Saltar Navegación
inicio > noticias > 2014 > 04 > 08 > pide-formar-estudian...
Diputada acepta que perdió la batalla que dio por ley de biomédicas

Pide formar estudiantes críticos y solidarios

8 abr 2014Salud
Para la diputada María Eugenia Venegas la Universidad es la llamada a  ser contestaria, …
Para la diputada María Eugenia Venegas la Universidad es la llamada a ser contestaria, cuestionadora, además de que es libre para pensar, hacer y actuar (foto Rafael León).

La diputada María Eugenia Venegas Renauld, del Partido Acción Ciudadana (PAC) aceptó que perdió la batalla que dio por tres años para que se aprobara una ley que regule la investigación biomédica,con los principios más altos de protección de la salud y la dignidad humana y que controle la acción desproporcionada de las empresas farmacéuticas trasnacionales.

Así lo expresó durante la conferencia inaugural que impartió en la Facultad de Farmacia, este 3 de abril, la cual versó  sobre el tema La enseñanza de la Farmacia en la Universidad de Costa Rica (UCR), su compromiso con la sociedad costarricense.

Ayer se votó el segundo debate en el plenario legislativo del proyecto Nº. 11.777 denominado Ley Reguladora de la Investigación Biomédica, después de que la Sala Constitucional no le señalara vicios de inconstitucionalidad.

Finalmente en el texto del proyecto no se incluyeron las propuestas de texto sustitutivo elaborado por la Mesa de Diálogo instaurada en agosto de 2012 y en la que participaron investigadores de la UCR, en el análisis del dictamen de mayoría aprobado por la Comisión de Asuntos Sociales de la Asamblea Legislativa.

Además esta Casa de Enseñanza Superior aportó insumos adicionales al tema para que los tomaran en cuenta los legisladores, entre ellos los dictámenes del Consejo Universitario y del Consejo del Área de la Salud, así como las conclusiones y ponencias de un foro sobre la temática que se realizó a mediados del 2012.

La diputada comentó que fue una lucha en la que puso todo su capital humano “para no perder el norte de que es la protección de las personas más vulnerables las que deben salvaguardarse, pero la lucha la perdí”, expresó.

Para su criterio la verdadera investigación “que reporta indicadores de ciencia y tecnología no se cosecha de trabajos multicéntricos, donde vienen hipótesis y el método de afuera, sino de los estudios que se diseñan y se proponen aquí”.

En el auditorio Gonzalo González de la Facultad de Farmacia la Dra. María Eugenia Venegas …
En el auditorio Gonzalo González de la Facultad de Farmacia la Dra. María Eugenia Venegas impartió su conferencia inaugural, recordó su ingreso a la UCR así como su decisión de ser profesora universitaria (foto Rafael León).

Al respecto agregó que “se trata de empresa maquileras que sacan pacientes de la CCSS para llevarlos a consultorios privados” y que los médico que participan reciben buenos honorarios. “No me importa si se ganan un millón, el problema es cómo llega esto a los fondos de la nación y cómo se ve beneficiada realmente la gente a partir de esto”, argumentó.

Frente a un auditorio abarrotado de estudiantes y docente les hizo un llamado para que quienes en el futuro trabajen con esas empresas, lo hagan “con los más altos estándares éticos”.  Dijo que no hay un ser más vulnerable que un enfermo o una persona con un quebranto físico o espiritual. “El personal de salud y religioso (tanto pastores como sacerdotes) han hecho del sufrimiento humano, una empresa muy rentable”, afirmó.

Estudiantes concientes y críticos

Para Venegas, quien ha sido profesora y exdecana de la Facultad de Educación de la UCR, el Estatuto Orgánico de la UCR marca perfectamente el camino que debe seguir todo plan de estudios y todo proceso de acreditación y de autoevaluación de las carreras, porque sus principios y propósitos guían la acción formadora.

Entre otros señala la necesidad de hacer las transformaciones que  Costa Rica necesita y desarrollar la solidaridad con todos los sectores del país, razón por la cual para la expositora “todo estudiante de la UCR debe comprender que en este país hay un millón de personas que son pobres y 300 mil viviendo en extrema pobreza y por lo tanto deben tener un compromiso con la sociedad, porque su formación se financió con fondos públicos pagados por el pueblo costarricense”, enfatizó.

Asimismo expresó que este no es el país más feliz del mundo, que tiene un porcentaje muy alto de jóvenes que no terminan la educación media, que hay étnias que no tienen oportunidades educativas y un creciente grupo de jóvenes que ni estudian ni trabajan.

“Entender esta realidades toca a la enseñanza, toca a la docencia y toca a una carrera como Farmacia de una universidad pública, porque es diferente en una universidad privada”

Añadió que los estudiantes deben  entender el  privilegio que tuvieron de acceder a una carrera universitaria pública y que se debe “sincronizar la labor formativa con los más preclaros principios de esta Universidad, con las formas pedagógicas más relevantes para optimizar el desarrollo cognitivo, el desarrollo emocional y el desarrollo social de ustedes como futuros profesionales, para ponerlo en sintonía con algo que cuesta mucho: la solidaridad”, enfatizó.

La decana de la Facultad de Farmacia, Dra. Lidiette Fonseca González hizo la presentación de la …
La decana de la Facultad de Farmacia, Dra. Lidiette Fonseca González hizo la presentación de la conferencista invitada (foto Rafael León).

Venegas considera urgente cambiar la forma de enseñar a los estudiantes de hoy, porque son completamente diferentes a los de otras generaciones. “Hoy los estudiantes son caóticos, complejos, diversos en su unidad, se enchufan con diferentes aparatos y vibran en mundos interconectados, mientras el profesor sigue en blanco y negro gravitando en su propia órbita”, expresó.

A los docentes les recomendó que investiguen lo que van a enseñar para que problematicen su enseñanza y se ajusten a las herramientas didácticas  que más les guste, pero que analicen la realidad del país, que los formen con enfoque humanista y conciencia crítica, pues este es el plus que un graduado de la UCR  tiene cuando quiere insertarse en el mercado laboral: el haberse formado con una visión social y tener un claro compromiso con la ética profesional, manifestó.

Indicó que pueden recurrir a otras opciones formativas como foros, simposios, seminarios críticos de la realidad nacional, redes sociales, análisis periodísticos, trabajo conjunto con otros estudiantes.

Aunque es una convencida del gran aporte que brinda al estudiante la formación humanística, cree que es necesario cuestionarse donde están colocados los cursos optativos en un plan de estudios, “porque pareciera que los estudiantes quieren brincarse estos requisitos con garrocha, para entrar directamente a la carrera”, acotó

Para la ex estudiante de la carrera de Farmacia, el corolario de esta  Facultad “es fomentar una vocación para la diferencia, para la diversidad, para el ejercicio de la ciudadanía, para un trabajo responsable y efectivo de sus graduados”.

Durante su exposición, la Dra. Venegas además hizo un repaso histórico de lo que fueron las primeras opciones de formación en Farmacia en el país, como fue la Cátedra de Farmacia de la Universidad de Santo Tomás, a partir de 1874; la creación de la primera Escuela de Farmacia de 1897 y la incorporación de esa Escuela a la UCR, a partir de 1940.

Esta asesora pedagógica resaltó que desde 1897 en esencia se ha mantenido el mismo plan de estudios, con un fuerte énfasis en Farmacología, como materia madre. Indicó que los contenidos sociales se incluyeron a partir de su pertenencia a este centro de educación superior.

Regresar Arriba