor número de publicaciones académicas.

La novela que hizo ganar a González Suárez lleva por título “La Independencia”, y fue hecha en el marco de la temática del Bicentenario de la Independencia de Centroamérica.

“La obra presenta una propuesta interesante al decidir plantear una revisión desde la actualidad hacia el pasado a través de cinco personajes jóvenes. Los personajes se encuentran bien definidos y la historia fluye al tiempo que se utilizan recursos actuales para contrastar con lo que se describe en la novela. El planteamiento de la novela se sostiene y se muestra bien documentada sin que exista un cambio en lo ameno de la narración. La inclusión de personajes jóvenes de la actualidad permite que la novela gestione las temáticas del pasado que se proponen y que discuten entre los personajes, proporcionando una perspectiva ficcional que apela a una generación contemporánea de la historia. El texto que se sometió a concurso se encuentra muy bien cuidado en cuanto a su gestión”, fue el razonamiento de la funcionaria de la municipalidad guatemalteca de Quetzaltenango, Beatriz Sánchez Rosal, mientras explicaba los porqués de la designación en sesión solemne de la municipalidad.

LEER TAMBIÉN: Editorial UCR celebra el centenario de la escritora Julieta Pinto con una colección de sus obras

Desde su casa de habitación, González Suárez se mostró honrada con la distinción. “Es un gran honor porque tiene 105 años y en el concurso participan países de habla hispana; y este año es sobre el bicentenario de independencia y es diferente a otros años cuando era tema libre. Mucho se habla del bicentenario pero poca gente sabe los hechos acaecidos en ese momento y la firma del acta que es algo pequeño de 18 artículos. Es un tema actual y tiene que ver con lo que pasa en la actualidad. Es una gran satisfacción y me hace sentir unida a esta reflexión”.

La autora resaltó que hay aspectos y reflexiones que no han cambiado en estos 200 años, y que uno de sus mayores intereses fue el de contar la historia con una perspectiva juvenil y ligada con su propia experiencia a la hora de postular su novela. “Es una historia en la cual cinco personas jóvenes (una universitaria y cuatro de secundaria) van a participar en un concurso sobre la independencia de Centroamérica, les pasa una serie de situaciones porque es un libro de acción, y a través de ese proceso se citan hechos históricos en 1800 y 1821. Se dan a conocer estos hechos a través del proceso de independencia. Aparece el acta y discurren sobre el significado de esta acta y sus implicaciones entre el grupo, incluso reflexionan sobre qué es ser independientes, si verdaderamente somos independientes,  y lo que sucede es similar con lo que aconteció ese entonces”.

Rocío, una joven universitaria que tiene la responsabilidad de hacer una investigación que se cuestione y vaya más allá de la enseñanza oficializada y desactualizada que recibió sobre estos hechos históricos, sabe que para tener mejores resultados y que sea una actividad amena, necesita compartir sus inquietudes con otras personas. Ante este escenario, cuatro jóvenes colegiales, juntan sus personalidades e intereses diferentes para hacer un equipo sólido y ayudarla a explorar hallazgos interesantes sobre el tema. Un proceso similar al que tuvo que hacer la autora antes de poder plasmar la novela.

 

Regresar Arriba