Saltar Navegación
inicio > noticias > 2017 > 07 > 08 > escuela-de-geografia...

Escuela de Geografía fortalece gestión hídrica comunitaria del país

Proyecto inició con éxito en comunidades de la zona sur y busca expandirse a lo largo de todo Costa Rica.
8 jul 2017Sociedad
El TCU en comunidades de la sub-cuenca del río Coto, Buenos Aires y Coto Brus de Puntarenas
El TCU en comunidades de la sub-cuenca del río Coto, Buenos Aires y Coto Brus de Puntarenas

El 25% de la población costarricense se abastece de agua proveniente de asadas de comunidades rurales y periurbanas, una labor de autogestión que ahora fortalece la Escuela de Geografía de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Por medio del Trabajo Comunal Universitario (TCU) “Gestión comunitaria del agua y el manejo de cuencas hidrográficas”, estudiantes de la UCR trabajan para eficientar la gestión hídrica en comunidades de la sub-cuenca del río Coto, Buenos Aires y Coto Brus de Puntarenas.

“Son comunidades muy alejadas, con caminos de lastre en muy mal estado, pero con una organización comunal bastante robusta. Precisamente Gutierrez Brown tiene una de las azadas más grandes y exitosas de este país, pero está a nueve horas de la capital de modo que muchas instituciones no conocen el trabajo que están realizando” explicó el investigador Marlon Morúa, quien dirige el proyecto.

Durante el primer año de implementación de esta iniciativa se logró organizar con éxito a estudiantes de 10 carreras distintas para elaborar un diagnóstico integral que describió las fortalezas y posibles amenazas de la comunidad.

Actualmente, en el segundo año de TCU, se trabaja en una propuesta que favorezca el manejo adecuado del espacio del territorio, tomando en cuenta sus características físicas y su desarrollo socioeconómico.

“A estas comunidades les ha costado vida, recursos, conflictos legales, ambientales y comunales la administración de un servicio de agua, un derecho humano. En esta zona lo que intentamos hacer es poner de acuerdo en una misma mesa de conversación 8 asadas diferentes” agregó Morúa.

El diagnóstico requería la recolección de muestras de agua en cada región de la comunidad.
El diagnóstico requería la recolección de muestras de agua en cada región de la comunidad.

Un exitoso prototipo

Durante su visita a las comunidades, el TCU valora el uso de la tierra en el espacio implementado, la calidad del agua y las condiciones socioeconómicas de la cuenca, así como, la transmisión, articulación e intercambio de información teórica científica.

Pese a la detección de iniciativas consolidadas se determinaron oportunidades de intervención y mejora , pues como en el caso de la asada Gutierrez Brown existe una participación dominada por parte de  adultos e incluso, adultos mayores.

“En cuanto a lo socioeconómico se encuentra una gran dependencia alrededor del cultivo de piña en varias comunidades. La gente vende su tierra para trabajar para la piñera, comprometiendo muchísimo la estabilidad económica de las familias” explicó Morúa, investigador del TCU.

Como resultado del diagnóstico, los universitarios desarrollan actualmente un plan de ordenamiento territorial que permita a los pobladores apropiarse de los conceptos que definen el terreno para analizar su mejor forma de uso.

“Aunque la parte agrícola tiene un gran peso esta cuenca tiene la ventaja de que sus partes más altas están cubiertas legalmente bajo la categoría de conservación, por lo que hay buena calidad de aguas en las nacientes” mencionó Morúa.

Como parte del posicionamiento del trabajo en el ámbito nacional,  el TCU logró que la UCR fuera sede del “Encuentro de Comunidades del Agua” durante el Día Mundial del agua; mientras que el investigador Marlon Morúa, participó como único investigador de la institución en  el “Congreso para Análisis Regional del Agua” (SICA).

 

Lucía Molina Rodríguez
Periodista, Oficina de Divulgación e Información
lucia.molikatenarodriguez@gmaiwddsl.com
Regresar Arriba