Saltar Navegación
inicio > noticias > 2006 > 07 > 10 > puntarenenses-cosech...

Puntarenenses cosechan triunfos internacionales en teatro

10 jul 2006
La obra “Grito Silencioso” se compone de tres historias y trata sobre la problemática del SIDA.
La obra “Grito Silencioso” se compone de tres historias y trata sobre la problemática del SIDA.

El Grupo de Teatro Universitario Puntarenense (TUP) de la Sede del Pacífico de la Universidad de Costa Rica, cosechó recientemente varias distinciones durante una presentación de la obra “¡Qué varas, mae!”, en Falcón, Venezuela.

El Lic. Danilo Montoya Ortega director del grupo narró que “aún no habían terminado la presentación, pero el público se metió al escenario a alzar en hombros a los actores. Los técnicos preguntaban: Maestro: ¿qué hacemos? ¿terminamos o no…? Minutos después todavía permanecían en hombros del público, que se había impactado tanto con la obra.”

Precisamente, en el Festival Nacional Grano de Oro 2001, este drama había logrado premios a la mejor obra, mejor director, actor, y actor de reparto.

Ya en el 2004, el elenco había realizado una gira a los carnavales de Mazatlán, Sinaloa, México, gracias a un convenio cultural de Puntarenas con dicho estado mexicano, y otra el año pasado a Covilha, Portugal. En ambas presentaciones obtuvieron sendos reconocimientos.

Mirando hacia atrás, Montoya recuerda el año 2000 como fecha de nacimiento el grupo, auspiciado por las Vicerrectorías de Acción Social y de Vida Estudiantil de la UCR, con el fin de dar a los estudiantes una oportunidad y un espacio para disfrutar el ambiente teatral.

Profesor de la Sede del Pacífico y director de la agrupación TUP, Montoya acumula una experiencia de más de 30 años en teatro popular, a lo largo de los cuales fundó el grupo “Aguamarina”, en 1973, de mucha trayectoria, y tuvo la oportunidad de participar como actor en la Compañía Nacional de Teatro y en varios montajes presentados y premiados en festivales de teatro. Montoya también es graduado en Derecho, con especialidad en criminología.

En su experiencia con universitarios, tiene la suerte de contar con un grupo de mucha mística que hace teatro social y lleva a la comunidad temas como el Sida, la agresión sexual a niños y mujeres, los derechos humanos en las cárceles, la violencia doméstica e infantil, y las drogas en colegios, entre otros.

Algunas de las piezas teatrales que han llevado a escuelas, colegios, foros, cárceles, hospitales, asilos, han sido ¡Qué varas, mae!; El indigente; Antón el hombre; El diablo y Dios; Juan Varela; Las Drogas; y Grito Silencioso.

En promedio, el TUP ofrece un promedio de 55 funciones por año alrededor del país.

Luis Fernando Cordero Mora.
Periodista Oficina de Divulgación e Información
lfcodyrzrder@cariari.fimzucr.ac.cr
Regresar Arriba