Saltar Navegación
> noticias > 2017 > 12 > 15 > escuela-de-biologia-...

Escuela de Biología celebra 30 años de intercambios estudiantiles con Alemania

A tres décadas del programa de intercambio, la UCR y la Universidad de Ulm, Alemania, fortalecen sus lazos de colaboración
15 dic 2017Vida UCR

Diferentes generaciones de biólogas y biólogos que han participado del programa de intercambio. …
Diferentes generaciones de biólogas y biólogos que han participado del programa de intercambio. De izquierda a derecha: Simon Ripperger (estudiante de intercambio 2005-2006), Jan Bechler (2013-2014), Linda Ahner, Benjamin Honner y Tihana Hamzaj (alemanes que actualmente están estudiando en la UCR) y mi persona Monika Springer (estudiante de intercambio del periodo 1990-1991 y coordinadora local del programa). Foto cortesía Monika Springer
 
Del bosque seco al lluvioso, de la montaña y su baja temperatura a las costas calurosas en casi un salto. Por esta cercanía y facilidad de acceso a los diversos hábitats que nuestro país preserva es que, según el Dr. Marco Tschapka, “para un biólogo es un sueño venir a Costa Rica”. En palabras de Tschapka, profesor de la Universidad de Ulm, Alemania, Costa Rica es un destino único por la cantidad de biodiversidad en un área tan pequeña.   

Según el Instituto Nacional de Biodiversidad (Inbio), en el territorio costarricense conviven más de medio millón de especies, que representan el 4 % de las existentes en el mundo. Debido a esta y más razones, desde hace 30 años la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica (UCR), la Universidad de Ulm y la Universidad de Múnich (LMU), ambas de Alemania, poseen un programa de intercambio de estudiantes, en el que han participado más de 140 biólogos en formación de ambas casas de enseñanza.
 

Desde 1987, estudiantes alemanes viajan al país para incorporarse, por casi un año, a la dinámica de investigación en biología de la UCR. El traslado de los costarricenses fue un proceso más lento, a causa de presupuesto, pero hoy viajan la misma cantidad de ticos al país europeo.

“La experiencia que los estudiantes alemanes obtienen en el campo de la investigación en el trópico es invaluable”, afirmó Tschapka, biólogo a cargo del programa desde hace 14 años. Por su parte, los costarricenses que viajan a Alemania aprenden sobre nuevas técnicas en investigación, aprendizajes que retribuyen a la Escuela de Biología de la UCR.

Durante estas tres décadas, el programa ha crecido tanto en número como en objetivos. Ahora ambas universidades, gracias a los esfuerzos realizados para conseguir presupuesto y al Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD, por sus siglas en alemán), reciben entre dos y tres estudiantes de intercambio al año.

“Siempre estamos pensando en cómo mejorar la situación para todos, estamos buscando la manera de que los ticos puedan ir durante más tiempo a Alemania”, explicó Tschapka, ya que la estadía de los costarricenses es menor que la de los alemanes en nuestro país.

Más allá de la biología

Los aprendizajes que los estudiantes obtienen en el campo de la biología son incontables, al igual que las experiencias personales que el programa de intercambio propicia.

Por ejemplo, la bióloga costarricense, Paola Campos, realizó una pasantía de investigación en Alemania el año anterior, en el área de ecología química, durante el programa de intercambio. “La experiencia de estar en otro país y la barrera del idioma fue muy interesante, aunque casi todos allá hablan inglés”, contó.

“Quedé muy satisfecha en cuanto al nivel que nos enseña la Escuela de Biología (de la UCR), porque es muy similar al nivel que tienen allá, aunque aprendemos nuevas técnicas de investigación”, explicó Campos, quien después de seis meses en Alemania, incorporó en sus planes académicos cursar una maestría o un doctorado en el país europeo.

De hecho, un gran número de biólogos que participan del convenio deciden quedarse a vivir en el país de intercambio, donde construyen sus vidas y sus carreras profesionales.

Así fue el caso de Monika Springer, una de las primeras personas alemanas que viajó a Costa Rica como estudiante de Biología y quien decidió quedarse en Costa Rica para compartir sus conocimientos en taxonomía y ecología de insectos acuáticos. Hace más de 20 años, Springer forma parte de la Escuela de Biología de la UCR como docente catedrática y es investigadora del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar).

“Cuando volví a Alemania me costó muchísimo adaptarme, entonces concursé a otra beca para hacer el trabajo de campo de un futuro doctorado en Costa Rica, no había nadie trabajando con insectos acuáticos, me invitaban a formar parte de investigaciones y aquí me quedé”, recordó la alemana.

El semestre anterior los estudiantes costarricenses Paulina Rodríguez, Angie Sánchez y Mauricio …
El semestre anterior los estudiantes costarricenses Paulina Rodríguez, Angie Sánchez y Mauricio Villarreal viajaron a Alemania como parte del programa de intercambio. (Foto cortesía Monika Springer). 

¿Cómo participar en el intercambio?

Los estudiantes de la Escuela de Biología que deseen participar en el convenio entre la UCR y la universidad alemana deben tener un conocimiento avanzado del idioma inglés. Además, los estudiantes deben explicar en una carta el por qué desean irse de intercambio y el proyecto de investigación que les gustaría trabajar.

La coordinadora del proyecto, de parte de Costa Rica, es la profesora de Biología Monika Springer, quien especificó que además deben estar en un año avanzado de la carrera o cursar un posgrado en biología. La convocatoria para concursar se abrirá a principios del segundo semestre del 2018.

Paula Umaña
Periodista Oficina de Divulgación e Información
paula.umana@ucr.ac.cr
Regresar Arriba