Saltar Navegación
inicio > noticias > 2015 > 01 > 06 > jose-ricardo-chaves-...
Un tico con acento mexicano

José Ricardo Chaves sigue los pasos de Eunice Odio

6 ene 2015Vida UCR
La Escuela de Filología, Lingüística y Literatura rindió homenaje al escritor costarricense …
La Escuela de Filología, Lingüística y Literatura rindió homenaje al escritor costarricense José Ricardo Chaves por sus 30 años de prolífica carrera literaria y académica.  Actualmente, es profesor investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México. (foto Rafael León)

Con tres décadas de una ausencia interrumpida por sus constantes regresos, el escritor Dr. José Ricardo Chaves Pacheco sigue atado a Costa Rica, aunque su vida se afincó en México. Sus raíces ticas retomarán sus libros nuevamente.  Esta vez con una novela que está construyendo con retazos de la última década de la costarricense Eunice Odio en tierras mexicanas. 

Aunque Chaves advierte que no está escribiendo una novela histórica ni una biografía. Será un relato imaginario tejido alrededor de Eunice Odio, a manera de “un trampolín para saltar a la piscina de la literatura”, como él mismo lo definió en su último viaje a la UCR.  Aun no se sabe cuándo la terminará.  Este nuevo proyecto literario le implicó escarbar en la Costa Rica conservadora del siglo pasado, pero vista con los ojos de un escritor del siglo XXI. 

“Es algo que todavía está cocinándose, en un verdadero "tránsito de fuego", o más bien, de letra, pues aunque ya tengo una versión, la sigo corrigiendo, y todavía no sé cuándo ni dónde la publicaré”, dijo Chaves. Pero lo que sí es seguro es que el próximo año el escritor llevará a los estantes su nueva novela, esta vez una de corte fantástico titulada "Espectros de Nueva York", bajo el sello Editorial Costa Rica (ECR).

Chaves ya suma 30 años en las letras, por eso en este último regreso al campus Rodrigo Facio el escritor recibió un merecido homenaje por su trayectoria durante las Jornadas de Investigación Representaciones Literarias de lo Monstruoso organizadas en octubre del 2014 por el Programa de Investigaciones Literarias (Prinli-UCR) a propósito del 40.º aniversario de la Escuela de Filología, Lingüística y Literatura.  Su participación también incluyó la conferencia “Monstruos fantásticos en la literatura costarricense”, una de sus líneas de trabajo plasmada principalmente en sus cuentos y ensayos.

El Dr. José Ricado Chaves Pacheco escribe literatura fantástica, sobre la cual ofreció una …
El Dr. José Ricado Chaves Pacheco escribe literatura fantástica, sobre la cual ofreció una conferencia en las pasadas Jornadas de Investigación Representaciones Literarias de lo Monstruoso. (foto Rafael León)

Su recorrido por la UCR no solo fue físico, fue un viaje en el tiempo, una vuelta a su vida como joven estudiante. Ante las viejas edificaciones, algunas con cambios de nombre o rediseñadas en lo estructural, recordó los momentos y las decisiones de sus años estudiantiles, como la vez que decidió cambiar de carrera o emprender el viaje hacia otra cultura.

Prontuario literario

Sin caer en las etiquetas o encasillar la obra de Chaves en una corriente u otra, su trabajo tiende a la expresión directa, sin rodeos, donde no cabe lo rebuscado. En sus novelas, principalmente, se saborea lo tico.  El uso del idioma, las sensaciones, los lugares o la constante mención de personajes o sucesos históricos ubican al lector nacional, pero también llevan al foráneo a escenas que retratan una sociedad filtrada por la retina del escritor.

“Para mí es muy importante volver fácil lo que es difícil, o al menos intentar que sea accesible, llegar al mayor número de lectores. No trato de hacer una literatura para iniciados o grupúsculos.  En mi producción académica trato de incluir no solo a mis colegas, sino también a otro lector no especializado, no en los temas, sino en la expresión. De pronto eso me complica con los colegas, que me cuestionan donde incluyo a la teoría, pero ahí está.  Es algo que yo trato en textos literarios y académicos, porque la academia también puede ser esotérica”, dijo el escritor y académico.

La producción literaria de Chaves transita de lo erótico a lo fantástico, llegando a lo gótico, donde es posible incluir esos temas y muchas otras vertientes, aseguró el escritor. Ambientadas en el San José de mediados del siglo XX, sus primeras novelas retoman instantes de esa ciudad donde creció.  “El San José mío ya no existe, es uno del recuerdo. Ya no quiere ser transitado, la gente se le escabulle. Yo viví mis últimos años en Barrio Otoya y yo caminaba todo, no era una ciudad precisamente hermosa, pero mantenía un ambiente amigable. Hoy Barrio Amón tiene un aspecto entre turístico y prostibular”, agregó Chaves.

José Ricardo Chaves Pacheco es un autor prolífico, a su haber tiene un amplio catálogo de obras …
José Ricardo Chaves Pacheco es un autor prolífico, a su haber tiene un amplio catálogo de obras que incluyen cuentos, novelas, ensayos, antologias y otros.

Pese a que Chaves había aparecido con obras previas, su novela Paisaje con Tumbas Pintadas en Rosa irrumpió en la literatura nacional como la primera cuyos personajes se presentan como gays y retrató el terror que generó la aparición del sida en la sociedad costarricense.  “Lo erótico sexual fue muy importante, cuando no podía no serlo. Surjo de una primera generación abiertamente gay en Costa Rica, -ni siquiera se usaba ese término- gente que siempre estaba en el closet en menor o mayor grado. También, vino el sida que hizo que muchos explicitaran su preferencia sexual. Por eso era importante evidenciarlo como el primer texto sobre el tema, aunque en la anterior novela -Susuros de Perseo-  se mencionaba, pero en esa iba ya más por lo estético y poético. Tumbas tiene una intención mucho más política de evidenciar el prejuicio”, explicó el escritor, quien escribió Faustófoles, la novela que cerró esta trilogía.

En la trilogía es fácil reconocer situaciones, pero Chaves insiste que su trabajo como creador no es una autobiografía. “La gente tiende a leer en clave biográfica y asumen que ese personaje se parece a mí, pero ya eso es responsabilidad del lector. Aquí en Costa Rica como todos nos conocemos andan buscando quien se parece a los personajes”, aclaró Chaves.

Chaves es pausado en su andar, expone con franqueza sus ideas y comparte con amabilidad sus saberes.  Sin embargo, dentro de su humanidad hierve un escritor que incesantemente produce textos literarios y académicos.  Recientemente publicó “México Heterodoxo, una antología sobre literatura fantástica de la segunda mitad del siglo XIX y primeras décadas de XX, es mi homenaje a la literatura mexicana en la que yo he vivido estas últimas décadas.  Y en estos momentos trabajo otra antología comentada de ensayos de escritores de los temas teosóficos y espiritistas de Costa Rica, México, Argentina y España; entre los costarricenses incluiré a Roberto Brenes Mesén, Rogelio Sotela y José Basileo Acuña”.

Finalmente, el Dr. José Ricardo Chaves Pacheco, escritor, profesor e investigador recordó que "la literatura siempre debe tener un espacio de autonomía estética.  Me choca ese reduccionismo político, social o sexual que se quiere hacer de la literatura, en especial de la fantástica, que están viendo como refleja la sociedad”.

 

De la UCR a la UNAM

José Ricardo Chaves hizo su secundaria en el Colegio Seminario.  Creció en un ambiente conservador que solo contemplaba las tradicionales opciones académicas para sus graduados, por ello ingresó a la carrera de Medicina.
No obstante, su sino lo cruzó con dos profesoras fundamentales: Estrellita Cartín de Guier y Hilda Chen Apuy.  Con la primera descubrió la riqueza de lo literario y con la segunda el mundo de las ciencias sociales y los saberes de las culturas orientales. Todo aquello le era desconocido porque eran campos de estudio que no se mencionaban en un ambiente masculino.
“Estudios Generales modificó el rumbo de mi vida, y estas maestras en particular orientaron lo que fue mi vocación”, acotó Chaves, quien abandonó las ciencias médicas por la antropología, en la que se propuso una especialidad en el área económica. Al iniciar el cuarto año de carrera cambió de rumbo, esta vez hacia la Universidad Nacional, donde se abrió la licenciatura de Economía Política, una opción distinta a la visión neoliberal imperante.
Para ese entonces, “compartía la economía y las ciencias sociales con la literatura; y trabajaba mis primeros textos.  No participé en talleres literarios, pero tuve la suerte que algunos poetas de la época corrigieron mis textos: uno de ellos fue José Basileo Acuña y otro fue Alfonso Chase.  Son figuras titulares, que no solo respeto, sino quiero.  Escribí lo que vinieron a ser los Cuentos de la Mujer oculta, lo envié al concurso Joven Creación de la ECR y gané”, recordó el Dr. Chaves Pacheco.
Sin concluir la tesis en Economía Política, Chaves partió a México.  Fue toda una aventura, en la que el destino se confabuló para que se afincará en ese país.  Las oportunidades aparecieron y unidas a una alta dosis de sacrificio personal Chaves se abrió camino en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).  Ahí se tituló de licenciado en literatura e ingresó como becario al Instituto de Investigaciones Filológicas, donde ahora es investigador y profesor de posgrado. En el Colegio de México, de la UNAM, obtuvo su maestria y su doctorado en literatura comparada, un puente para el estudio de las literaturas europeas y latinoamericanas.  En esa Universidad, ejerce la docencia, dirige tesis e investigaciones, pero su pasión por la literatura ocupa la mayor atención.
En 1997 ganó el Premio Aquileo J. Echeverría por Cuentos tropicogóticos. También, en 2010 el Premio de la Academia Costarricense de la Lengua por su novela Faustófeles.  
Regresar Arriba