Saltar Navegación
inicio > noticias > 2020 > 03 > 06 > la-bibliotecologia-c...

La Bibliotecología como apoyo al desarrollo social

6 mar 2020Sociedad
Las diversas poblaciones han aprendido que las bibliotecas no son sólo lugares físicos de …

Las diversas poblaciones han aprendido que las bibliotecas no son sólo lugares físicos de almacenamiento de documentos, sino también espacios diversos de acciones concretas, orientadas al desenvolvimiento integral de las personas en su entorno.

El Trabajo Comunal Universitario Proyección social de las unidades de información a partir de la gestión de la información, la alfabetización digital y el fomento de la lectura, la investigación y la cultura TC-689, es un proyecto que nace en el año 2015 en la Escuela de Bibliotecología y Ciencias de la Información, con una visión participativa interdisciplinaria, transdisciplinaria y de trabajo colaborativo, donde la bibliotecología se convierte en un agente promotor de desarrollo social y atención de necesidades de diversas poblaciones.

Por medio de este TCU los estudiantes de bibliotecología y otras carreras de la Universidad de Costa Rica como Francés, Inglés, Ingeniería y Administración Pública, desarrollan actividades de acción social en distintas comunidades, a través de la alfabetización digital, el fomento a la lectura, la investigación, el desarrollo cultural y la capacitación en temas de interés actual y educación popular no formal. Durante cuatro años el TCU ha trabajado con diversas poblaciones, beneficiando a miles de personas a nivel de las comunidades y alrededor de 200 estudiantes de la Universidad de Costa Rica.

Las actividades se desarrollan en unidades de información a lo largo del Gran Área Metropolitana en coordinación con asociaciones e instituciones de bienestar social, que poseen objetivos afines al proyecto, las cuales colaboran logísticamente y facilitan sus instalaciones.

Hasta el momento se ha participado en liberaciones de libros en las instalaciones de la …

Hasta el momento se ha participado en liberaciones de libros en las instalaciones de la Universidad, entrega de bultos a estudiantes en etapas materno infantil y escolares, talleres de fomento a la lectura, talleres de origami y envoltura de regalos, capacitaciones a adultos mayores en el uso de tarjetas, recorridos con el Biblio-Bus del SINABI, formaciones rápidas y gratuitas en LESCO, colaboración en actividades de cuidado ambiental, entre otras cosas.

Según las encargadas del TCU, Iria Briceño y Dessiré Rodríguez, aún se requiere mayor promoción a nivel institucional y espacio para realizar las actividades y guardar material, pero se encuentran satisfechas con los resultados obtenidos hasta el momento, pues las poblaciones beneficiadas han ido en aumento al darse a conocer las actividades que se realizan en diferentes zonas del GAM, atrayendo a miles de niños, niñas, jóvenes, padres y madres de familia, personas adultas y adultas mayores.

Entre los beneficios de este TCU, Briceño y Rodríguez destacan el establecimiento de vínculos importantes con asociaciones, cooperativas, instituciones de bienestar social, redes de bibliotecas y unidades de información específicas públicas y municipales, que se han abierto a las nuevas propuestas bibliotecológicas de realización de actividades concretas, más allá de los servicios tradicionales de información.

Las poblaciones cubiertas han logrado obtener recursos de apoyo a la educación, formación en temas de su interés e información relevante para su desarrollo personal, así como tener una experiencia lúdica muy positiva por medio del contacto con unidades de información y profesionales en información. De esta manera la Bibliotecología, como ciencia del conocimiento y la información, se ha posicionado como un eje de apoyo al desarrollo social, alcanzando un rol central en las actividades de contacto con las comunidades. 

Se ha enriquecido la formación profesional y la perspectiva personal de quienes participan en el …

Se ha enriquecido la formación profesional y la perspectiva personal de quienes participan en el TCU, pues se han visto beneficiados los estudiantes universitarios quienes, a través de las actividades y el contacto con las comunidades, han valorado su aporte al desarrollo social e individual de aquellos con quienes interaccionan.

Con el trabajo interdisciplinario y transdisciplinario del TCU, se ha logrado crear una red de desarrollo comunitario y social, donde la Bibliotecología, como promotora de espacios y actividades de información y formación, da a conocer las oportunidades de acceso a diferentes temas de interés de las comunidades, que pueden abrirse a través del contacto con las bibliotecas y las unidades de información.

Las y los estudiantes de Bibliotecología y otras carreras, han logrado conocer y dar a conocer la importancia del trabajo colaborativo y la inclusividad, en el desarrollo social de las comunidades, entendiendo las necesidades de las personas que poco a poco se han ido acercando a las actividades desarrolladas por el TCU.

Todo o antrior promueve el contacto entre la Universidad de Costa Rica y otros sectores sociales, lo cual posibilita el acceso a la educación formal y no formal, impulsado tradicionalmente por la Facultad de Educación y la UCR.

 

 

María Encarnación Peña Bonilla
Periodista, Oficina de Divulgación e Información
Áreas de cobertura: educación y estudios generales
maria.pezmlznabonilla@ucr.kraqac.cr

Marina Rivera Vargas
Biblioteca de la Facultad de Educación
decanato.jrvdeducacion@ucr.flqoac.cr
Regresar Arriba