Saltar Navegación

Coriumgrabado: una innovación a nivel mundial

El Registro Nacional de la Propiedad otorgó a la Universidad de Costa Rica una patente por la invención del coriumgrabado, una nueva técnica, menos costosa y no tóxica de hacer grabados artísticos. Una innovación del investigador Salomón Chaves.

> noticias > 2018 > 01 > 30 > tecnica-de-grabado-c...

Técnica de grabado creada en la UCR es reconocida como innovación a nivel mundial

Registro de la Propiedad concedió patente a la UCR por técnica de“Coriumgrabado”
30 ene 2018Innovación

El pasado 17 de diciembre, el Registro Nacional otorgó a la Universidad de Costa Rica una nueva patente. En esta ocasión se reconoce una técnica de grabado, desarrollada en la Facultad de Artes, como una innovación a nivel mundial.

La técnica fue desarrollada por el investigador y artista Salomón Chaves Badilla, quien creó esta opción de grabado no tóxico, más sencilla, menos peligrosa para su manejo y que además no contamina.

La entrega de la patente reconoce tanto la calidad de investigación e innovación de la técnica como su aplicabilidad real en la sociedad. En promedio, el Registro de la Propiedad recibe más de 670 solicitudes al año y otorgan en promedio apenas 80, pues se trata de un proceso minucioso. 

El proyecto surge como parte de la tendencia contemporánea del huecograbado no tóxico, pues actualmente los artistas que trabajan la técnica de grabado sufren las consecuencias de utilizar químicos para llevar a cabo sus obras artísticas.

Con la invención de esta técnica se abrirán más posibilidades de realizar huecograbado con procesos no nocivos para el medio ambiente ni para la salud de quienes las utilizan.

Esta invención se realizó como parte de la tesis doctoral de Salomón Chaves en la Universidad Complutense de Madrid, titulada: “Técnica y didáctica de huecograbado en cuero como materia prima para la elaboración de matrices en técnicas de grabado no tóxico para la Facultad de Bellas Artes de la UCR”.

LEA TAMBIÉN: Publicación hace útiles aportes al grabado

La técnica fue gestionada por la Unidad de Gestión y Transferencia del Conocimiento para la Innovación (Proinnova-UCR) en el 2011, y en el 2012 se presentó la solicitud de patente ante el Registro Nacional. Casi cinco años después, luego de estudios y validaciones, la patente fue concedida.

Primera patente en el campo de las Artes

El reconocimiento a la calidad inventiva que supone el otorgamiento de una patente, resulta de mayor importancia en esta ocasión por ser la primera obtenida en el campo de las Artes.

Para la directora de Proinnova-UCR, Marianela Cortés Muñoz, se trata de un incentivo que evidencia la calidad, importancia y relevancia de la investigación que desde las Artes se puede generar para impactar positivamente en la sociedad.

Niños ven el proceso de trabajo y la técnica de "Coriumgrabado" del investigador …
Niños ven el proceso de trabajo y la técnica de "Coriumgrabado" del investigador Salomón Chaves Badilla. (Túnel de la Ciencia, diciembre 2017).   - foto Cristian Araya Badilla.

Aunque la patente otorgada al Coriumgrabado es la primera en su área, la UCR trabaja en más proyectos innovadores de alto impacto para las artes. Cynthia Céspedes Alfaro, gestora de innovación para el área de las Artes lista entre sus proyectos los álbumes ilustrados, una nueva técnica de pintura digital, un proyecto para recobrar el patrimonio cultural musical y el conocido Musicar, una plataforma donde los “musicantes” comparten intereses e intercambian recursos y donde el público interactúa con la música; entre otros proyectos.

“Precisamente la propiedad intelectual es una herramienta para fomentar la innovación y en un sector como el artístico, que es parte considerable del desarrollo económico de un país, la innovación está latente para facilitar el trabajo de los artistas y fomentar el arte en niños y jóvenes”, comentó la gestora de innovación, Cynthia Céspedes Alfaro.

En este caso del Coriumgrabado, la patente permitirá gestionar el conocimiento para potenciar su divulgación y acceso a más públicos. Se trata de un aporte que reconoce la dificultad de los estudiantes de Artes y de las casas de enseñanza de trabajar las distintas técnicas, pues los materiales suelen ser muy costosos. En otros casos, las patentes restringen el uso de las innovaciones por parte de terceros, a fin de asegurar que el conocimiento generado será utilizado de forma estratégica en beneficio del país.

Gabriela Mayorga López
Gabriela Mayorga López
Periodista, Oficina de Divulgación e Información
gabriela.mayorgalopez@ucr.ac.cr

Regresar Arriba