Saltar Navegación
inicio > noticias > 2017 > 06 > 22 > instituto-de-investi...

Instituto de Investigaciones Psicológicas procura excelencia mediante proceso de autoevaluación

22 jun 2017Sociedad
En la imagen se aprecia la aplicación de la Prueba de Aptitud Académica, popularmente …

En la imagen se aprecia la aplicación de la Prueba de Aptitud Académica, popularmente conocida como examen de admisión, a estudiantes ngӧbes del Liceo Rural de Alto Comte, en la zona sur del país. La elaboración, aplicación y generación de resultados de esta evaluación es parte de las actividades que desarrolla el Instituto de Investigaciones Psicológicas (IIP) de la Universidad de Costa Rica (UCR). 

El Instituto de Investigaciones Psicológicas (IIP) de la Universidad de Costa Rica (UCR) realiza por segunda ocasión un proceso de autoevaluación, por medio del cual, dará lugar a la creación de un plan de mejoramiento que dirija a la excelencia sus procesos de trabajo.

La unidad implementó por primera vez esta iniciativa en el año 2006, ante la ausencia de un órgano nacional que, como sucede en otras instancias académicas, evalúe la gestión de los institutos y les asesore en el proceso de adaptación al contexto en que se desarrollan.

Según el Dr. Andrés Castillo Vargas, miembro de la Comisión de Autoevaluación del IIP, se apostó por la implementación de una metodología interna e inclusiva; nutrida por la retroalimentación de pares externos con amplia experiencia en las labores de investigación, docencia, acción social y gestión que involucra este tipo de entidades.

El segundo proceso de evaluación del IIP inició en el 2016 con la visita de la investigadora de Saint Louis University en Estados Unidos, Dra. Judith Gibbons y se completó en este mes de junio, con la participación del investigador de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Dr. Rolando Díaz-Loving.

Tras la revisión de un informe preliminar y un profundo acercamiento a los diversos actores y áreas relacionadas con la labor del IIP, el Dr. Díaz-Loving elaboró un diagnóstico que evalúa las fortalezas y debilidades del instituto, así como la congruencia que existe entre sus metas y recursos.

El investigador resaltó la oportunidad que brinda un proceso de evaluación a cualquier entidad para valorar las características y atributos del personal, la infraestructura y los procesos de trabajo, con el objetivo de lograr “la mayor calidad, con mayor eficacia posible.”

“Este proceso es una manera de aportar a que en una siguiente evaluación se hayan resuelto los retos que se han ido presentando, como la renovación de plantas, la vinculación con otros institutos o la formación de las siguientes generaciones de profesionales e investigadores” explicó.

 

Formación académica definirá alcances

Como resultado del proceso de evaluación, el Dr. Díaz-Loving determinó la importancia de consolidar una vinculación más efectiva entre el quehacer del IIP y los espacios académicos que ofrece la universidad en esta área, dando lugar a un proceso beneficioso para ambas partes.

Se determinó la necesidad de que el personal del IIP participe en la formación profesional desarrollada por la Escuela de Psicología, pues además de atraer nuevas generaciones al campo de la investigación, brindaría un aporte conceptual al abordaje teórico que realiza la carrera actualmente.

“Es mucho más atractivo para los estudiantes de psicología aprender una fórmula matemática, si esa fórmula matemática les ayuda a explicar de una mejor forma el comportamiento humano”, enfatizó el experto.

La evaluación determinó además, la importancia de que el personal del instituto tengan la oportunidad de realizar estudios de especialización a nivel de posdoctorado, cuyo aporte y conocimiento permita desarrollar proyectos de investigación en una mayor cantidad de temáticas de interés social.

Se consideró como un aspecto clave la implementación de un doctorado en investigación psicológica, que ofrezca becas completas a la población interesada en este campo de estudio y cuya inserción profesional, potencie el desarrollo de la carrera y del instituto.

El Dr. Rolando Díaz-Loving, investigador de la Universidad Autónoma de México (UNAM) participó …
El Dr. Rolando Díaz-Loving, investigador de la Universidad Autónoma de México (UNAM) participó durante este mes de junio en el segundo proceso de autoevaluación desarrollado por el Instituto de Investigaciones Psicológicas (IIP).  Foto: Laura Rodríguez Rodríguez.

El fortalecimiento de la acción social en la formación de los nuevos psicólogos sobresalió como otra de las recomendaciones brindadas por el evaluador, quien propuso la implementación de una práctica profesional supervisada como iniciativa clave para aportar a los ecosistemas y grupos sociales de interés.

El Dr. Díaz-Loving enfatizó la necesidad de lograr una mayor integración entre las áreas de posgrado, investigación, docencia, acción social y comunicación, para optimizar el uso de los recursos, la infraestructura y los procesos de planificación, pero sobretodo, para tener una mayor incidencia en la generación de políticas públicas.

“A veces la gente piensa que son muy importantes las ingenierías porque si no se hacen bien se puede caer un puente; pues aquí estamos jugando con la salud de las personas y hay consecuencias gravísimas de no hacer un trabajo ético y efectivo”, afirmó el académico, quien reconoció la importancia de la investigación como medio para formar expertos.

 

Oportunidades de liderazgo regional

La fortaleza humana, la existencia de profesionales formados en posgrados el exterior y la adecuada consolidación de equipos de trabajo por parte del IIP, sumado a la ausencia de espacios homólogos en Centroamérica y el Caribe, plantea a la UCR una oportunidad de liderazgo en el campo de las investigaciones psicológicas.

La autoevaluación propone la consolidación de una red latinoamericana de investigadores, que aproveche la experiencia del IIP en campos como neurociencias, cognición y desarrollo, pero que además, de lugar a la creación de proyectos conjuntos con otras universidades, organizaciones no gubernamentales (ONG´s), instituciones públicas y otras entidades.

La participación del Dr. Díaz-Loving en este proceso perfiló desde ahora oportunidades de intercambio docente y estudiantil con la UNAM, que respaldadas por el Centro de Estudios Mexicanos de la UCR podrían dar lugar a los primeros esfuerzos de regionalización.

 

Se planificará implementación de mejoras

Como resultado de este proceso de autoevaluación, se elaborará un plan de mejoramiento que tras ser socializado a la interno del instituto, guiará las acciones que serán implementadas a corto, mediano y largo plazo.

La puesta en marcha de esta iniciativa se desarrollaría en un periodo de cinco años; momento en que tendría lugar una nueva evaluación externa que permita al IIP continuar trabajando y sumando esfuerzos en busca de la excelencia.

El Dr. Andrés Castillo Vargas afirmó que, aunque es posible que el plan de mejoramiento se vaya modificando a lo largo de su proceso de implementación, su consolidación será clave para el instituto y pretende ser una motivación para que otros institutos desarrollen procesos similares.

“Si uno quiere hacer un alto, poner las barbas en remojo y tener una mirada interna, se puede hacer, pero implica trabajo. Es muy rico recibir una mirada externa y asumir los retos que esto plantea”, concluyó Castillo.

 

Regresar Arriba