Saltar Navegación
inicio > noticias > 2010 > 06 > 01 > era-una-tarde-de-lui...

Era una tarde de Luisa González

1 jun 2010Artes y Letras
La pintora sintió una gran predilección por los paisajes de soles velados
La pintora sintió una gran predilección por los paisajes de soles velados Foto: cortesía Roberto García H..

La predilección de la artista Luisa González de Sáenz por el paisaje de altura, con árboles desprovistos de hojas y sus cielos de soles ocultos, es evocada en el documental Era una tarde de ella misma.

Esta producción realizada por el guionista y director Carlos Freer, en 1999, se proyectará este martes 1 de junio, a las 7:00 p.m., en el Auditorio de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica.

En ella Freer trae a la memoria el día que falleció doña Luisa González de Sáenz y su hijo, Guido Sáenz González, se acercó a un ventanal del hospital San Juan de Dios y pudo sentir ese paisaje de soles velados que ella siempre pintó. “¡Era una tarde de ella misma!”, en las propias palabras de don Guido.

El documental Era una tarde de ella misma está inspirado en la vida de la pintora Luisa González …
El documental Era una tarde de ella misma está inspirado en la vida de la pintora Luisa González de Sáenz Foto: cortesía Roberto García H..

Era una tarde de ella misma se presentará como parte del ciclo “El artista nacional en el cine costarricense”, organizado por la Cátedra Francisco Amighetti de la Escuela de Artes, con la colaboración del Centro Costarricense de Producción Cinematográfica del Ministerio de Cultura y Juventud.

La entrada a esta actividad es gratuita y a ella podrán asistir estudiantes, docentes y público en general.

Luisa González de Sáenz

Carlos Freer es considerado uno de los mejores documentalistas del Centro Costarricense de …
Carlos Freer es considerado uno de los mejores documentalistas del Centro Costarricense de Producción Cinematográfica Foto: cortesía Roberto García H..

La pintora Luisa González de Sáenz nació en San José en 1899 y falleció en 1982, a los 83 años. Fue integrante del denominado Grupo 8 y como parte de él le dio un nuevo impulso a la pintura abstracta costarricense.

En 1936 el Círculo de Amigos del Arte la premió con la Medalla de Oro por su obra “Retrato de María Cristina Goicoechea”.

También participó en la primera exposición que realizó la Casa del Artista en 1952, en donde impartió clases de pintura.

Una muestra de sus obras fue expuesta en la Octava Exposición de Artes Plásticas, realizada en el Foyer del Teatro Nacional, en el 2006. También en la muestra colectiva “Galería de los Maestros”, realizada en la Galería de la Casa del Artista en el 2007.

María Eugenia Fonseca Calvo
Periodista Oficina de Divulgación e Información
maria.fonwoxwsecacalvo@ucr.honiac.cr
Regresar Arriba