Saltar Navegación
inicio > noticias > 2010 > 07 > 23 > un-artista-con-una-p...
Carlos Moya Barahona

Un artista con una paleta cargada de juventud

23 jul 2010Artes y Letras
Óleos de la serie “las flores de mi jardín”, del artista Carlos Moya (foto Laura Rodríguez R.).
Óleos de la serie “las flores de mi jardín”, del artista Carlos Moya (foto Laura Rodríguez R.).

A sus 85 años el artista Carlos Moya Barahona nos sorprende con una pintura en la que se enlazan la juventud y la frescura con la destreza y la experiencia de quien es considerado un maestro del arte nacional.

El paisaje de Pacayas, la obra del artista José Luis López Escarré, y las flores de su jardín, constituyen los motivos de inspiración de la exposición que realiza en el vestíbulo del edificio administrativo A de la Universidad de Costa Rica.

En ella se exhiben once óleos llenos de colorido y vitalidad que nos remiten a su entorno familiar y natural. La muestra incluye obras de las series “paisajes de Pacayas de Cartago”, “Taurina”, “inspirada en José Luis López Escarré” y “las flores de mi jardín”, realizadas durante el presente año.

Esta exposición de Carlos Moya es auspiciada por la Dirección de Extensión Cultural de la Vicerrectoría de Acción Social y permanecerá abierta hasta fines de julio, de lunes a viernes, de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

El artista Carlos Moya Barahona junto a una de sus obras de la serie “paisajes de Pacayas de …
El artista Carlos Moya Barahona junto a una de sus obras de la serie “paisajes de Pacayas de Cartago” (foto Laura Rodríguez R.).

Un mundo de color

Según dijo la directora de Extensión Cultural, magistra Virginia Borloz Soto, “un acercamiento espontáneo a la producción artística de Carlos Moya, nos sumerge súbitamente en el mundo del color; un mundo en el que la línea casi atrevida por expresiva, es clara, definida, no insinúa ni sugiere, delimita y se apropia del espacio que pone en evidencia”.

También indicó que “al margen del equilibrio formal que el autor desdeña en sus composiciones temáticas, éstas nos remiten a un mundo real en el que no cabe la simplicidad de lo figurativo por sí mismo, pero tampoco la total subjetividad propia de otras tendencias estéticas”.

En cuanto a los temas tratados por él, Borloz señaló que “objetos ordinarios extraídos de diversos entornos, naturales, familiares o compuestos, nos impactan por comunes, pero nos interpelan por sus intensos colores. Así, el color, complemento ineludible del trazo seguro y firme es, por lo tanto, el elemento que se manifiesta sin ninguna timidez, con fuerza, con alegría, con intensidad espontánea y audaz”.

Carlos Moya acompañado por las artistas Eugenia Murillo, Grace Herrera, Gisela Stradmann, Zulay …
Carlos Moya acompañado por las artistas Eugenia Murillo, Grace Herrera, Gisela Stradmann, Zulay Soto, el grabador Luis Paulino Delgado y la M.Sc. Benilda Salas (foto Laura Rodríguez R.)

Maestro del arte nacional

Para el artista y asesor de Artes Visuales, Luis Paulino Delgado Jiménez, “cuando en la memoria colectiva se hace un recorrido de cuáles artistas han dejado huella en la educación artística y en la producción del arte nacional, sin duda, entre los nombres surge el de Carlos Moya Barahona”.

Al respecto mencionó su condición de maestro de la educación artística y técnica en la formación de profesores y maestros, quienes durante treinta años cursaron estudios en la Escuela de Formación Docente de la UCR.

También Moya Barahona fue el responsable de continuar la obra iniciada por la artista chilena Inge Dusse en el campo de los textiles y en la Escuela de Artes Plásticas.

Además, como artista se le reconoce como dibujante, diseñador, grabador y pintor formado en la Academia de Bellas Artes de la UCR y en la Academia de San Fernando en Madrid, España.

Delgado, asimismo, mencionó que por años Carlos realizó exposiciones individuales y participó en diferentes eventos artísticos de trascendencia en nuestro medio, tales como exposiciones y cursos del Centro Especializado para el Desarrollo de las Artes Gráficas para el Área Interamericana (Creagraf 1976-1987), patrocinado por la Organización de Estados Americanos, el Ministerio de Cultura y la UCR.

“Después de jubilado se retira a su casa de campo en Pacayas de Cartago, lugar paradisíaco en donde cualquier artista encontraría paz e inspiración para su creación artística”, apuntó Delgado Jiménez. 
Regresar Arriba