Saltar Navegación
inicio > noticias > 2016 > 06 > 02 > politologo-espanol-e...

Politólogo español estuvo de visita en la UCR

Manuel Alcántara estableció vínculos con Ciencias Política y habló de la situación en España y América Latina
2 jun 2016Sociedad
El Dr. Manuel Alcántara visitó la Universidad de Costa Rica para determinar las …
El Dr. Manuel Alcántara visitó la Universidad de Costa Rica para determinar las posibilidades de colaborar con la Escuela de Ciencias Políticas en programas de docencia e investigación y además ofreció una conferencia (foto Denis Castro Incera). 

El politólogo español Manuel Alcántara, profesor e investigador de la Universidad de Salamanca, visitó la Universidad de Costa Rica para iniciar un trabajo de colaboración con la Escuela de Ciencias Políticas (ECP). Como parte de su visita ofreció una conferencia sobre el proceso político español.

En una entrevista para la Oficina de Divulgación e Información (ODI), el Dr. Alcántara conversó sobre la vinculación con la ECP, el panorama que enfrenta España ante las elecciones de finales de junio, y también se refirió al contexto político actual latinoamericano, que es su tema de estudio.

¿Cuál es el propósito de su visita?

Bueno dos cosas,  la primera es ver las posibilidades de colaborar con la Escuela de Ciencias Políticas en programas de docencia e investigación, y lo segundo dar una conferencia sobre el proceso político que vive España en la actualidad.

¿Cuál es la vinculación que se busca con la ECP y la UCR?

Nosotros tenemos una serie de temas de investigación que son bastante comunes. Nos interesan cuestiones que tienen que ver con democracia representativa, desde la perspectiva de los partidos políticos, desde la perspectiva electoral, de la cultura política, y también del funcionamiento del congreso y las relaciones entre el congreso y el Ejecutivo, así que nos interesa explorar la posibilidad de proyectos de investigación en estos temas.

¿Cuál fue el argumento de la conferencia que dictó en la UCR?

El título fue los elementos del proceso político español, entonces abordé los elementos del mismo que entraron en crisis, coincidiendo tanto con la crisis económica que vive España desde hace 6 años, como también con un cierto desgate de la democracia representativa en mi país. Eso tiene un punto de inflexión que es el movimiento de los indignados, que se pone en marcha el 15 de mayo de 2011. Y luego políticamente hablando, tiene otro punto de inflexión con las elecciones europeas del 2014, en las que el sistema de partidos español, que estaba basado en dos grandes partidos, se destruye y aparecen otros dos partidos políticos que se han venido consolidando y que han transformado totalmente el panorama político español. Ahora es un poco especular sobre cuál puede ser el escenario que se dé a partir de las elecciones de finales de junio.

Ese escenario es el de gobiernos de coalición, como en otros países de Europa. Y que es un escenario que por otra parte es insólito para España, porque no se ha dado en los 38 años que llevamos de democracia, entonces es un escenario novedoso.

¿Cómo analiza usted el panorama político actual en América Latina?

Acabo de escribir un artículo en el que defiendo que hay un cambio de ciclo en la vida pública latinoamericana y este cambio tiene dos ejes. Uno es la economía. La economía latinoamericana ha vivido hasta aproximadamente el 2014, en un momento de gran expansión debido a que había una gran demanda de materias primas, sobre todo por parte del mercado asiático, además las materias primas tenían un precio muy alto. Esto ha significado una entrada de muchas divisas y ha permitido una política expansiva en la economía. Esto se ha terminado como consecuencia de la contracción de la demanda y la baja de los precios. Y esto lo están pagando países como Brasil, Argentina y Colombia.

En segundo lugar, la política latinoamericana estuvo durante una larga década dominada por una serie de políticos que se han gastado, que ha pasado ya su turno, bien por el desgaste humano o bien porque el electorado se ha cansado de ellos. Yo creo que el fin de ciclo se va a consolidar en el 2018 cuando se celebren elecciones en Colombia, México y Brasil.

Pero además en este escenario hay un caso que me parece fundamental, que es la muerte de Hugo Chávez. Esto cambia mucho el panorama porque para muchos Hugo Chávez era un líder que representaba determinados valores y puntos políticos y además una cosa también importante es que Hugo Chávez tenía una capacidad de liderazgo dentro de sus pares, dentro de los otros presidentes latinoamericanos. Era un hombre escuchado y era un hombre querido, algo insólito en la política latinoamericana. Nunca hemos encontrado un líder, un presidente que fuera tan respetado como Hugo Chávez, incluso los que no estaban de acuerdo con él, le tenían respeto.

Estos elementos nos permiten hablar a grosso modo de un cambio de ciclo, este cambio es en el que estamos ahora y que tiene un componente ideológico, si se quiere de retracción, es decir de vuelta a parámetros más conservadores, pero también de desintitucionalización.

Creo que lo que ha pasado en Brasil es preocupante porque supone, de alguna manera, una manipulación de instituciones que estaban hechas para otra cosa, pero que se hacen con fines políticos. Yo no creo que lo que hubo en Brasil haya sido un golpe de estado, pero sí creo que ha sido la utilización de un mecanismo como es el juicio político o el impeachment, instrumentalizado políticamente

¿Cómo se vislumbran las relaciones con Latinoamérica en el contexto de las elecciones presidenciales en Estados Unidos?

Dentro de las dificultades que conlleva hacer predicciones, creo que las elecciones no las va a ganar Trump, no lo creo. Si las gana Hillary Clinton no va a cambiar nada, las relaciones van a seguir muy iguales. Si las ganara Trump, si va a haber problemas, sobre todo con los países que tienen un contingente de migrantes allí muy fuerte, pienso en México, pero también Guatemala, Honduras, El Salvador. 

Regresar Arriba