Saltar Navegación
inicio > noticias > 2020 > 06 > 02 > las-universidades-pu...

Las universidades públicas siguen sumando a lucha contra el COVID-19

La articulación universitaria se une a los esfuerzos nacionales ante la emergencia sanitaria
2 jun 2020Sociedad
La articulación lograda por las universidades públicas es uno de los pilares de los planes de …

La articulación lograda por las universidades públicas es uno de los pilares de los planes de trabajo del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, cuyos aportes en la actual pandemia del Covid-19 han sido múltiples. Foto archivo ODI

Desde la declaración de emergencia sanitaria de los primeros casos de la enfermedad Covid-19 las universidades públicas se sumaron a los esfuerzos nacionales en la gestión del riesgo que representa.

Para evitar la multiplicidad de funciones de las cinco casas de estudios superiores ante el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo (Ley #8488), liderado por la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), las universidades aportan sus saberes mediante la Subcomisión de Gestión del Riesgo ante Desastres, una entidad del Consejo Nacional de Rectores (Conare).

En el marco de Covid-19 la Subcomisión se ha convertido en un punto de enlace con el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo. Todo este periodo hemos generado iniciativas para apoyar al país”, aseguró el magister Rodolfo Romero Redondo, representante de la Universidad de Costa Rica (UCR) ante la entidad interuniversitaria.

En la UCR dicha iniciativa inscrita por la Escuela de Administración Pública en la Vicerrectoría de Acción Social bajo el nombre Subcomisión de Gestión del Riesgo de Desastres (ED-3147) tiene como objetivo enlazar esfuerzos y recursos interuniversitarios en el análisis y riesgos comunitarios. Además, incidir en el manejo de los efectos adversos de los desastres así como en la recuperación y transferencia de conocimientos a la comunidades para facilitar la reconstrucción y activación de la organización.

La Subcomisión representativa de las universidades fue creada en el año 2005 y se integró al Plan Nacional de Gestión del Riesgo, que aporta a la gestión de la CNE, integrándose al equipo conformado por representantes de los gobiernos locales, organizaciones comunitarias, instituciones públicas y privadas, ciudadanía en general.

Para Romero, esta experiencia de llegar a una mesa de articulación es fruto de una discusión abierta y franca entre las universidades, en la que cada institución aporta sus fortalezas desde la extensión-acción social, la docencia y la investigación.

Esta subcomisión interuniversitaria es parte de la “Red de universitarios de América Latina y el Caribe para la gestión y la reducción de riesgos de emergencias y desastres” (Redulac), integrada por delegaciones de 27 naciones.

Previo a la emergencia sanitaria por Covid-19 la subcomisión ha focalizado sus acciones en desastres ocurridos en Orosí, Nicoya y Talamanca. Además, ha impulsado cambios en los programas de estudios de carreras universitarias para incluir el tema de la gestión del riesgo. Uno de los pilares de su trabajo son sus contribuciones en el diseño de políticas públicas en la prevención, atención y recuperación ante los desastres.

Aportes con sello UCR

Según Romero, en el marco de la actual emergencia sanitaria la UCR ha realizado diversas contribuciones. Gracias a la articulación lograda en la citada subcomisión, la UCR y la Universidad Técnica Nacional (UTN) se elaboraron caretas de protección para el personal de la Cruz Roja Costarricense. La UCR hizo el diseño y concepto original que fue producido la UTN.

Por otra parte, estudiantes y docentes de diferentes sedes se sumaron durante el pasado mes de abril al equipo de colaboradores de la Fábrica Nacional de Licores (FANAL) que ante la emergencia sanitaria aumentó la producción de solución alcohólica antiséptica en un 1500% y de 700% los alcoholes a granel, usados en la elaboración de alcohol multiuso, de fricciones y presentaciones en gel. Todos estos productos son consumidos por centros hospitalarios y por la ciudadanía en general.

Otra de las actividades vitales en las que la subcomisión se ha involucrado es el uso de recursos interuniversitarios para la entrega de medicamentos a domicilio para personas categorizadas como población de riesgo. De esta manera, se contribuye a disminuir la cantidad de personas en centros médicos y evitar el riesgo de contagio del Covid-19.

Asimismo, gracias a la generación de modelos de simulación aportados al Ministerio de Salud se ha permitido proyectar el uso de camas de hospitalización, pacientes en unidades de cuidados intensivos y el desarrollo de protocolos para la reactivación de algunas actividades de acuerdo a las necesidades de cada sector productivo y de servicios. Toda esta información es de suma utilidad en el estudio de los posibles escenarios de la pandemia en la cantidad de recursos hospitalarios necesarios en cada caso.

LEA MAS: La academia incide en la política pública en la siguiente etapa de la pandemia

Romero indicó que la participación de las universidades públicas en estos esfuerzos nacionales incide directamente en el futuro desempeño profesional de los estudiantes vinculados a esta tarea nacional. “Este es un proyecto (ED-3147) que le permite a los estudiantes que han participado la transversalidad del tema de gestión de riesgos a desastres y lo importante es que son jóvenes de todas las carreras en busca de soluciones para el país”, añadió.

Regresar Arriba