Saltar Navegación
inicio > noticias > 2017 > 05 > 11 > mujeres-en-condicion...

Mujeres en condición de pobreza se certifican como emprendedoras

11 may 2017Gestión UCR
Acto de clausura del ciclo de capacitación para emprendedoras ofrecido por Cicap-UCR, en Sede del …
Acto de clausura del ciclo de capacitación para emprendedoras ofrecido por Cicap-UCR, en Sede del Pacífico, en Puntarenas, abril, 2017. Foto: Laura Rodríguez Rodríguez.

Emprendedoras de diferentes comunidades del país, en condición de pobreza, están recibiendo guía técnica por parte del Centro de Investigación y Capacitación en Administración Pública (Cicap) de la Universidad de Costa Rica (UCR), con el objetivo de que ellas logren mejorar sus habilidades productivas y entornos familiares.

Desde hace 13 años el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), con su fideicomiso Fideimas, atiende a una población, que hasta hoy suma las 10.000 personas en condición de pobreza, con posibilidades de emprendimiento, de ese grupo cerca de 6.000, han recibido apoyo financiero para obtener un crédito destinado a consolidar sus negocios. Destaca el hecho de que en un 85% se trata de población femenina. 

Para lograr ideas de negocio fuertes, desde el 2013, el Cicap - UCR ofrece tres ciclos de capacitación, en el primero de 20 horas, se trabaja la autoestima, a fin de empoderar a la persona; en el segundo, de 60 horas, se elabora un plan de negocios y en el tercero, también de 60 horas se realiza un taller de acompañamiento en la implementación de la idea productiva.  

El Cicap- UCR ha capcitado en Golfito, Sabalito, Puntarenas, Jicaral, Pérez Zeledón, Santa Cruz, Liberia y San José, a mujeres  inscritas en la estrategia de combate a la pobreza Puente al Desarrollo, y entregado los certificados de aprovechamiento, que las acreditan como "emprendedoras". 

Según Mayela Cubillo Mora, directora del Cicap, este ente universitario ha atendido desde el 2013 a unas 400 personas, una vez terminados los procesos de capacitación, el Cicap recomienda al IMAS, los proyectos que tienen mayor potencial para que estos sean trasladados con ayuda del fideicomiso al sistema financiero nacional. 

Baja morosidad y exito duradero

Margarita Fernández, directora de Fideimas, explica que ha lo largo de la historia del fideicomiso, la morosidad de las deudoras no baja del 80%.

"Es una morosidad buenísima, son personas en condición de pobreza, que en medio de su lucha por subsistir, son capaces de pagar sus compromisos en porcentajes que van del 80% al 85% a lo largo de toda la historia del fideicomiso, la siniestralidad es muy baja" comenta Fernández. 

En total en créditos asignados para esta línea, se ha desembolsado hasta la feca un total de ¢10.000 millones de colones, que se han traducido en cientos de proyectos productivos que en la actualidad ofrecen autoempleo y esperanza a sus creadoras. Los mismos se exponen de forma anual en la feria BN Expo Lo Nuestro, cuya próxima edición se realizará entre el 12 y 14 de mayo próximo, en la Antigua Aduana. En esa ocasión serán 150 expositoras las que expondrán sus productos. 

Los créditos que estas personas reciben tienen una tasa de interés subsidiada del 5% y a través del Fideimas, se les da la garantía necesaria para que la entidad financiera pueda otorgar el crédito sin comprometer su solvencia. 

La creación de Coopemipymes, es otro caso de éxito salido de esta iniciativa de Fideimas, en esta cooperativa un grupo de 90 empresarios se unieron para fortalecer la etapa de comercialización de sus productos, y ahora ya cuentan con una tienda en el aeropuerto Juan Santamaría.

La capacitación

“Todo fue un enamorarse primero, del estudio y de nosotras mismas, y después empoderarnos de nuestra persona y aprender también nuevas reglas”. Así describió este proceso María del Rocío Vargas, emprendedora asistente a las capacitaciones.

Durante su formación, las participantes recibieron herramientas para desarrollar habilidades blandas y conocimientos técnicos, necesarios para la formulación y ejecución de sus planes de negocio y las estrategias de comercialización de sus productos o servicios.

Cada emprendedora recibió 60 horas de capacitación sobre tres ejes principales; fortalecimiento del espíritu innovador, la motivación y la autoestima; fortalecimiento de la actitud emprendedora y condiciones para desarrollarla; y por último, formulación de la propuesta de negocio.

Para Sirlene Brenes, participante del proceso, la primera etapa de la capacitación les dio el valor para desarrollar sus ideas y aprender a preguntar, “porque más de una llegó con el ánimo caído”, comentó.

En el último eje, aprendieron sobre costos, inventario, fijación de precios, rentabilidad, innovación, valor agregado de cada producto, análisis del mercado, planes comerciales y financieros y el proceso de formalización legal de sus empresas.

Una vez las emprendedoras finalizan la capacitación, han demostrado que poseen un modelo de negocio sostenible, y han desarrollado habilidades para administrarlo, estas pueden optar por el apoyo económico del Fideimas.

“El proceso de formación implica brindarle herramientas a las jefas de hogar para que desarrollen modelos de negocio que den sustento a sus familias, y al mismo tiempo, que puedan ser propuestas sostenibles financiadas por el Fideimas; fideicomiso que brinda apoyo en casos que las entidades financieras no ofrecen crédito por la falta de activos que respalden a las personas”, explicó Eli Sancho, coordinador del área de Asesoría y Consultoría del CICAP.

En caso de que las emprendedoras no soliciten u obtengan apoyo financiero, mantendrán sus conocimientos y habilidades para el fortalecimiento de sus negocios.

“Desde que salí del curso, llevo unos cuatro meses de haber empezado a hacer cosas nuevas, repostería, chileras; y hace 22 días abrimos lo que es la taquería”, indicó Brenes al comentar sobre su experiencia posterior a la capacitación.

Regresar Arriba