Saltar Navegación
inicio > noticias > 2022 > 07 > 15 > investigacion-de-la-...
Los datos previos al hackeo de la CCSS permitieron correr modelo de predicciones

Investigación de la UCR proyecta pico de 77 310 casos de COVID-19 para julio

La inmunización poblacional por vacunación e infecciones superadas reducirían las próximas “olas”, si no surgen nuevas variables resistentes.
15 Jul 2022Salud

Los esquemas completos de vacunación han sido fundamentales para reducir a más de la mitad el …
Los esquemas completos de vacunación han sido fundamentales para reducir a más de la mitad el pico de casos por COVID-19 entre febrero y julio, señalan los investigadores.  Foto: Laura Rodríguez Rodríguez.

Si usted cree que estamos pasando por el pico de una nueva ola de la pandemia, porque ha escuchado que un familiar, amigo o compañera de trabajo se ha enfermado por COVID-19 durante las últimas semanas (o incluso, por su propia experiencia), su intuición no se equivoca.

Ante la suspensión de los sistemas en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), producto de los intentos de hackeo que han vivido varias instituciones públicas, el país no ha tenido certeza de cuántas serían las personas enfermas por COVID-19 en el último mes y medio, ni tampoco de la gente hospitalizada, en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), o incluso de la cifra exacta de fallecimientos por ese mal.

Pero ahí es donde la ciencia acude en nuestra ayuda para tener alguna noción de lo que ocurre. Según un análisis matemático realizada por el Centro de Investigación Observatorio del Desarrollo (CIOdD) y el Centro de Investigación y Capacitación en Administración Pública (CICAP), ambos de la Universidad de Costa Rica (UCR), en este mes de julio el país estaría alcanzando 77 310 nuevos casos activos producto de este virus, es decir, el pico de una nueva ola.

Según comentó el investigador del CIOdD, Guaner Rojas Rojas, extraer estos datos fue posible gracias al estudio del comportamiento previo que ha tenido la pandemia y a que las subvariantes que predominan en el país actualmente son las mismas que estaban presentes desde mayo.

Investigador del CIOdD, Guaner Rojas: posibilidad de extraer datos por COVID-19 pese al hackeo en la CCSS

La ola actual es la segunda de este año, aunque con un número de personas enfermas mucho menor que el presentado en febrero (163 464 casos activos en aquel momento, una reducción del 52,7 % a julio).

Además, en el mes el curso se habría contabilizado un pico de 695 pacientes internados en los hospitales, de los cuales 123 estarían en las UCI. El punto máximo de fallecimientos diarios alcanzaría las 8 víctimas.

Según los datos del Ministerio de Salud, el 13 de febrero de este año se presentó el pico de …
Según los datos del Ministerio de Salud, el 13 de febrero de este año se presentó el pico de casos activos por COVID-19 más alto desde que inicio la pandemia: 163 114. Debido a los hackeos, no hay cifras disponibles después de mayo de este año.

En total, los académicos calculan que entre el 1 de junio y el 31 de julio el país habría alcanzado 230 226 casos de infección. Esto significa que desde marzo de 2020, Costa Rica registra ya un total de 1 135 160 reportes por COVID-19.

El investigador del CICAP, Rodolfo Romero, explicó que la ausencia de información reciente no fue obstáculo para que los investigadores puedan lanzar la expectativa del comportamiento de la pandemia, con base en los números que se han presentado en los últimos dos años y cuatro meses.

Investigador del CICAP, Rodolfo Romero: coyuntura actual de la pandemia

Las razones que sugieren la posibilidad de que la pandemia mengüe son, fundamentalmente, dos: la primera es que ahora existe una cantidad mayor de población vacunada. La segunda es que también hay más gente con anticuerpos del virus, debido a que se enfermaron y superaron esta situación. Además, las variables presentes en el país no han mutado lo suficiente como para hacerse resistentes a los dos factores mencionados.

Nueva ola hasta el próximo año

Los cálculos del comportamiento futuro de la pandemia se realizan también con base en los últimos datos suministrados por la CCSS hasta fin de mayo, justo antes de los ataques de hackers a esa institución, aunado a las cifras que ha presentado la pandemia desde su arribo a territorio nacional.

Así, la tendencia a la baja se prolongaría incluso hasta el mes de octubre, donde el modelo matemático prevé un mínimo de 23 946 casos activos, 207 personas internadas y 36 en las UCI. De hecho, se espera que la siguiente ola llegue a Costa Rica hasta inicios del 2023, la cual rondaría los 50 mil casos activos.

Tal panorama sería así, siempre y cuando no lleguen nuevas variantes que sean más resistentes a las fórmulas de las vacunas, o a los anticuerpos heredaros por esta enfermedad a quienes ya superaron el COVID-19, es decir, que Ómicron y sus subvariantes continúen dominando en el país.

Rojas hizo un llamado a no subestimar a la pandemia pese de este pronóstico decreciente, pues señaló que los casos en una futura ola podrían ser numerosos y descartó la posibilidad de llamar como “pequeño” a un futuro pico de personas infectadas.

Investigador del CIODD, Guaner Rojas: las curvas podrían menguar, pero los casos pueden seguir siendo muchos

Finalmente, el experto del CIOdD se mostró esperanzado en que la CCSS pueda reactivar pronto sus sistemas digitales de registro. Esto permitiría contar con datos más frescos, que lleven a vaticinios más certeros sobre la cantidad de personas enfermas por COVID-19 que tendría el país en los próximos meses.

No obstante, afirmó que el equipo de investigadores de la UCR está listo para ofrecer un posible panorama de la pandemia aún si el hackeo continúa en la Caja.

Investigador del CIODD, Guaner Rojas: hackeo crea un reto a investigadores para dar datos de COVID19

Ambos investigadores insisten en reforzar la promoción del esquema de vacunación completo y el mantenimiento en los protocolos de lavado de manos, así como realizar reuniones de personas en espacios lo más ventilados posible.

Regresar Arriba