Saltar Navegación
inicio > noticias > 2012 > 07 > 20 > ucr-se-une-a-la-luch...

UCR se une a la lucha contra la pobreza

Estudiantes universitarios apoyan programas de voluntariado
20 jul 2012Vida UCR
El 80% de los voluntarios del programa Techo son estudiantes de la UCR, la mayoría de estos …
El 80% de los voluntarios del programa Techo son estudiantes de la UCR, la mayoría de estos jóvenes contribuyen en construcciones y proyectos de desarrollo comunal, a lo largo de todo el país (foto tomada del sitio web de Techo).

Desde hace varios años, más y más jóvenes universitarios se unen voluntariamente a distintas causas sociales en contra de la pobreza, la desigualdad social, la inseguridad alimentaria, entre otras.

Este activismo de jóvenes y adultos conocido como voluntariado, se ha convertido en una valiosa herramienta para el desarrollo mundial, pues permite integrar el carisma de los estudiantes, jóvenes y adultos, a favor del desarrollo económico, comunitario y social de un país.

Es así, como decidimos entrevistar a un estudiante de la UCR, que colabora para la organización Techo, con el fin de conocer algunos de los principales valores, desafíos y oportunidades que conlleva ser parte de un programa de voluntariado.

Alex Sáenz, estudiante de Ingeniería Agrícola de la UCR y voluntario del Techo, nos explicó cómo gracias a su acercamiento a distintos problemas sociales, aplica sus conocimientos universitarios en beneficio de comunidades y personas en riesgo.

¿Cómo se integró usted al programa Techo y cómo ha asociado usted su carrera con el tema del voluntariado?

Alex: “Gracias a una amiga me enteré del proyecto y así fue como decidí integrarme ya hace aproximadamente dos años. Con respecto al vínculo entre mi carrera y el voluntariado, creo que es muy fuerte por qué ser voluntario no sólo le cambia a uno la manera de ver el mundo sino también le da la oportunidad a uno de ejercer su carrera pero al mismo tiempo hacer algo por la gente que más lo necesita”.

¿Podría usted explicarme por qué existe un vínculo tan fuerte entre la UCR y el Techo?

Alex: “Creo que la universidad le brinda a sus estudiantes las herramientas necesarias para ver más allá de la pantalla de la comodidad, a través de cursos de humanidades y seminarios de realidad nacional;  sin embargo, el Techo va más allá y le ofrece a sus voluntarios la  oportunidad de sentir más de cerca la necesidad de los otros, es decir de hacer algo para reducir el sufrimiento ajeno. En ese sentido, pienso, ambas instituciones se complementan y se convierten en espacios importantes de intercambio que promueven la acción social y el bien común”

¿Qué lo motiva a seguir trabajando con esta organización?

Alex: “Mi impulso es que a través de Techo logro aportar un granito de arena para mejorar la condición de vida de quienes han sido invisibilizados por muchos años y al mismo tiempo también puedo denunciar las barbaridades que ocurren en este país, es increíble que tanta gente puede vivir en la pobreza”.

“Desde el punto de vista de justicia uno debería estudiar para obtener las herramientas …
“Desde el punto de vista de justicia uno debería estudiar para obtener las herramientas necesarias para hacer el bien y ayudar a los demás” dijo Alex Sáenz, coordinador de desarrollo comunitario de la región de San Vicente de Tres Ríos (foto Laura Rodríguez).

¿Qué es el Techo?

La Organización no Gubernamental Techo se dedica a fomentar el desarrollo comunitario en asentamientos precarios, a promover la conciencia y acción social, y a construir viviendas de emergencia para personas de bajos recursos.

Según la directora de Comunicación de Techo en Costa Rica, Sofía Yglesias más de un 80% de los voluntarios de esta organización está constituido por estudiantes de la UCR.

Gracias a la ac­ción con­jun­ta de po­bla­do­res, jó­ve­nes universitarios y demás voluntarios, esta ONG ha construido más de 1200 viviendas en Costa Rica;  actualmente  el Techo también trabaja en distintas propuestas regionales de desarrollo comunal en asentamientos precarios.

Un rojo por un Techo

La mayoría de acciones y programas que realiza esta organización dependen directamente de los fondos de la colecta: “Un rojo por un Techo” que se realiza una vez al año.

Por primera vez en este año 2012, la institución pretende realizar la colecta “Un rojo por un Techo”, a lo largo de todo el país;  por lo que anda en busca de voluntarios que se quieran unir a la recaudación.

Se espera que en esos días más de 5000 jóvenes y adultos se sumen a esta causa, y logren recaudar 250 000 dólares. Asimismo otro de los objetivos de la colecta es aprovechar la magnitud de la actividad para denunciar la realidad que se vive en muchas comunidades empobrecidas del país.

Esta colecta se realizará los días 27 y 28 de julio, en 200 puntos de recolección distribuidos entre la Gran Área Metropolitana, la Zona Sur, el Pacífico Central, Guanacaste, Zona Norte –Occidente y Limón.

Los $250 mil que la organización espera recaudar, serán utilizados  en  la construcción de viviendas transitorias y en la ejecución de proyectos de desarrollo comunitario como planes de educación, salud y mejoras urbanísticas en el 2012.

Los jóvenes interesados en colaborar con esta iniciativa, pueden  inscribirse como voluntarios a través de su sitio web, www.techo.org/costarica.  Las inscripciones estarán abiertas hasta el 27 de julio.

Estudiantes de la UCR hacen voluntariado en Techo

Aporte del voluntariado en el mundo

 

Desde la visión de la Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU); el voluntariado es una forma poderosa de involucrar a los ciudadanos para hacer frente a los desafíos mundiales, pues fortalece en los humanos, valores como la confianza, la solidaridad y la reciprocidad entre las personas.

Según el primer Informe del Estado Del Voluntariado en el Mundo (2011) si existiera un país de los voluntarios, dicha nación tendría 140 millones de habitantes.

En ese mismo informe se menciona que un estudio comparativo realizado por Johns Hopkins señaló que  “la contribución económica de los voluntarios en los 36 países  (estudiados) ascendía anualmente a 400.000 millones de dólares estadounidenses. Esto representaba en promedio el 1,1% del PIB de esos países”.

Gracias a la interacción entre estudiantes, academia, ONGs, y las instituciones públicas, distintos sectores de la población se han visto beneficiados en materias como medio ambiente y seguridad social.

Además del aporte a la sociedad, el voluntariado se convierte en una oportunidad para que los jóvenes y estudiantes apliquen sus conocimientos en beneficio de a la sociedad y al mismo tiempo ganen experiencia en su campo de trabajo.

Regresar Arriba