Saltar Navegación
inicio > noticias > 2010 > 08 > 10 > unidad-y-separatismo...

Unidad y separatismo, dos ideas presentes en historia centroamericana

10 ago 2010Sociedad
El Dr. Daniel Camacho, catedrático y profesor emérito de la UCR, disertó acerca de la …
El Dr. Daniel Camacho, catedrático y profesor emérito de la UCR, disertó acerca de la contradicción entre unidad y separatismo presentes en la historia de Centroamérica (foto Jorge Carvajal).

El complejo dilema entre unión y separatismo siempre ha estado presente en la historia de Centroamérica, incluso desde antes de la Independencia, y han sido las fuerzas oligárquicas encabezadas por los partidos conservadores las principales enemigas de la unidad centroamericana.

No obstante, ha habido momentos históricos clave en los que la unidad ha emergido como un ideal, siendo los más representativos el período posterior a la Independencia en el siglo XIX y los Acuerdos de paz que pusieron fin a la guerra en la década de los años ochenta.

El tema Movimientos sociales y la unidad centroamericana, un enfoque sociológico fue desarrollado por el Dr. Daniel Camacho Monge, catedrático y profesor emérito de la Universidad de Costa Rica, quien dictó la conferencia inaugural del XII Congreso Centroamericano de Sociología, que se realizó la semana anterior en la UCR. El Congreso se dedicó a este impulsor de los estudios sociológicos en la región centroamericana.

El sociólogo dijo que para que existan verdadera unidad se debe partir de la creación de una identidad y ciudadanía centroamericanas, así como de la construcción de un Estado nacional-regional.

En su criterio, durante más de 500 años ha estado presente esta contradicción en el istmo centroamericano, razón por la que “son simplistas las interpretaciones según las cuales las dificultades de la unidad centroamericana se deben a la resistencia de algún o algunos países, a la inutilidad o desidia de dirigentes políticos o a la intervención de algunas potencias extranjeras”.

Aunque en la actualidad el concepto de unidad está ausente en el ámbito oficial, no siempre fue así. Camacho recordó cómo durante “la época del unionismo liberal posindependentista, la identidad y ciudadanía centroamericanas eran de tal envergadura, que a nadie llamaba la atención que un hondureño fuera presidente de El Salvador”, citó como ejemplo.

Incluso, algunos de los caudillos unionistas dieron su vida por defender sus ideales. El caso más recordado fue el fusilamiento en Costa Rica de Francisco Morazán, en 1842, producto de una conspiración de los grupos conservadores católicos.

El general Francisco Morazán, caudillo unionista, fue fusilado en Costa Rica en 1842 por defender …
El general Francisco Morazán, caudillo unionista, fue fusilado en Costa Rica en 1842 por defender esa causa (foto tomada de http://www.asamblea.go.cr/ )

Pese a los intentos de formar una República Federal Centroamericana durante el siglo XIX, estos no fructificaron y al final del siglo quedaron en el olvido.

La formación y consolidación de los Estados-nacionales, junto al proyecto político liberal y un mayor desarrollo del capitalismo regional vinieron a terminar de sepultar las iniciativas unionistas, tendencia que se mantuvo a lo largo de la primera mitad del siglo XX.

El Mercado Común Centroamericano, que surgió en la década de los años sesenta, es el primer proyecto de envergadura que resucitó a Centroamérica como bloque, pero más que un proyecto de unidad centroamericana es un proyecto de integración económica, argumentó el Dr. Camacho.

“Los proyectos de integración desarrollados a partir de mediados del siglo XX reúnen dos características: son predominantemente económicos, quizá economicistas, y obedecen a iniciativas exteriores al área centroamericana. La excepción es la etapa primigenia del proceso de Esquipulas”, indicó.

Momento de mayor unidad

El proceso de Esquipulas, iniciado por los presidentes centroamericanos en 1986 para poner fin al conflicto armado de casi 50 años y que culminó con los acuerdos de paz, es para el sociólogo uno de los momentos históricos que expresa mayor presencia del espíritu de unidad en la región.

Los documentos derivados de Esquipulas proponen “los grandes objetivos de paz, libertad, democracia y desarrollo para una Centroamérica unida” y aún cuando fueron redactados por los mandatarios, recogen aspiraciones de los sectores populares e insurgentes, destacó el conferencista.

El Mercado Común Centroamericano es un proyecto económico que ha permitido la integración de la …
El Mercado Común Centroamericano es un proyecto económico que ha permitido la integración de la región como bloque comercial, lo cual está muy lejos de una verdadera unión centroamericana, afirmó el Dr. Daniel Camacho (foto archivo ODI).

“Se trata de un documento integral, de iniciativa propiamente centroamericana e incluyente, tanto de las expectativas de las fuerzas capitalistas, como de las aspiraciones populares y socialistas”, opinó.

En su criterio, a partir de esta coyuntura se estructuró una nueva relación de clase en relación con el poder, ya que los sectores dominantes tuvieron que ceder una considerable cuota de control político al admitir la transformación de las organizaciones insurgentes en partidos políticos con opción de poder.

“La urgencia de paz impulsó a todos los actores a buscar soluciones de compromiso y los acuerdos constituyeron un nuevo proyecto de sociedad y Estado, compartido con la unidad centroamericana como telón de fondo”, aseveró.

Durante este período –añadió–, se pusieron en marcha varios proyectos en lo político, social, económico y ambiental, que tienen como propósito promover una Centroamérica democrática y unida.

Sin embargo, “una utopía de tal naturaleza no sería fácilmente realizable” y muy pronto afloraron de nuevo limitaciones al ideal unionista.

Algunos de los conceptos sobre seguridad democrática y desarrollo sostenible contenidos en los tratados nunca se aplicaron, a pesar de que se establecieron estructuras político-administrativas para su cumplimiento y supervisión.

En contraste, en materia de seguridad se ha aplicado la mano dura y “en el país que más presume de mayor tradición republicana se optó por permitir la invasión de una flota militar del ejército de Estados Unidos”, afirmó al referirse a la decisión del Gobierno costarricense de Laura Chinchilla.

Finalmente, “al proyecto del capitalismo transnacional actual la unidad centroamericana no le importa, pero sí le conviene la integración económica, siempre que le garantice las óptimas ventajas que ya posee y no se desarrolle hasta el punto que pueda resultarle un obstáculo a sus intereses”, concluyó el Dr. Camacho. 
Regresar Arriba