Saltar Navegación
inicio > noticias > 2013 > 09 > 02 > america-latina-avanz...
Dora Barrancos, investigadora argentina

América Latina avanza en políticas de género

Encuentro internacional del CIICLA discutió desafíos sobre los derechos de las mujeres
2 sep 2013Vida UCR
La Dra. Dora Barrancos, explicó que en América Latina hay dos grupos extremos de naciones en …
La Dra. Dora Barrancos, explicó que en América Latina hay dos grupos extremos de naciones en materia de paridad electoral: Argentina, Costa Rica y Ecuador con más del 30% de ocupación femenina de los escaños legislativos, en contraposición a Brasil y Haití donde no llega al 12% (foto Anel Kenjekeeva).

“En América Latina la situación de las mujeres se asemeja a una suerte de diástole y sístole, hay regiones donde hay mayores avances en los derechos de paridad electoral, aun así estamos más  adelantados más en Europa en cuanto a la representación de las mujeres en las esferas políticas y electorales”, dijo la Dra. Dora Barrancos, investigadora invitada al Encuentro Mujeres a las Urnas: 60 aniversario de elegir y ser electas 1953-2013, organizado por el Centro de Investigación de la Sociedad y la Cultura Latinoamericanas (CIICLA) que concluyó el pasado 29 agosto.

La Dra. Barrancos fue la conferencista invitada para dicho encuentro, en el que dictó tres conferencias sobre los temas los derechos electorales femeninos, participación de las mujeres en los procesos políticos en América Latina y las luchas históricas de las argentinas por lograr la paridad electoral y política.  Barrancos es la Directora de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Buenos Aires, y una de las investigadoras principales del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), ente gubernamental argentino que promueve la ciencia y la tecnología.

Para la Dra. Barrancos,  una convencida académica de que los cambios son posibles, en los vividos en la región las opiniones de las mujeres han sido fundamentales en todos los ámbitos, pese a los pocos espacios de participación ciudadana en las décadas anteriores.

Con respecto a la vida política, la investigadora aseguró que América Latina se caracteriza porque son pocos casos en los que las mujeres son elegidas a los más importantes cargos públicos en sus propios partidos políticos, en los ámbitos académicos y los gobiernos nacionales.

Legitimidad social

La Dra. Barrancos abogó por una generación de mujeres con mayor conciencia de género, capaces de liderar nuevos rumbos a partir de una subjetividad reverberante.  Para lograr este cometido se requiere legitimidad para que la paridad de postulación y elección sean derechos plenos.

El Encuentro Mujeres a las Urnas: 60.º aniversario de elegir y ser electas 1953-2013, organizado …
El Encuentro Mujeres a las Urnas: 60.º aniversario de elegir y ser electas 1953-2013, organizado por el Latinoamericanas CIICLA-UCR, conmemoró uno de los hitos históricos más relevantes del sistema político costarricense: la paridad electoral (foto Anel Kenjekeeva).

Ningún género puede tener más posibilidades que otro en el orden representacional y debería también asegurarse la igualdad en la composición del conjunto de las instituciones de la gubernamentalidad”, dijo Barrancos. Sin embargo, la mayor diferencia ocurre en el campo laboral privado, que es más discriminatorio que el sector público, en el que se pueden subsanar sancionando leyes y reglamentos. 

“Hay que estudiar mucho para ganar menos que los hombres”, explicó la Dra. Barrancos. Esto aplica también en las universidades, aseguró. A criterio de la especialista, muchas investigadoras universitarias consideran que sus derechos a la paridad no han sido violentados, pero la realidad es que muy pocas llegan a cargos de dirección, sobre todo en las consideradas “ciencias duras” o carreras consideradas esencialmente masculinos.  Y más inusual es que una mujer sea elegida como rectora, hay pocos casos, apuntó. “No solo es poder estudiar, se trata también de ascender en la vida universitaria”.

“Las mujeres hemos experimentado un salto incontestable en la región. El promedio de su participación en la educación superior probablemente sobrepasa el 54%, y hay países en donde se ha alcanzado más del 60%, como Panamá, Uruguay, Venezuela y hasta tal vez Costa Rica. Las tasas de participación son mejores en la educación media. Pero su consagración no ha llegado cuando se trata de los cargos más elevados del sistema universitario público latinoamericano”.

Para una verdadera transformación social América Latina necesita una revolución doméstica, en la que los hombres asuman más labores tradicionalmente femeninas, como las licencias de paternidad, que liberen a las mujeres de roles que deben ser compartidos entre ambos. 

No podemos esperar que primero ocurran los cambios sociales para crear leyes para alcanzar la paridad, “hay que adelantarse con legislación que legitime los derechos de las mujeres, concluyó la Dora Barrancos.

Regresar Arriba