Saltar Navegación
> noticias > 2018 > 11 > 07 > como-se-utiliza-el-s...

¿Cómo se utiliza el superávit en la UCR?

7 nov 2018Gestión UCR

Recientes publicaciones en la prensa nacional han abierto la discusión sobre los superávits en las instituciones públicas y se cuestiona el manejo de estos recursos. La Universidad de Costa Rica no ha estado exenta ante esta situación

Por solicitud de la Contraloría General de la República (CGR), la UCR deberá trasladar superávit específico, que ya está comprometido para fines como los programas de inversión o becas, al rubro de superávit libre, situación que no se había presentado anteriormente y que implica que la institución tenga que replantear procesos administrativos. En este sentido las autoridades universitarias insisten en que esta directriz de la CGR atenta contra el artículo 84 de la Constitución Política que indica que la UCR “goza de independencia para el desempeño de sus funciones y de plena capacidad jurídica para adquirir derechos y contraer obligaciones, así como para darse su organización y gobierno propios”, sin que esto signifique en ningún momento dejar de rendir cuentas ante las instancias de control correspondientes.

¿Qué es un superávit libre y qué es uno específico?

En primera instancia los superávits se clasifican en superávit libre y superávit específico. El primero es el exceso que queda de los ingresos y gastos ejecutados al final de un año y los recursos sobrantes se pueden utilizar en distintas áreas según las necesidades de las institución.

Mientras que el segundo se refiere también a ese excedente pero que por disposiciones especiales o legales tiene que utilizarse para un fin ya definido.

Por lo tanto, la diferencia entre ellos, es que el superávit libre se puede utilizar en nuevas necesidades institucionales, mientras que el superávit específico, ya tiene un fin de acuerdo con lo planificado.

En el caso de la UCR, los superávits específicos obedecen a disposiciones de carácter especial como convenios, contrato de fideicomiso, proyectos de inversión, reglamentos y acuerdos, estos dos últimos dictados por el Consejo Universitario.

Este carácter especial se asigna con el objetivo de que los recursos se utilicen en un área determinada de interés institucional o para mantener una sana administración de los recursos, con el fin de cumplir con los compromisos y obligaciones originadas en la contratación administrativa. En muchos casos la Universidad ya adquirió el compromiso legal sea por medio de orden de servicio, de compra o contrato de construcción, por lo que esto obliga a identificar estos excedentes como un superávit específico en el presupuesto del año siguiente.

Por lo anterior se incurre en errores al manifestar que la institución tenga recursos sin ejecutar o que se pueden trasladar al rubro de superávit libre.

Algunos ejemplos de superávits específicos de la UCR son el de de Megaproyectos, el de Proyectos de Inversión o el de becas.

El primero asigna los recursos para hacer frente a las necesidades generadas producto del Fideicomiso UCR-BCR 2011. Estos recursos tienen como objetivo, realizar los pagos respectivos de amortización, intereses y comisiones que corresponden a las obras de inversión contratadas mediante la figura del Fideicomiso.

El segundo, por su parte, se considera específico, según la normativa interna, debido a las características de los proyectos de inversión, ya que muchos de los recursos que se asignan a este programa, provienen de presupuestos extraordinarios y modificaciones presupuestarias, que se aprueban ya avanzado el año, por lo que no se pueden utilizar los recursos en un solo período.

Mientras que el tercero, también por normativa interna establece que el superávit específico del presupuesto de becas se puede utilizar solamente para el mismo propósito.

 

 

Andrea Marín Castro
Andrea Marín Castro
Periodista Oficina de Divulgación e Información.
Destacada en: administración y artes
andrea.mavugtrincastro@ucr.kiyhac.cr
Regresar Arriba